En el artículo de hoy hablaremos sobre cómo hacer una buena autocandidatura.

Te acabas de dar cuenta de que hay una empresa concreta que te llama mucho la atención. Has oído hablar bien de su forma de trabajar y te sientes muy identificado con su forma de hacer las cosas. Quieres enviarles tu currículum, pero resulta que ahora mismo no tienen una oferta en la que encajes al 100% y tampoco quieres enviar tu currículum de cualquier forma.

¿Te ha pasado esto alguna vez? ¿Sueñas con trabajar en una empresa concreta que te llama mucho la atención? ¿Conoces las empresas en las que de verdad te gustaría trabajar? Si este es tu caso sigue leyendo porque este post está hecho para ti.

¿Qué es una autocandidatura o candidatura espontánea?

Una autocandidatura se podría definir como la situación en la que un candidato toma la iniciativa de enviar su currículum a una empresa concreta sin postularse para una vacante concreta.

Dicho de otra forma, es cuando envías tu currículum a una empresa pero no es para ninguna oferta en concreto, sino para que la empresa lo tenga en cuenta cuando tenga procesos de selección.

¿A qué empresas envío mi autocandidatura?

Es muy probable que nunca te hayas planteado antes esta pregunta. Salvo casos puntuales, siempre sueles enviar tu currículum a ofertas que encuentras publicadas, pero no te has parado a pensar en las empresas en las que de verdad te gustaría trabajar.

Por este motivo, quizá sea ahora un buen momento para reflexionar sobre algunas de estas empresas. Hacer este ejercicio de reflexión tiene sus beneficios, pues te ayudará a conocerte un poco mejor y tendrás mayor claridad para saber las empresas que son más atractivas para ti.

Envía tu autocandidatura solamente a las empresas en las que de verdad te encantaría trabajar.

¿Por qué hacer un listado de empresas en las que quiero trabajar?

Hacer un listado de las empresas que te interesan para trabajar te ayudará a focalizar tus esfuerzos para conseguir un puesto en esas compañías. De esta manera, marcarás esas empresas como objetivos y será el comienzo para elaborar una estrategia que te ofrezca la oportunidad de trabajar en esas empresas.

Por favor, te pido que me respondas con sinceridad a la siguiente pregunta: ¿sabes las empresas en las que te gustaría trabajar?

Estoy casi seguro de que aunque más o menos tienes una idea abstracta de un conjunto de empresas que te atraen, probablemente tengas que pensar un buen rato o buscar información para hacerme una lista de tus 10 empresas favoritas.

Haz un listado con tus empresas favoritas.

Te invito a que crees una lista de tus empresas objetivo y ve a por ellas sin pensártelo.

Incluye solo las empresas que te interesen de verdad. No tiene ningún sentido crear una lista de 100 empresas, ya que tu objetivo será demasiado amplio y te dispersarás.

Crea una lista corta con tus empresas favoritas y trabaja buenas autocandidaturasAhora centra en ellas tus esfuerzos para aumentar tus posibilidades, porque si quieres hacerlo bien no se puede “tirar currículums”.

 

Cómo crear una autocandidatura de campeonato paso a paso.

Ha llegado la hora de crear una autocandidatura que te presente en tu empresa objetivo como el gran profesional que eres. Es muy importante dar una buena primera impresión. ¡No puedes enviar tu currículum de cualquier forma! Así que tienes que hacerlo bien.

Imagina que eres un arquero con una sola flecha para alcanzar tu objetivo. De ninguna de las maneras te puedes permitir el lujo de malgastar esa flecha. ¡Vamos a trabajar para dar en el blanco! Y vamos a ver cómo hacerlo paso a paso:

     1.- Investiga a la empresa en internet.

En primer lugar, una vez que has decidido las empresas a las que vas a presentar tu autocandidatura, es muy importante investigar a la empresa. Internet te facilita mucho esta labor porque te puede ofrecer mucha información. Puedes encontrar información de la empresa por los siguiente medios:

  • Web de la empresa, especialmente los apartados de “Trabaja con nosotros”, “Empleo” o similares, donde podrás conocer información acerca de sus políticas de empleo. También los apartados de “misión, visión y valores” te servirán para conocer su cultura empresarial.
  • Búscala en Google.
  • Redes sociales. Investiga lo que se dice de la empresa en redes sociales.
  • Perfiles en portales de empleo. Puede que tengan perfiles en portales de empleo y que tengan ofertas activas.

     2.- Averigua quién toma las decisiones. Fija un blanco al que disparar.

Una vez hecho lo anterior, lo próximo que deberías hacer es fijar el blanco al que vas a enviar tu flecha. Este paso consiste en averiguar la persona y el email de quién toma las decisiones sobre selección de personal.

¿Cómo puedes hacer esto? Para ello llama a la empresa y pregunta por un email y persona al cual puedas enviar tu autocandidatura. Diles seguidamente que simplemente es para enviar tu currículum y una carta de presentación a su nombre.

