Los equipos de selección de personal usan todo tipo de ‘trucos’ para elegir al mejor candidato. Estas preguntas son algunos de ellos.

Solemos llevar nuestro currículum actualizado al máximo, nuestra mejor apariencia y también esa dosis necesaria de nervios que hacen que estemos alerta. Las entrevistas de trabajo son momentos tensos, de ilusión y nerviosismo a la vez, que conviene llevar siempre muy bien preparados sabiendo que el entrevistador hará preguntas intentando ‘pillarnos’ y descifrar nuestra personalidad. Estas son algunas de ellas.

1- ¿Por qué quiere cambiar de empresa?

Con esta cuestión se espera saber qué tipo de motivaciones tiene el entrevistado. Cuáles son sus metas, objetivos y exigencias en un trabajo; y además saber si la persona se ajusta a lo que la empresa busca. Hay que ser sincero en la respuesta, honesto, y tratar de hacer ver que sus expectativas se adecuana a lo que le ofrecen.

2- ¿Qué tal se llevaba con su último jefe?

Si no se ha llevado bien, no lo diga. Los equipos de relación de personal no quieren a gente que hable mal de anteriores jefes o compañeros, por mucho que entiendan las razones por las que pueda darse esta circunstancia.

3- ¿Por qué se fue de su última empresa?

Evindentemente, lo primero que quieren saber es si fue despedido o se marchó por otras razones. Mejor no mentir, puesto que el mundo es un pañuelo y muchas son las referencias de candidatos que se cruzan entre unas empresas y otras; y más si se trata del mismo sector. A esta pregunta hay que responder de forma preparada: Motivos por los que te fuiste pueden ser el horario, el bajo salario o frustración ante la falta de promoción interna.

4- ¿Cómo se definiría usted?

Ni se te ocurra quedar callado o contestar con un “no sé”. Con esta pregunta se cuestiona el grado de madurez, el conocimiento que el candidato tiene sobre sí mismo, sus fuertes y sus puntos débiles. Sé sincero y, sobre todo, lleva bien preparada esta cuestión: Soy una persona inquieta, con compromiso con los valores de las empresas en las que he trabajado… pueden ser la base sobre la que responder.

5- ¿Cuáles son sus hobbies?

El estado de ánimo de un trabajador es importante. Una persona con inquietudes y hobbies puede desarrollar otros valores como la solidaridad. Además, ciertas actividades como el deporte en equipo dicen mucho de una persona: compañerismo, competitividad sana… No inventes cosas que te gustan. Sé sincero y trata de adecuar los valores de cada uno de tus hobbies a su aplicación en el ámbito laboral.

FUENTE: IDEAL.ES

http://www.ideal.es/sociedad/201603/13/cinco-preguntas-trampa-pueden-20160313124623.html

entrevista-trabajo--644x362