Autoempleo, un lugar posible

Autoempleo, un lugar posible

¿Autoempleo? ¿Para mí?… Yo no entiendo de eso, es algo muy difícil, mucho papeleo, no tengo dinero para invertir, ojalá tuviera una buena idea… Si alguna vez te has planteado iniciarte en el mundo del autoempleo seguro que éstas y muchas más son las primeras ideas que se te han venido a la mente. Casi echarte a temblar cuando te plantean algo así es muy común, pero ¿es posible?

Hay dos opciones a la hora de encontrar trabajo. La primera registrar tu CV en todas las ofertas, presentar tu autocandidatura a empresas, hacer contactos; en definitiva, esperar a que alguien te de trabajo. La segunda es algo parecido, pero esta vez sólo depende de ti, el autoempleo.

En el tema del mes vamos a analizar las posibilidades o no de autoemplearse y si, realmente, tiene tantos inconvenientes como parece… 

Autoempleo, no entiendo de eso… ¿Es algo muy difícil?

Todos/as tenemos en mente que el autoempleo es montar una empresa de grandes dimensiones, con su establecimiento, sus empleados/as, sus gastos, etc. Y, por el contrario, en la mayoría de los casos no es así. Es posible autoemplearte en casa, con tus herramientas e instrumentos de trabajo habituales, teniendo las redes sociales como escaparate al mundo, haciendo lo que te gusta y convirtiendo tu hobby, tu pasión, en tu profesión. Ser autónomo/a no requiere tener proyectos ambiciosos o de grandes dimensiones o ideas totalmente revolucionarias para triunfar en el mercado de trabajo, aunque, éstas pueden ayudarte a competir en el mercado.

Pero… ¿por dónde empezar? ¿dónde encuentro información? 

Para encontrar un poco de sentido en todo este “caos” relacionado con el autoempleo existen organismos especializados que basan su trabajo en la ayuda y orientación al emprendedor. Por ejemplo, laUnión de Profesionales Trabajadores Autónomos (UPTA) ha creado la campaña “Tú, tu proyecto, tu futuro” donde a través de su web publican información de los procesos a seguir en la creación de empresas, experiencias de otros/as emprendedores/as, así como un Manual Práctico de Autoempleo muy completo donde explican, de una forma sencilla, las diversas formas de ejercer el autoempleo, la gestión administrativa y la elaboración de un plan de empresa.

Por otra parte, el Instituto de la Juventud (Injuve) ha realizado una Guía de Recursos de Emprendimiento Empresarial, donde se indican muchos de los recursos con los que una persona emprendedora puede contar en las Administraciones de la Unión Europea, del Estado y de las diferentes Comunidades Autónomas.

¿Mucho papeleo? ¿No tengo dinero para invertir?

El “papeleo” no se puede decir que sea sencillo: registro en Hacienda, en Seguridad Social, declaración trimestral de impuestos y presentación de otros documentos que pueden echarte atrás o desanimarte en la idea de emprender. Aunque, para ello cuentas con el asesoramiento de profesionales especializados en la ayuda al emprendedor, obteniendo apoyo gratuito con personal técnico de autoempleo en los Ayuntamientos, Cámaras de Comercios, Fundaciones, Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial (CADE), incluso de forma virtual o de forma privada en empresas como asesorías fiscales y laborales. Todos ellos no sólo te ayudarán a dar forma a tu idea, sino que te asesorarán en el planteamiento formal de la misma, plan de empresa, obtención de subvenciones, préstamos bancarios, etc. También, estarán contigo en el seguimiento y evolución de tu empresa, proporcionándote información sobre captación de clientes, orientándote en la presentación de los modelos de impuestos, en definitiva, ayudándote a llevar tu proyecto y conseguir tus objetivos.

 Cómo decíamos al principio, el autoempleo no significa obligatoriamente la necesidad de montar una gran empresa. Puedes hacerlo sin tener que recurrir a grandes inversiones. Hay diversas maneras de conseguir financiación, desde las “ayudas familiares”, los microcréditos para emprendedores (préstamos ICO, créditos para emprendedores, etc.), hasta el crowdfunding.

 ¿El crowdfundi…qué?
El crowdfunding es una medida basada en el concepto del mecenazgo. Consiste en una financiación colectiva, es decir, yo tengo una idea pero no tengo dinero y tú tienes dinero y te encanta mi idea, con lo cual me aportas dinero a cambio de una recompensa para que pueda llevar a cabo mi idea. Aquí te dejamos una web donde encontrarás información variada sobre esta nueva (o no tan nueva) forma de financiarse y también, puedes visitar este enlace donde varios proyectos buscan su financiación. Lo importante es tener una idea y la decisión de llevarla a cabo.

 ¿Una buena idea?

 Hay poco que no se haya inventado ya. Las buenas ideas nacen de la observación de la vida diaria, mirar a tu alrededor te dará buena información de lo que necesita tu cliente. Lo importante no es tener una idea novedosa, sino tener una idea útil y que se adapte al mercado. 

 ¿Fuentes para crear una buena idea?

 Observación, talento y creatividad son las máximas para maquinar una buena idea.

La observación como punto de partida. Detectar y nutrirte de nuestro alrededor nos dará una visión más amplia de lo que estamos buscando, seguro que en más de una ocasión has pensado, “es imposible que esto aún no esté inventado” o “para mejorar esto podríamos…”. A veces la idea esta a simple vista, otras sólo hay que indagar más.

El talento no es más que la capacidad para ejercer o desempeñar una actividad. Todos/as somos buenos en algo, seguro que hay algo te gusta hacer y que además se te da bien y… ¿por qué no? siempre puede haber alguien interesado/a en tu producto.

La creatividad no es más que un pensamiento original que aporta algo novedoso a un concepto. Pero… el creativo/a ¿se nace o se hace? En el siguiente enlace podrás visualizar técnicas para mejorar tu creatividad.

 Aunque nos asuste el papeleo, el fracaso, horarios imposibles, inestabilidad de sueldo y el no saber por dónde empezar, el autoempleo es una forma de vida en la que podrás sentirte realizado/a haciendo lo que te gusta y como te gusta. Así que escucha bien estas palabras: no te quedes sentado/a, si no encuentras trabajo, ¡créalo tú!

Artículo redactado por Alba Luna Parra Barrera.

FUENTE: huelvactiva.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies