Los perfiles tecnológicos con estudios empresariales escasean en España pero son los más buscados por las compañías
 Experto en seguridad digital, 'growth hacker' o especialista en 'big data' son las más solicitadas.
Experto en seguridad digital, ‘growth hacker’ o especialista en ‘big data’ son las más solicitadas.

Está prevista la creación de más de dos millones de empleos relacionados con el mundo digital en los próximos cuatro años en el mundo, según Jobs Report, un informe del World Economic Forum. Un millón de ellos será en Europa, de acuerdo con Eurostat. Según Adecco, la empresa de trabajo temporal, harán falta expertos en big data, responsables en seguridad digital y especialistas en comercio electrónico y marketing digital. ¿Serás tú uno de ellos?

Para lograrlo, debes tener un perfil híbrido que combine la formación tecnológica y la capacidad para aprender nuevos sistemas con una amplia visión del funcionamiento de la empresa. “Saber cómo funcionan los negocios es esencial”, apunta Miguel Gómez Navarro, director de la Escuela de Arquitectura, Ingeniería y Diseño de la Universidad Europea. El experto añade que un nivel alto de inglés es imprescindible.

“Muchas empresas buscan talento fuera porque aquí no encuentran los perfiles deseados, algo sorprendente en un país con tanto paro juvenil”, admite Albert Corbella, director de la división de nuevas tecnologías de Spring del grupo Adecco. Estos son los perfiles digitales que, pese a ser los más demandados por las empresas, escasean en España.

Especialista en ciberseguridad

Growth Hacker

Experto en big data

Ingeniero de robótica e Internet de las cosas

Desarrollador de videojuegos

Emprendedor digital

Hacker, especialista en seguridad digital

¿Encaja tu perfil en las profesiones digitales más cotizadas?

La ciberseguridad es vital para las empresas, las instituciones y los particulares en un mundo donde toda la información se almacena en una nube. Para 2019 los cibercrímenes rivalizarán con el narcotráfico con más de billón y medio de euros en estafas, robos de datos y extorsiones digitales, perpetrados por hackers, según fue anunciado en RETINA, el foro tecnológico de EL PAÍS.

Para hacer frente a esta amenaza existen hackers buenos, expertos en seguridad digital que conocen bien los métodos de los ciberpiratas y crean protocolos para blindar los sistemas informáticos.

Estos estrategas del ciberespacio, además del título de Ingeniería Informática, deben poseer unas competencias específicas: gran capacidad analítica, de toma de decisiones, creatividad y alta resistencia a la frustración. “Van a trabajar bajo mucha presión en caso de crisis. El resto del tiempo no va a ocurrir nada por lo que necesitan lidiar con la frustración que les acecha cuando no hay problemas”, apunta Albert Corbella de Spring.

Una visión global de la compañía es esencial para identificar y prevenir posibles ataques, para desplegar políticas de seguridad y coordinar las diferentes áreas de negocio. “No hace falta ser un superdotado pero sí estar muy motivado para seguir aprendiendo y entender las necesidades de cada persona en la compañía”, añade Miguel Gómez, de la Universidad Europea

 

Growth hacker

En 2016 el sector del comercio electrónico crecerá entre un 15% y un 20% según Adecco. La figura del growth hacker será vital en ello. No se trata de un ciberpirata sino de un experto en que combina los conocimientos en marketing ySEO y Community Manager con la programación web. “Supone una forma diferente de ver y atacar un mercado”, explica el informe. Facebook, Twitter y Airbnb deben su crecimiento en la Red a esta figura que conjuga rapidez en la toma de decisiones con capacidad de análisis y pensamiento innovador.

Saber programar y conocer las herramientas de posicionamiento web es básico pero, además, deben saber cómo aplicarlas. Los growth hackers provienen de Ingeniería Informática o de marketing. “Su misión es identificar nuevas vías de crecimiento para la empresa, además de posicionarla en Google y aumentar el número de usuarios”, apuntan desde Adecco.

 

Especialista en big data

¿Encaja tu perfil en las profesiones digitales más cotizadas?
GETTY

El análisis masivo de los datos que los humanos generan con las nuevas tecnologías permite predecir el clima, establecer patrones de comportamiento o vaticinar tendencias de negocio. De hecho, se ha convertido en un activo indispensable para garantizar el éxito de las estrategias de negocio de las empresas de todos los sectores económicos, como asegura el estudio Economist Intelligence Unit de The Economist. Especialmente en el sector de las finanzas y los seguros, donde el 75% de las empresas invertirá en big data hasta 2017, según la consultora Gartner.

