• El Gobierno amplía hasta los 30 años la edad para acceder a la Garantía Juvenil de las personas con discapacidad.
  • Deberán mantener el puesto de trabajo por lo menos durante los seis meses en los que percibirá la ayuda.
Sáenz de Santamaría sobre Nóos dice que no puede “entrar a valorar ni una ni otra posición”
La bonificación de 300 euros en la cotización de los jóvenes que formen parte de la Garantía Juvenil aprobada ayer por el Consejo de Ministros es compatible con cualquier otro incentivo a la contratación, lo que supondrá que en algunos casos la rebaja de la cuota arroje un resultado positivo para la empresa.

Este saldo favorable para la empresa no será rembolsado por la Seguridad Social, según el texto del real decreto publicado este sábado por el Boletín Oficial del Estado (BOE), aunque sí podrá ser utilizado para rebajar la cuota de otro trabajador.

Así, si un joven que participa en la Garantía Juvenil es contratado de forma indefinida por una empresa aplicando la tarifa plana de 100 euros, también se beneficiará de la bonificación de 300 euros en su cotización, lo que supondrá un saldo positivo para la empresa que podrá destinar a rebajar la cuota de otro empleado.

No obstante, el texto del real decreto deja claro que para poder beneficiarse de esta medida las empresas o autónomos que contraten a los jóvenes deberán mantener el puesto de trabajo por lo menos durante los seis meses en los que percibirá la ayuda.

De lo contrario, si la empresa pone fin al contrato antes de cumplirse ese plazo, deberá devolver las bonificaciones que se hayan aplicado.

Además, la contratación de este joven debe suponer un aumento del empleo en la empresa tanto de carácter indefinido como del total, teniéndose que mantener este incremento durante los seis meses en los que se percibe la bonificación. En este caso no se tendrán en cuenta los despidos que no sean declarados improcedentes.

Discapacidad

Por otro lado, el Gobierno apunta en el texto del real decreto que el acceso al sistema de Garantía Juvenil está abierto con carácter general para los jóvenes entre 16 y 25 años, aunque en el caso de las personas con una discapacidad superior al 33% este límite se sitúa en los 30 años.

También especifica que la bonificación se podrá aplicar en los casos de socios trabajadores de las cooperativas y sociedades laborales, así como a las empresas de inserción que contraten a trabajadores en situación de exclusión social.

Asimismo, explica que las empresas sólo podrán aplicar esta bonificación una vez por cada trabajador, aunque en una primera ocasión no se hubieran agotado los seis meses de la ayuda.

La financiación de esta bonificación correrá a cargo del Servicio Público de Empleo Estatal y estará cofinanciado por el Fondo Social Europeo.

FUENTE: noticias.lainformacion.com