Vale, ahora sé lo que estás pensando: “¿Llamar a la empresa directamente para pedirles un email y un nombre? Ni loco lo hago, seguro que no me hacen ni caso o me mandan a la m…”

Entiendo que esto quizá te pueda dar un poco de vergüenza e incluso te pueda resultar un poco violento, pero realmente no lo es en absoluto. Además, te aseguro que te sorprenderás porque la mayoría de las empresas te lo darán sin más.

En el peor de los casos no conseguirás el nombre de nadie y te darán un email genérico o de recursos humanos al que enviar tu currículum. Pero, ¿has pensado en las ventajas y en la información que puedes llegar a obtener?

Es probable que incluso te puedan pasar con algún responsable de selección y que puedas mantener una pequeña conversación.

En ese caso habrás conseguido una pequeña entrevista telefónica. Pero además también tendrás la oportunidad de poder hacer networking con ese contacto.

Por último piensa esto, ¿crees que esto lo hacen muchos candidatos? Te aseguro que no. Esto demostrará que tienes interés en la empresa y te diferenciará de muchos candidatos. En definitiva, tienes poco que perder pero puede que tengas mucho que ganar.

      3.- Personaliza tu currículum.

Una vez que has obtenido el email donde tienes que enviar tu currículum, tienes que proceder a personalizarlo para adaptarlo al puesto en el que te gustaría trabajar dentro de esa empresa. Estudia toda la información obtenida en el paso 1 y los puntos con los que mejor encajas en la empresa. En resumen, destaca tus fortalezas y minimiza tus debilidades.

Deja en tu currículum solamente la información que sea relevante para el puesto al que intentas acceder. Todo lo que no sume, quítalo.

     4.- Haz una buena carta de presentación.

Una buena carta de presentación es muy importante en las autocandidaturas. Te recuerdo que al fin y al cabo estás intentando acceder a una de las empresas de tus sueños. Este es tu momento para lucirte y exponer todo lo que puedes ofrecer.

¿No sabes qué poner en tu carta de presentación? Explica en la carta los siguientes puntos:

– Desde el primer momento, debes exponer que conoces la empresa, su forma de trabajar y los motivos por los que te resulta tan interesante trabajar para ella.

– Explica por qué encajas a la perfección tanto en la empresa como en el puesto de trabajo que te gustaría desempeñar.

– Explica cuáles son tus fortalezas y cómo puedes ponerlas al servicio de la empresa. Tienes que explicar lo que puedes aportar como trabajador.

Por último, también te recomendaría que evites redactar duplicidades entre tu currículum y tu carta de presentación. No tiene sentido que en la carta hagas una copia de tu CV. Además, si haces esto, en lugar de beneficiarte más bien te perjudicará.
Si has conseguido previamente el nombre de la persona que recibirá tu currículum y tu carta de presentación, debes poner la carta a su nombre. También te recomiendo que pongas en el asunto del email el nombre a quien va dirigido para evitar que otra persona lo intercepte y lo borre.

   5.- No utilices el email para enviar tu currículum a todas las ofertas que publica la empresa.

Envía tu currículum sólo a las vacantes que cumplas todos los requisitos mínimos. Enviar tu CV a todas las ofertas vacantes puede hacer que te tomen por un pesado y te perjudicará.

     6.- Trabaja tu red de contactos.

Una vez que ya has enviado tu currículum y tu carta de presentación, es imprescindible fomentar el networking y trabajar la relación con tu nuevo contacto (en caso de que lo hayas obtenido). Para ello, puedes seguirlo y agregarlo en tus redes sociales.

Por otro lado, investiga también si ya tienes contactos de esa empresa dentro de tu red. En caso de que ya conozcas a alguien que trabaje en la empresa, puedes contactarle y comunicarle que te gustaría trabajar en su misma empresa. Quizá pueda aportar buenas referencias sobre ti.

Además también puedes contactar con diferentes personas que te resulten interesantes dentro de la misma empresa. Si utilizas LinkedIn habitualmente, es más que probable que tengas algún contacto en común en grupos de debate a los que perteneces.

Los grupos de debate, pueden ser un escenario fantástico en los que puedes interactuar y conocer a personas muy interesantes. Aprovéchalos para fomentar el networking y ampliar y mejorar tu red de contactos.

Linkedin es la red social por excelencia para hacer networking. Ahora bien, nadie mejor que tú conoce el nicho de mercado en el que te mueves y según a lo que te dediques, puede que te interese hacer networking mediante otras redes sociales o incluso por otros canales.

Aunque pueda resultar obvio, recuerda revisar tus perfiles de redes sociales y personalízalos de forma profesional de manera que des una impresión formalEs de vital importancia que completes tus perfiles al 100% para que los reclutadores puedan encontrarte.

Esto también te parecerá obvio, pero te sorprendería la cantidad de veces que los reclutadores que utilizan las redes sociales como herramienta de reclutamiento descartan candidatos por no tener completos sus perfiles de redes sociales.

     7.- Programa alertas para descubrir las ofertas que se publican en tu empresa objetivo.