Informáticos, matemáticos y físicos habían sido hasta ahora los encargados de examinar y catalogar esos datos. Las universidades comienzan a ofrecer una educación más precisa a través de los dobles grados de Informática y Estadística o los grados de Matemáticas aplicadas al análisis de datos, como el que este año se imparte por primera vez en la Universidad Europea.

Esta formación debe ser complementada con estudios de empresa. “Es importante que estos técnicos sepan para qué se van a usar sus análisis de datos y en qué entornos, solo de este modo serán capaces de ayudar a sacar el máximo rendimiento a su empresa”, explica Miguel Gómez. Una alta capacidad analítica, saber gestionar un equipo humano, y administrar los proyectos manteniendo una relación directa con los clientes, son las principales aptitudes que se les va a exigir.

 

Experto en robótica y el Internet de las cosas

El último foro de Davos anunció que la cuarta revolución industrial surgirá de la convergencia entre la robótica, el Internet de las cosas —objetos conectados a la Red—y el big data. “La robótica va a ofrecer soluciones a problemas de la vida cotidiana: ayudar a personas con problemas de movilidad, colaborar en la crianza infantil o controlar las labores domésticas a distancia”, apunta Gómez. La inteligencia artificial se va a valer del big data para procesar miles de variables a gran velocidad y ofrecer respuestas originales, tal y como hace un ser humano hace con sus sentidos.

“No existe un único perfil de experto en robótica. Se trata de una industria multidisciplinar formada por ingenieros de Informática, Electrónica, Mecánica o Matemáticas con una gran capacidad innovadora”, explica Miguel Ángel Salichs, catedrático y presidente del Comité Español de Automática (CEA).

 

Desarrollador de videojuegos

¿Encaja tu perfil en las profesiones digitales más cotizadas?
GETTY

El mercado español de videojuegos es el noveno más grande del mundo y el cuarto de Europa, según datos de la consultora Newzoo. En 2014 los españoles se gastaron 755 millones de euros en productos relacionados con el videojuego. Cada año surgen nuevas compañías desarrolladoras y muchas extranjeras deciden instalar sus oficinas en España. “La calidad nacional es altísima y los costes son más bajos”, apunta Abert Corbella de Spring. La demanda de estos profesionales ha llevado a las universidades a ofrecer, además de masters, grados de creación y desarrollo de videojuegos.

El inglés es esencial en esta profesión, por eso algunas universidades lo imparten en inglés y lo complementan con asignaturas de negocios. “El emprendimiento, una vez más, es muy importante, al tratarse de un sector en el que casi todo está por descubrirse. Solo si combinas la creatividad con el dominio técnico tendrás éxito”, añade Miguel Gómez de la Universidad Europea.

 

Emprendedor digital

Hace cinco años, María Alegre (Barcelona, 1985) y José Luis Agell (Barcelona, 1984) crearon en Estados Unidos Chartboost, una plataforma de intercambio y venta de anuncios de descarga de juegos. Ahora cuentan con 150 empleados y sede en San Francisco, Amsterdam y Tokyo.

Los creadores de las start ups españolas Packlink o CartoDB tuvieron una gran idea y comenzaron a desarrollarla por su cuenta. Poco tiempo después varios inversores se interesaron por sus proyectos. “Esta revolución digital es muy diferente a las anteriores porque es más democrática, ahora con un ordenador y sin una inversión millonaria, se puede competir en cualquier negocio”, apunta Gómez.

El sector captó un total de 535 millones de inversiones el año pasado en España, de acuerdo con la fundación Mobile World Capital Barcelona. Una cifra récord que augura un futuro próspero a estas pequeñas empresas de base tecnológica. La clave para crear una start up, según los expertos, es la creatividad, la capacidad de análisis y de visión de negocio y la paciencia. A veces el negocio tarda mucho en arrancar.

Las compañías dedicadas al comercio electrónico son las que más inversores atraen. En 2015 acapararon el 61% de la financiación. Empresas como LetGo o Userzoom fueron las start ups del sector que más dinero captaron el año pasado. La oportunidad de negocio (digital) está servida.


Esta noticia, patrocinada por la Universidad Europea, ha sido elaborada por un colaborador de EL PAÍS.

VER + EN: http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/06/06/actualidad/1465214319_187684.html?id_externo_rsoc=FB_CC