Rentabilidad, reforzar tu empresa ante los inversores, no divulgar la información demasiado temprano o realizar contratos de confidencialidad son algunos de los aspectos a tener en cuenta .

La innovación es un factor esencial en el mundo de la empresa y el emprendimiento. Y en ocasiones, por un error en la protección de la innovación o por haber descuidado este aspecto, se saca mucho menos provecho y rentabilidad al nuevo producto o tecnología que se ha desarrollado. Pero no solo eso,  muchos emprendedores se pueden ver envueltos en problemas por no tener en cuenta que utilizan un elemento que tiene una propiedad y que no se puede reproducir.
Maite Fernández e Isabel Pérez-Cabrero, del departamento de propiedad industrial e intelectual del despacho de abogados Garrigues en Valencia, reconocen que cuando el emprendedor acaba de empezar no suele invertir en patentes y propiedad intelectual porque piensa que es algo accesorio. “No invierten lo suficiente por desconocimiento de la importancia que tiene realizar estos registros y quieren ahorrar,  no son conscientes de ello”.
A pesar de que las características para cada tipo de empresa con muy específicas, estas son algunas claves a tener en cuenta para proteger la innovación de una compañía y algunos errores más repetidos de lo que parecen y que interfieren con la propiedad intelectual de terceros:
#1.Proteger tus activos intelectuales es rentable. Proteger tus activos intelectuales cuando sea posible, puede impedir que otros competidores los utilicen ya que el  registro de los mismos confiere el derecho de utilizarlos en exclusiva, de modo que puede impedir que sus competidores lo utilicen, o, si le interesa, firmar contratos de licencia obteniendo royalties a cambio de su cesión.
#2. Diferencia en qué consiste lo que quieres proteger. Si se trata de unaempresa que va a comercializar productos o prestar servicios dirigidos al consumidor final, será importante proteger la marca ya que con ella tratará de que sus productos o servicios sean reconocidos en el mercado. Si lo que va a comercializar es un producto con una forma o apariencia externa original, es relevante su registro como diseño industrial. Si el negocio se basa en un producto o procedimiento innovador será importante proteger el mismo como patente para explotarlo en exclusiva.
#3. La propiedad Industrial protege todas las creaciones que están relacionadas con la industria: patentes y modelos de utilidad, signos distintivos (marcas, nombres comerciales) y diseños. Por el contrario laPropiedad Intelectual se reserva para la protección de las creaciones intelectuales en las que queda plasmada la personalidad del autor, tratándose de creaciones únicas.
#4.Los activos de propiedad industrial o intelectual pueden reforzar los argumentos que convenzan a los inversores para aportar financiación.  Un emprendedor que quiera obtener inversión externa podrá apoyar la solidez de su negocio presentando una estrategia de Propiedad Industrial, con documentación sobre solicitudes de registros o  licencias de titulares de patentes que le autoricen a utilizar la tecnología necesaria.
#5. Dónde En España, la Oficina Española de Patentes y Marcas interviene es el organismo encargado del registro de los derechos de propiedad industrial y el Registro de la Propiedad Intelectual, los derechos de Propiedad Intelectual.
#6. Los derechos de propiedad industrial por regla general nacen con el registro, siendo necesario que sean registrados para poder ostentar un derecho de exclusiva, mientras que en materia de propiedad intelectual los derechos nacen desde el momento de su creación, siempre y cuando la obra sea original, es decir, que no es necesario ningún registro para gozar de la protección legal frente a copia literal o plagio. No obstante es muy recomendable proceder a su registro ya que éste supone una presunción de que los derechos sobre la obra inscrita pertenecen a la persona que figura como titular en el Registro y desde el momento de dicho registro.  
#7. La presentación de la solicitud de la patente y su concesión suelen transcurrir entre 26 y 36 meses pero ya puedes usar tu prodructo en el mercado después del registro. No obstante, si el solicitante de la patente pretende ejercitar su derecho ante los tribunales frente a terceros que están haciendo uso de la patente será necesario esperar a que se otorgue el registro, aunque una vez se conceda el registro, puede reclamar los daños y perjuicios que le ha ocasionado que usen su producto patentado.
LOS ERRORES MÁS COMUNES QUE SE DEBEN EVITAR
Los empresarios también deben conocer qué límites tienen para no incurrir en responsabilidades legales si deciden imitar prestaciones de los competidores. Entre los errores frecuentes que cometen los empresarios al inicio de su negocio son:
#1.No verificar si una marca ya ha sido registrada por otro.
#2.Solicitar demasiado tarde la protección de la patente o diseño.
#3.Divulgar información demasiado temprano sin patentar el producto.
#4No firmar un acuerdo de confidencialidad o de no divulgación cuando se negocia con
bancos, empresas de capital riesgo si es algo nuevo, innovador y protegible. Si no firmas el contrato de confidencialidad el tercero puede hacerla pública y para proteger la patente tiene que ser novedoso y no puedes hacerlo público antes de registrarlo. Esto también debe hacerse con los propios trabajadores.
#5.Infringir los derechos de propiedad industrial de otro por desconocimiento de la legislación
#6.En muchas startups, por simple desconocimiento, hacen uso de imágenes que están protegidas por derechos de autor sin recabar el consentimiento de este.
#7.Empresas que copian la apariencia de la página web de su competidor  o han registrado como nombre de dominio la marca de la competencia.
FUENTE: http://aprodelclm.blogspot.com.es/