Las guías telefónicas son cosa del pasado y la publicidad convencional está fuera del alcance de muchos profesionales. ¿Cómo promocionarse en este nuevo entorno? En la Red existen multitud de portales y ‘apps’ de contratación a través de los que se pueden ofrecer a empresas y particulares servicios de todo tipo, a cambio de una comisión, de una cuota mensual o, incluso, gratis.

En la Red existen multitud de portales y ‘apps’ de contratación a través de los que se pueden ofrecer a empresas y particulares servicios de todo tipo, a cambio de una comisión, de una cuota mensual o, incluso, gratis.

Cristaceo, Titan, La Morena y Luz Marina son los nombres con los que se han apodado a sí mismos el director creativo, el IT manager, la directora ilustradora y la de fotografía de la agencia digital Caleta de Peces. Su fundador, Cristian Bettley, la define como un mar en el que nadan diseñadores, publicistas, desarrolladores y fotógrafos. Antes de montar esta start up, Bettley era uno de los freelance que ofrecía sus servicios a través de Freelancer.com, la plataforma de contratación online más grande del mundo.

Freelancer.com, 99designs y Elance.com son las tres mayores plataformas de contratación

Freelancer.com es un espacio donde se ponen en contacto más de 13 millones de empleadores y autónomos de todo el mundo–. Para Bettley, una de las ventajas de este portal es el método de pago, basado en milestones (o hitos), por el que “se crea un crédito visible a los programadores, que va llegando hasta estos según van cumpliendo con sus compromisos. Hoy trabajo con gente de India, Estados Unidos y Venezuela”, comenta el fundador de Caleta de Peces.

Plataformas como Freelancer permiten a las empresas solicitar presupuestos y contratar a cualquier profesional, a través de Internet. En este caso, en el portal se ofertan fundamentalmente desarrolladores web y móvil, y diseñadores online de todos los rincones del mundo. En un mundo en el que las guías telefónicas de toda la vida han quedado obsoletas y la publicidad está fuera del alcance de los profesionales, estos portales constituyen un buen escaparate.Para todos los gustosFreelancer.com es de origen australiano. Es la mayor plataforma de contratación del mundo, pero no la única. La californiana 99designs.com, específica para diseñadores gráficos, tiene ya más de un millón de usuarios, y más de 225.000 empresas han solicitado un diseño a través del portal. El tercer gran referente internacional es Elance.com, también con sede en Silicon Valley. Es el gran rival de Freelancer, y se enfoca, además de la contratación de freelance, al reclutamiento de talento para las compañías.

Cada vez más empresas contratan por proyecto a profesionales especializados

A finales de 2013, Elance.com se fusionó con oDesk, otro de los gigantes del sector, para lanzar un órdago al líder. No olvidemos que la supervivencia de cualquier plataforma colaborativa –a excepción de las de nicho– se basa en alcanzar una inmensa base de usuarios. Dicho de otro modo, sólo los grandes permanecerán.

En España existe también un buen número de plataformas online de contratación, de distinto tipo.Etece.es, por ejemplo, es un portal a través del que contratar servicios del hogar. Filmarket Hub es un punto de encuentro para profesionales del mundo del cine. En Tutellus pueden subir cursos online cualquier profesor particular; y Guudjob es una plataforma para todo tipo de profesionales, en forma deapp móvil.Nuevos tiemposAunque suene a más de lo mismo, no deja de ser una realidad: trabajar durante toda la vida para una empresa es algo de lo que presumen cada vez menos personas. Dentro de unos años, este colectivo será casi testimonial. Las compañías, cada vez más, prefieren contratar por proyectos a profesionales especializados que les proporcionen el mejor servicio en tiempo y forma.

La elevada competencia obliga a los ‘freelance’ a imponer unos precios ajustados

Por eso, la marca personal que cada profesional pueda forjarse en la Red, y la opinión que los usuarios y clientes compartan sobre la calidad de sus servicios, determinará en buena medida su futuro.

Esta tendencia al alza ha sido la catapulta que ha disparado el nacimiento y desarrollo de plataformas que se ocupan de poner en contacto a profesionales con empresas. “Detectamos que muchas compañías y particulares no sabían bien dónde encontrar personal cualificado para cada tarea”, comenta Jaime Fernández, cofundador de Guudjob, una app móvil de nueva creación que permite buscar profesionales con criterios de geolocalización. “Una plataforma posibilita no sólo darte a conocer; también que otros usuarios verifiquen que eres un buen profesional en tu campo”, señala.

“Es la propia comunidad la que verifica la calidad tanto del empleado como del empleador. Si alguna empresa no cumple con el pago, o bien si la calidad del servicio que aporta un autónomo no está a la altura, uno y otro pronto quedarán fuera de la red”, confirma Sebastián Siseles, director general de Freelancer.com para España y Latinoamérica.

En esta plataforma ya se han publicado más de 6,5 millones de proyectos. Quien contrata al freelancepuede negociar con él de manera independiente el precio, los plazos y los detalles de cada iniciativa, y pagar online una vez que se sienta satisfecho con el resultado. Los principales países en los que contratan los empresarios españoles son, por este orden, India, Paquistán, Bangladesh, España, Vietnam, EEUU y Reino Unido. Los trabajadores independientes españoles son contratados, sobre todo, por empresas de España, EEUU, Reino Unido, India, Australia, Canadá y Alemania.Distintas estrategiasNo es un negocio sencillo. Para las plataformas, el gran reto es evitar que las empresas contacten directamente con los freelance, saltándose por tanto la comisión como intermediarias. Para los profesionales, por su parte, “la elevada competencia internacional, en especial en áreas como el desarrollo web, obliga a mantener unos precios ajustados”, afirman fuentes del sector.

Para las plataformas, el gran reto es evitar que las empresas contacten directamente con los profesionales

En este contexto, alcanzar un gran volumen resulta crucial. Guudjob, por ahora, ha optado por permitir que ambas partes se pongan en contacto, y quedarse al margen del pago de los servicios. Es decir, no recibe comisión. “Más adelante, una vez alcancemos una determinada masa crítica, pensaremos en qué modelo de negocio tendría sentido implantar”, comenta Fernández.

Otras plataformas, como Filmarket Hub, han optado en cambio por la especialización sectorial. Esta plataforma online está integrada por una red social de profesionales del mundo cinematográfico y audiovisual, creada para conseguir financiación privada, tanto nacional como internacional, para la elaboración de películas, documentales y series de televisión. Nacida en febrero de 2013, esta start upacaba de abrir una ronda de financiación a través de la plataforma de equity crowdfunding Bihoop.com, y ya cuenta con más de 1.000 usuarios procedentes de quince países, principalmente de España y Latinoamérica.

En Filmarket Hub, tanto los freelance como las empresas tienen que pagar una cuota para formar parte de este ecosistema sectorial, 30 euros mensuales en el caso de los creativos. Esta cifra varía en función de los servicios a los que se acceda. Para su artífice, Andrea G. Gianonne, “el futuro de estas plataformas está en la especialización por área de actividad”.

Otra aproximación original es la que propone Nyova, start up creada el pasado mes de septiembre que aspira a convertirse en la plataforma de referencia de jóvenes diseñadores mobiliarios. En su caso, Nyova filtra a los diseñadores a través de concursos, y se erige en fabricante y comercializadora de los diseños ganadores. “Acabamos de poner en marcha el primer concurso, del que saldrán un máximo de 24 proyectos ganadores”, expone Ander Eguía, uno de sus fundadores.

AUTOR: Montse Mateos y Elena Arrieta

FUENTE: http://www.expansion.com/