IRPF, Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas. Si eres autónomo, trabajador por cuenta propia, empresario individual o superman (sinónimos todos) tendrás idea de lo que hablo, ¿a que sí?

Hoy te traigo este básico, para que lo tengas todo bien claro. Si te da perecita gestionarlo con todo el papeleo que conlleva, ya sabes, en Ayuda-T Pymes encontrarás un servicio de gestoría para empresas con el mejor precio asesoría por su tarifa plana y el aval de contar con 3000 clientes satisfechos en toda España.

Antes de empezar, te dejo aquí unos cuantos post con contenido bastante interesante y que puede serte útil:

Qué es el IRPF autónomos

Vamos a dejar claros ciertos conceptos básicos sobre el IRPF:

  1. Se trata de un tipo de impuesto que grava la renta generada por personas físicas, por lo tanto, si eres autónomo, es tu forma de tributar.
  2. Es un impuesto progresivo, esto es, cuanto más pasta ganas, más pagas. Por ello se dice que a partir de cierto punto de desarrollo empresarial y de nivel de beneficio, puede salir rentable pasarse a sociedad, S.L., normalmente.
  3. Tienes que presentar declaraciones trimestrales obligatoriamente. Si lo haces de forma telemática con tucertificado digital te ahorras molestias.
  4. Como empresario individual tienes la opción de elegir cuánto quieres pagar en la Seguridad Social cada mes.

Retenciones de IRPF autónomos

Es interesante que sepas que aquellos autónomos dados de alta en actividades profesionales, las reflejadas en la primera sección del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), no tienen que aplicar retenciones a sus facturas.

Pero, amigos autónomos profesionales, todos y cada uno de los admirables emprendedores inscritos en la segunda y tercera sección del IAE (actividades profesionales y artísticas), al menos generalmente, vosotros síque sí, tenéis que efectuar las retenciones de IRPF autónomo. Además de estos, también estarán sujetos a retención en las facturas emitidas:

  • Actividades ganaderas de engorde de porcino y avicultura: 1%
  • Actividades agrícolas y restantes actividades ganaderas: 2%
  • Actividades forestales: 2%

Hasta julio del pasado año, 2015, también debían efectuar retenciones en la facturación algunas actividades incluidas en estimación objetiva por el Régimen de Módulos a un 1%. Sin embargo, con la Reforma Fiscal, toda actividad con ese nivel de retención queda fuera de dicho régimen.

Cosas importantes sobre retenciones IRPF autónomos profesionales

En el caso que seas un autónomo profesional debes tener en cuenta esta serie de indicaciones a la hora de aplicar las retenciones del IRPF a tus facturas:

  • Si a más del 70% de la totalidad de tus facturas se le aplica retención, tú como trabajador por cuenta propia no tienes que presentar el modelo 130 ese trimestre, es decir, no tienes que declarar el IRPF autónomo.
  • No hay que aplicar retenciones a las facturas de clientes particulares ya que estos no presentan declaraciones por retenciones ante la Agencia Tributaria. Sin embargo, SIEMPRE debes tener en cuenta las retenciones en las facturas generadas con otros autónomos y otras personas jurídicas de naturaleza societaria.
  • Es muy recomendable solicitar a nuestros clientes los justificantes con el fin de asegurarnos de que han cumplido su deber de ingresar en Hacienda el dinero correspondiente a las retenciones y que, por lo tanto, todo encaja ante la AEAT.

SE MANTIENE EL  IRPF AUTÓNOMOS

Aunque tradicionalmente la cuota sube año tras año, lo bueno de este período 2016 en cuanto al IRPF autónomos es que no ha habido evolución en los porcentajes aplicados a la facturación. De cualquier forma, como no queremos movidas con Hacienda y evitar sanciones pues yo te explico en un segundo. Los porcentajes de IRPF autónomo que tendrás que tener en cuenta este 2016 son

  • Tipo general del 15% de retención IRPF, que se mantiene tras su reducción desde el anterior 21%.
  • Tipo reducido del 7% de retención IRPF durante los 2 primeros años de actividad para nuevos autónomos profesionales.

Por otro lado, en el caso en el que cuentes con algún trabajador a tu cuenta, estarás obligado a efectuar una retención en sus nómina. El montante de la misma variará en función del sueldo del empleado, así como por otros factores que configuren su entorno personal, datos facilitados por el trabajador y recogidos en el modelo 145 que este deberá rellenar,  tales como su estado civil (soltero, casado, etc.), si tiene o no hijos, hipoteca, así como del tipo de contrato.

Si quieres estimar el tipo a aplicar en la retención de la nómina de uno de tus trabajadores, la Agencia Tributaria cuenta con un programa que puede servirte de ayuda al respecto.

En cuanto a la retención de alquileres, tras la última Reforma el tipo aplicable pasa al 19%, el mismo que en el caso de los intereses bancarios y otros rendimientos relativos a capital mobiliario, fondos de inversión, etc.

Por su parte, la retribución de administradores alcanza ahora un 35%, exceptuando a entidades cuya cifra de negocio en valores netos esté por debajo de 100.000€, caso en el que la retención de los administradores sería del 19%.

CÁLCULO IRPF autónomos

¿Cómo aplicar el IRPF a mis facturas?

Como te he comentado anteriormente, en función de la renta que generes, es decir, de lo que factures, pagarás más o menos IRPF. El proceso que se sigue es el siguiente: la agencia tributaria retiene una parte de tu facturación que acaba en Hacienda, que somos todos. ?

Deberás aplicar la retención directamente en tus facturas porque, dependiendo de lo que factures pagarás una cantidad distinta en IRPF. Si por ejemplo, eres nuevo autónomo profesional y no has llevado a cabo actividad como tal anteriormente, pues tu tipo aplicable será del 7%.

En definitiva, en el caso de que facturases unos 1000 euros, te quedas con 930 euros y, si se te aplica el tipo general porque no eres nuevo autónomo, te quedarían 850 euros.

Las facturas vinculadas a tu actividad deben reflejar el tipo aplicable a tu IRPF.

Liquidar el IRPF autónomos

La famosa declaración trimestral grava mediante cuatro pagos fraccionados a lo largo del año, los beneficios generados por tu actividad. Para llevar a cabo la tributación del IRPF como autónomos debemos hacerlo a través del Modelo 130 si lo haces mediante estimación normal directa. Si tu actividad laboral está sujeta al Régimen de Módulos o estimación objetiva, tendrás que tributar mediante el Modelo 131.


FUENTE: GesTron @AyudaTPymes

VER + EN: http://gestron.es/irpf-autonomos/