Hace ya unos meses tuvimos una conversación más que interesante con educadores del Gaztegune de Etxebarri. Buscaban diseñar un proyecto para acompañar a jóvenes y sus familias en el momento de decidir la formación superior que continuaría su desarrollo profesional. Por muchas cosas el proyecto me gusto mucho, por otras causas las hojas con ideas esbozadas fueron cubriéndose de otros proyectos más urgentes.

Unos meses más tarde nos propusieron hacer este proyecto un poco más grande. Generar una propuesta para la toda la comarca del Nerbioi-Ibaizabal y generar 7 sesiones en municipios diferentes conformando un programa de orientación vocacional.

Compañeros/as de Novia Salcedo se encargarían de ofrecer una visión aterrizada y estructurada del mapa de oferta formativa. Yo ofrecía un espacio más abierto donde conversar, pausadamente agitados por algunas ideas y preguntas, sobre pasiones, futuros posibles, competencias transversales, robots y disueñadores y disueñadoras.

 

Quiero compartir algunos de los aprendizajes de estos días. Una mezcla de lo que hemos ido explorando en las ultimas semanas para preparar esta y otras sesiones y además aportaciones a la conversación que hemos ido tejiendo con estos jóvenes y sus familias.

  1. CICLO VITAL Y DECISIONES. Una sensación compartida es la siguiente: “Es muy temprano para decidir algo que nos condiciona tanto en nuestra vida”. Vivimos desajustado estas decisiones en este momento. Esta extrañeza no es nueva. Tenemos muchas historias de desajuste con el sistema de educación formal. ¿Cómo fue dejar a nuestros hijos e hijas en el aula infantil?. ¿Como fue dejar el circulo de sillas a ver la nuca de mis compañeros y compañeras?. ¿Que aprendimos en estos desajustes anteriores que nos puede servir para este?
  2. ACOMPAÑAR, NO DECIDIR. Los adultos referentes no tomamos esta decisión, acompañamos a quién las toma. A veces decidimos no mostrar nuestras opiniones para no condicionar. Ocurre entonces que todo lo que nos gustaría que supieran de nuestra posición se transmite de otras maneras menos directas. Creemos más interesante compartir nuestras sensaciones y opiniones para después mostrar respeto y acompañar lo que decidan. Nos importa, nos vinculamos al momento. No ocupamos su lugar pero compartimos el momento, confiando.
  3. APOSTAR POR LAS PERSONAS SIN PERDERNOS EN MAPAS. En este momento a veces corremos para hacernos con todo el mapa de posibilidades, entender itinerarios, digerir toda la información. En este mar de datos a veces nos olvidamos por atender lo que va a cambiar más despacio y esta más cerca; los propios chavales y chavalas. Si eres uno de los jóvenes en este momento, apostar por ti mismo/a. Por su/tu construcción más personal y volver a aprovechar esta oportunidad para seguir ajustando carácter y persona. Es una oportunidad para la construcción personal y también para seguir aprendiendo a ser padres/madres e hijos/as. ¿Como sería utilizar la conversación para que sea una experiencia de responsabilización? Cuidar, confiar, escuchar y además aterrizar, pedir concreción, activación,…
  4. DESMOTIVACIÓN Y DESORIENTACIÓN. Ya lo hemos dicho, a veces la sensación es la de estar decidiendo demasiado temprano. Otras es como tener que elegir entre dos opciones (simplificando: ciencias o letras) que intuimos pudieran ser parte de un personaje laboral más completo. Hay cierta lucidez en estas preguntas. La oferta formativa no se ajusta a los futuros que intuyo. Se habla de robotización y de un cambio en las maneras de entender el trabajo. Dice Marina Garcés que antes la ignorancia era fruto de la falta de información y hoy puede serlo de la sobreabudancia. Cuando hay miedo y falta de seguridad seguramente será algo que trascienda esta decisión. Venía de antes y en este momento aparece con más fuerza. ¿Que podemos hacer para que se convierta en un paso segurizante? (Invitación a leer “Ilustración Radical” de Garcés)
  5. PASIÓN, VOCACIÓN, MISIÓN Y PROFESIÓN. Muchas veces escuchamos el dilema de apostar entre el mundo de lo que nos gusta o el de las profesiones “con salida”. Una pregunta pertinente hoy puede ser: ¿Cuales serán estas profesiones que nos aseguren un buen sueldo? Y otra ¿Tiene sentido hoy elegir formaciones y futuros profesionales desligados de lo que nos gusta hacer? Compartimos el potencial de reflexionar sin descartar ninguna motivación ¿Que nos gusta hacer? ¿En que actividad destacamos? ¿A que necesidad social somos más sensibles? ¿Porque de lo que pudiéramos hacer y aprender nos pudieran pagar? (Este sencillo modelo os puede servir para pensar) No se trata de esquivar el esfuerzo. Se trata de ponerlo al servicio de explorar lo que más nos interesa (Recordábamos el concepto de Fluir, a Mihaly Csikszentmihalyi y el ejercicio de alimentar el fuego de las pasiones que comienzan )
