Nunca antes una herramienta como Internet había dado tantas posibilidades para un buscador de empleo como hoy en día, y por desgracia, nunca antes como hasta ahora había causado una sobrecarga de información tan enorme…

La búsqueda de empleo está infoxicada, quien la desinfoxicará, el desinfoxicador que la desinfoxifique, buen buscador de empleo será.

Es bastante común escuchar la queja, entre las personas que hoy en día buscan un empleo, relativa a lo complicado que es usando Internet. Es muy común que esa queja haga alusión a los continuos mensajes contradictorios que reciben… Sirva como muestra este listado:
 
1. Hazte un perfil en redes sociales y “a moverlo”:
A mover el qué… ¿A mover el perfil?… Voy a contar una anécdota personal, hace un tiempo un buen amigo que tengo desde la infancia se quedo sin empleo, él trabajaba en un taller de aluminio (negocio familiar) y tras muchos años dedicado a la carpintería de aluminio se tenía que poner a buscar empleo “de lo que sea”.
Su peor idea fue abrirse un perfil en Linkedin, fueron los 15 o 20 minutos peor empleados en su vida, porque creó un perfil que no iba a ser visto por nadie, y digo por nadie, aunque evidentemente lo vi yo.
Por mucho que lo hubiese “movido” no hubiese llegado a las manos de las personas que podrían darle un empleo, porque por desgracia, los dueños de talleres de carpintería de aluminio… No tienen tiempo para meterse a buscar futuros empleados en Linkedin.
Y alguno/a me diréis:
– Era una buena idea abrirse el perfil, porque así podía indagar sobre empresas de su sector, podía ver otros perfiles similares…
4 tristes resultados para carpintero de aluminio…
– Otros diréis: Bueno, no todo es Linkedin, puedes abrirte un perfil en Twitter y buscar empleo con ese perfil a través de Twitter… O en Bebee o en Facebook…
A ver como te lo digo finamente… Si tu profesión es 1.0 (no se estila lo de usar mucho Internet y se lleva más usar “la tasca”), vete a la tasca y deja un ratito el ordenador.
Moraleja: Mueve tu perfil, pero no solo en las redes sociales (que es lo fácil y cómodo), hazlo también en foros de empleo, ferias, encuentros profesionales, tascas, bares, partidos de fútbol/basket de tus hijos/as, congresos, hackatones, campus partys, ludotecas, barbacoas, piscinas comunitarias y en general en todo lugar en el que te encuentres a otras PERSONAS que pueden abrirte una puerta.
 
2. Los portales de empleo están obsoletos no pierdas tiempo en buscar en ellos.
 
Anda, ahora resulta que Infojobs no tiene empleos, no hay ni una sola oferta buena en Infojobs, todas son “falsas” o no son “adecuadas”…
Pues me acabo de enterar. Infojobs, Turijobs, Ticjob y Tecnoempleo son portales que tienen algo ganado a las redes sociales profesionales tipo Linkedin o Bebee, es muy simple: ARRAIGO
Muchas empresas acuden a Infojobs porque es lo único que les funciona, eso y alguna ETT a la que en su día pidieron “cuarto y mitad de carretillero” y se lo pusieron fresco y al momento.
Es lógico pensar que lo que te funciona no lo vas a cambiar, y hasta ahora a muchos técnicos de RRHH les sirve y mucho el modelo de Infojobs, o de otros portales de empleo, ya que:
a) Les proporciona perfiles (muchos) en unos pocos minutos.
b) Les deja usar una herramienta de filtrado muy potente que permite situar preguntas de filtrado para descartar perfiles de forma cómoda.
c) Les sale mucho más barato que hacer un pedido a una ETT.
d) Y último… No todo el mundo tiene habilidades sociales para relacionarse rápidamente en Linkedin y conseguir perfiles.
Moraleja: Huye de todo consejo expresado en plan “No hagas esto” “Esto ya no vale” “Esto ya no se usa”, que se quede lejos ese tipo de consejos. Lo que ya no vale para algunos perfiles puede seguir valiendo para otros, y es contraproducente decirle a una persona cuyo único refugio para encontrar un empleo es Infojobs y algún otro portal, que deje de hacerlo y que se ponga a mirar en otros sitios, porque lo que haremos será desenfocarla y hacerla entrar en un bucle infinito (no hay sitios donde me ofrezcan empleo, no busco empleo). No obstante, cabe recordar que en los portales de empleo se sitúan solamente el 20 % de las ofertas de empleo que se producen en España, por lo tanto el otro 80% está en otros lugares (contactos, familia, amigos, bolsas de empleo, ETT´s, etc). Progresivamente debemos convencer a algunos “fieles” de Infojobs que además de usar este medio pueden usar otros adicionales.
3. Encontrar empleo hoy en día es más fácil que hace unos años, Internet es “la panacea”.
 
