La motivación laboral es la capacidad que tienen las empresas y organizaciones para mantener el estímulo positivo de sus empleados en relación a su trabajo y a la consecución de los objetivos deseados y establecidos por aquellas.

Uno de los grandes retos de los buenos líderes en la organizaciones modernas es motivar a los demás, tener la habilidad y la capacidad de ilusionar a las personas para conseguir que le sigan de una manera natural.

En el libro: “100 formas de motivar a los demás” de los autores Steve Chandler y Scott Richardson, podemos encontrar muchos ejemplos de como hacerlo. El libro demuestra  cómo los grandes líderes pueden lograr resultados de locura sin volver loco a nadie.

10 formas de motivar a los demás

Un verdadero líder no controla sino que propicia las situaciones mediante su modo particular de hacer las cosas. Así pues, el líder ayuda a las personas para que actúen por iniciativa propia. Un buen líder sabe cómo motivar al personal. No iba a poner en esta entrada las 100 formas del libro, pero he escogido estas 10 que sirven perfectamente de ejemplo:

10-formas-motivar-demas

  1. Comprenda de dónde viene la motivación: la motivación viene del interior. Los buenos líderes hacen que las personas se motiven a sí mismas mediante ese liderazgo.
  2. Sea la causa, no el efecto: los líderes actúan no como un efecto sino como una causa
  3. Recomiende pensar: las personas se sienten motivadas cuando piensan en cosas motivantes. El pensamiento, y no las circunstancias, debe reinar.
  4. Alimente un ego sano: tener confianza inspira lo mismo en la gente.
  5. No admita limitaciones: se les debe demostrar a las personas que son capaces de mucho más de lo que creen.
  6. Motive con el ejemplo: los líderes deben ser “hacedores”, no “sentidores”. Nuestra habilidad de motivar gente se incrementará exponencialmente a medida que nuestra reputación como “hacedores” crece.
  7. Dé poder a las demás personas: para que la gente se disponga a trabajar, los líderes deben eliminar el miedo a tomar decisiones.
  8. Cree una cultura del reconocimiento: las personas deberían ser reconocidas hasta por lo más mínimo. Esto las motivará a hacer las cosas bien.
  9. Debata con usted mismo: cuestionar nuestras propias ideas elevará nuestro pensamiento a un nuevo nivel.
  10. Lidere desde el frente: los líderes pueden ser muy motivadores si ellos son los primeros que hacen lo que quisieran que su gente hiciera.

Es importante para conseguir todo esto, tener presente aquella frase de Mark Twain: “Mantente alejado de aquellas personas que tratan de menospreciar tus ambiciones. Las personas pequeñas siempre lo hacen, pero los verdaderamente grandes hacen sentirte que tú también puedes ser grande”.


AUTOR: JUAN CARLOS BARCELÓ

FUENTE: IMF FORMACIÓN

VER + EN: http://www.imf-formacion.com/blog/recursos-humanos/liderazgo/10-formas-motivar-los-demas/