  6. LAS ASIGNATURAS Y LAS CARRERAS TROCEAN LA REALIDAD. A algunas personas se nos hace artificial elegir una disciplina, un ámbito de conocimiento y negar los demás. Las asignaturas surgen como una manera de trocear la realidad para aprehenderla. Yo opino que a veces nos olvidamos de esto, de la totalidad. Además estos trozos y su aprendizaje se dinamizan en relación con profesorado. A menudo fruto de una buena o mala experiencia nuestra mirada niega o abraza a las matemáticas, la literatura… ¡Ay!. Y que ocurre cuando no podemos ni ver a ese trozo de la realidad. ¿Como es odiar los idiomas?, ¿las matemáticas?,¿que no nos guste leer? (Os invito a navegar por los escritos de Jorge Wagensberg)
  7. QUERER ACERTAR A VECES ENTORPECE LA BUSQUEDA. Decidir en este marco se convierte en una especie de trampa. Daniel Pink en su libro “Vender es humano” resume una investigación en la que utilizando dos grupos de personas a unas les entregan un regalo y al resto les dan la opción de elegir entre tres. Semanas más tarde se ponen en contacto con estos y les preguntan por la satisfacción en relación a su obsequio. Las personas que habían elegido se sintieron más insatisfechas que las primeras. Hay algo en elegir que nos deja enganchados con todo lo que no pudo ser, lo que dejamos al otro lado de la puerta cuando la cerramos.
  8. SIEMPRE ACERTAMOS. Desde mi mirada, querer acertar en procesos relacionales es errar. Los mismos ingredientes agitados de una manera u otra darán texturas, colores y sabores diferentes. Sabemos que la desconfirmación continuada genera personas inseguras, que la apuesta hiperpositiva y empoderadora no tiene porque darnos seguridad. Igual comenzamos una carrera que no va con nosotros y encontramos al amor de nuestra vida y terminamos nuestra carrera juntos y enamorados. O al contrario; damos con la carrera pero nos enfadamos con nuestros amigos en el primer semestre y queremos poner tierra de por medio. ¿Cómo nos contamos nuestras experiencias? ¿Que aprendemos de estas?
  9. FUTUROS Y DESAJUSTES OFERTA FORMATIVA. Salvo honrosas excepciones la sensación es la de un considerable desajuste entre la propuesta formativa y la realidad laboral actual, y de lo que intuimos será el futuro. ¿Como es comenzar una carrera y luego otra?. ¿Como sería generar itinerarios abiertos de asignaturas?. Hemos leído y experimentado con nanogrados, los MOOCsblockchain para la certificación de saberes,… Sobre los futuros Profesiones rescatamos algunas ideas de aquí y de aquí y las compartimos para conversar. ¿Para trabajar en estos lugares que formación necesitamos? ¿Que tenemos que estudiar para diseñar sueños?
  10. DONDE APRENDEMOS LAS NUEVAS COMPETENCIAS. Seguro que habrá otras competencias pero estas transversales nos parecían lo suficientemente reales y a la vez “futuristas”. Nos preguntamos cuanto de esta competencia (conocimiento + actitud + habilidad) tenemos hoy. También conversamos sobre los lugares donde poder desarrollarlas. Hay otro itinerario complementario al de la educación formal por explotar. ¿Donde aprendiste lo más importante durante el año pasado? ¿En el sistema de educación formal? ¿Dónde y como podemos potenciar una competencia como la Inteligencia emocional? ¿Competencias interculturales?…
  11. CADA VEZ MÁS PERSONAS AUTONOMAS. Lo hemos conversado de diferentes maneras. En parte de la reflexión hemos sido conscientes de la precarización vinculada a este fenómeno. Compartimos que es una realidad impuesta por tierra, mar y aire. Hoy las personas que trabajamos en régimen de “autónomos” en Euskadi somos un 20%. En EEUU hablan de 2027 como el año dónde habrá más personas trabajando como freelance que en organizaciones. En esta manera de trabajar necesitamos reforzar competencias de trabajo en red, vinculación y desvinculación por proyectos, alimentar diferentes saberes complementarios, coordinación remota y manejo de plataformas para el trabajo más autogestionado,…
  12. ROBOTIZACIÓN. Es parte de la futurología. Los datos que tenemos no dibujan un único escenario. Algunas claves en las que si parece que tengamos claridad:
    • Mucho trabajo que realizamos hoy los humanos los realizarán las máquinas (Hasta un 40% de este sostienen algunos autores)
    • Trabajaremos con robots, máquinas inteligentes.
    • Habrá una industria en relación a este despliegue.
    • La manipulación de objetos irregulares, tareas más creativas y las relaciones complejas seguirán siendo actividades que realicemos nosotros/as. (Aunque siempre hay noticias que nos despistan)

Os comparto también un audio de una entrevista en la radio dónde conversamos sobre la propuesta.

Seguimos la conversación.

Comparto algunos enlaces con información sobre algunos de los conceptos y claves sobre los que conversamos en estas sesiones de orientación

 


————————————————————————————————————————–

AUTOR:  

FUENTE Y AGRADECIMIENTOS: KORAPILATZEN

VER+ EN: http://korapilatzen.com/2018/02/16/doce-ideas-la-orientacion-laboral-futuro-del-trabajo/