Una vez que ya has presentado tu autocandidatura y estás trabajando tu red de contactos en la empresa que quieres trabajar, te aconsejo que estés muy alerta a las nuevas ofertas que vayan saliendo.

Para las nuevas ofertas que te interesen y sobre todo que encaje tu currículum, te sugiero que envíes tu candidatura lo antes posible. Con esto no me refiero a que tengas que solicitar el puesto en el mismo momento que veas la oferta, pero cuanto antes lo hagas mejor.

Hay vacantes con procesos que se pueden gestionar en un plazo largo, pero también hay puestos en los que las empresas tienen más urgencia y estos procesos se pueden cerrar muy rápido.

Para estar alerta de las vacantes, nada como crear alertas. Para ello te recomiendo que utilices las alertas de empleo de algunos portales como INFOJOBS o INFOEMPLEO y también te sugiero que programes alertas en algún metabuscador como por ejemplo puede ser INDEED. De esta manera, automatizarás tu búsqueda en gran medida.

Por supuesto, también debes de seguir a tu empresa objetivo en redes sociales para informarte de en qué dirección están trabajando, estar al día de sus novedades y por supuesto también para conocer las nuevas ofertas de trabajo que surjan, ya que seguro darán difusión de éstas a través de sus redes sociales.

Conclusión

Si estás interesado en entrar en alguna o algunas empresas en especial y te planteas hacer una autocandidatura, tienes que hacerlo bien. Tienes que dar el 100%.

En este caso no valen las medias tintas enviando un currículum estándar sin personalizar y esperar a ver qué pasa.

En vez de eso, tienes que plantearte una estrategia mucho más profunda. Requerirá de ti mayor dedicación y esfuerzo, pero te puedo asegurar que merece la pena hacerlo si de verdad tienes interés en entrar en esa empresa.

¿Te garantizo que haciendo este proceso vas a tener el éxito asegurado? Rotundamente no. No te voy a vender la moto diciéndote que haciendo este proceso tienes el éxito asegurado. Mayormente porque la decisión no depende de mí. Si por mí fuera, ya entrarías a trabajar en esa empresa porque si has llegado leyendo hasta aquí es que te interesa mucho este tema, pero no puedo garantizarte el éxito en algo que no depende de mí tomar la decisión.

Lo que si te puedo asegurar es que con este proceso aumentarás tus probabilidades de éxito. De eso que no te quepa la menor duda.

Por tanto y para resumir, te dejo con algunas de las ideas principales que conviene recordar de este post:

  1. Haz una lista de empresas a las que quieres enviar tu autocandidatura. No hagas una lista de 100 empresas porque cuando termines de enviar tus autocandidaturas habrá llegado la hora de disfrutar de tu jubilación. 😛  Te recomiendo que selecciones unas 12 o 15 empresas como mucho o alguna más dependiendo del tiempo del que dispongas y del tipo de trabajo al que quieras acceder. Puedes empezar enviando una o dos autocandidaturas por semana.
  2. Busca información de la empresa. Búscala en google, en su web corporativa, en sus redes sociales, etc. Con la información que obtengas prepara el currículum y la carta de presentación.
  3. Busca e intenta conseguir un email y persona a la que enviar tu currículum y carta de presentación.  Que no te dé miedo hacerlo. Si quieres haz la prueba y después me cuentas.
  4. Hora de hacer tu currículum. Personaliza tu currículum con la información obtenida de la empresa a través de internet y de sus redes sociales. Destaca tus fortalezas y minimiza tus debilidades. Deja en tu CV solamente la información relevante y quita la paja. Todo lo que no sume, quítalo.
  5. La carta de presentación es muy importante. Elabórala también con la información que conseguiste previamente. Evita duplicidades con la información de tu currículum.
  6. Haz networking con la persona que recibirá tu CV (en caso de que la conozcas) y con otras personas que trabajen en la empresa objetivo. Los grupos de LinkedIn son un buen lugar para hacerlo. Aporta opiniones e información útil para tu sector. Revisa que tu perfil tiene un aspecto formal para buscar trabajo.
    Si estás en redes sociales debes de estar bien y sino no estés.
  7. Programa alertas para estar al día de las nuevas ofertas que se publiquen. También sigue a la empresa en redes sociales para estar al corriente de cómo se mueve y para enterarte de sus ofertas de trabajo. Envía tu candidatura tan pronto como te sea posible. No tienes que enviar tu currículum en el mismo momento, pero tampoco te duermas en los laureles.

Miguel Ángel Burló

 AUTOR: Miguel Ángel Burló Soy Miguel Ángel Burló, autor de Recotalent y estoy aquí para ayudarte a encontrar el trabajo que estás buscando. Ayudo a personas que no son felices en su trabajo a encontrar un empleo que les motive y llene sus vidas para que tengan una vida profesional plena.  

AGRADECIMIENTOS A MIGUEL ÁNGEL @recotalent

FUENTE: http://recotalent.com/como-hacer-autocandidaturas-para-abrir-las-puertas-de-tus-empresas-favoritas/