Yo opino que en algunos casos es todo lo contrario, debido a la brecha digital, hay gente que no se va a enterar de ciertas oportunidades de empleo porque no tiene acceso a medios digitales, y por lo tanto los que si tienen esos medios siempre llegarán antes a los puestos de trabajo más genéricos… Me explico:
Los que tenían Twitter y vieron este anuncio a través de mi cuenta o les llegó retuiteado llegarían de los primeros a la web de Adecco, y por lo tanto llegados a un determinado punto, los que no tuvieron acceso a Internet no se enteraron…

Internet abre posibilidades para los que saben usar Internet y se manejan con los ordenadores, independientemente de su edad, y se las cierra a los nuevos “analfabetos digitales” independientemente de su edad.

Moraleja: Usar Internet es positivo, si no usas regularmente este medio, sería muy conveniente que te pongas al día haciendo algún curso de búsqueda de empleo de alguna asociación, de tu servicio público de empleo, tu ayuntamiento, casa de cultura, etc.


4. Crea una marca personal y potencia la misma con un blog y perfiles en redes sociales.

¿Para qué?…

Lo primero antes de lanzar una marca al mercado (esto es de primero de marketing), sería hacer un estudio de mercado inicial.

Por lo tanto, ya puedes tener la mejor marca del mundo (personal), un blog con wordpress que sea “friendly” “adaptative” y “gromenhauer”, que si eres “Licenciado en Algo que no tiene Empleo” te vas a comer un Miguelito de la Roda como mucho…

Si tu mercado no existe, ni se le espera, si tu titulación es lo menos solicitado que ha dado el sistema educativo, no te mates a hacer una marca personal y un perfil hipertrofiado a base de recomendaciones y validaciones en Linkedin de gente que no te conoce, followers en Twitter que no saben a qué te dedicas pero te siguen por tu foto, etc;

Toca analizar bien “tus posibilidades” y si son nulas, debes hacer algo fundamental, borrón y cuenta nueva, y empezar por hacer otra titulación académica, o un curso que te inicie en una nueva profesión o simplemente ponerte a opositar o a emprender.

Y dirás… ¿Cómo sé que mi titulación no ofrece empleo?

La Prueba del Algodón: Recaba información de tus ex compañeros/as y si de la información que recabas te sale que la gran mayoría está en el paro, eureka, no es una conjura contra tu persona lo que ocurre, es nada más y nada menos que una simple ley económica: Ley de Oferta y de Demanda.

Nota: Que no tengan empleo aquí no significa que no puedan conseguirlo en otro país o en otra comunidad autónoma. Pero somos animales de “cercanías” y solemos buscar empleo cerca de donde vivimos.

Moraleja: De nada sirve trabajar en el envoltorio de un caramelo que se compone de aire, porque al primer bocado revelará una gran decepción.

5. Hazte Youtuber, es el oficio del futuro

De los creadores de “El Coaching tiene futuro” y “Ser Community Manager es lo mejor hoy en día para encontrar empleo”, llega a sus cines: “Youtuber, ese trabajo que te va a sacar del paro”.

Del paro te sacará, porque no estarás parado, pero darte de comer… Salvo que comas muy poco…

Muchos de los que leen este blog son futuros alumnos de FP, que llamados por el calor de una nueva moda creen que montando un canal en Youtube en el que comentan “cuatro videojuegos” a los que juegan, se van a hacer millonarios como El Rubius.

El Rubius es un producto de mercado muy bien diseñado, sabe muy bien a lo que se dedica y lo que realiza, y no es fruto de la casualidad ni del azar. No obstante habría que ver la proyección de futuro del negocio de El Rubius, porque al igual que un producto lanzado por una multinacional, tiene un ciclo de vida, y puede que en un par de años esté en fase de madurez (no gana más suscriptores e incluso los pierde) y empezando la fase de declive…

Primero molaba Tuenti, luego moló Facebook, luego moló Twitter, ahora Snapchat y mañana molará otra cosa, pues si quieres cambia el nombre de esas redes por el nombre de youtubers de ahora y verás como con el tiempo también pasa.

Moraleja: Desconfía de los negocios que son flor de un día, porque hoy se llevan y mañana no, y lo importante no es que tu profesión solucione una necesidad actual, como puede solucionarla Youtube hoy en día, lo importante es que tu profesión solucione una necesidad presente y futura, como por ejemplo (cuidado de niños, peluquería, cocina, desarrollo web, mecánica, odontología, etc). No te digo que no intentes ser youtuber, porque no soy quien para hacerlo (punto 2: huye de consejos absolutistas), solamente te pido que te cuestiones si merece la pena tanto sacrificio y tanto tiempo invertido en editar vídeos. (Coste de oportunidad). Youtube puede ser un negocio en si mismo, o una vía para potenciar tu profesión, tenemos muchos ejemplos: “Isasaweis”, “Unicoos”, “Pablo Alborán”..

 

AUTOR: EDUARDO MORENO
FUENTE: EDULCORO EL EMPLEO @edulcoro