Infojobs reúne en un libro consejos para ayudarte a buscar trabajo en la era digital

AUTORA: ISABEL MUNERA munerais

El móvil se ha convertido en un compañero inseparable para muchos de nosotros. Nos sigue de día y de noche. De hecho, España se sitúa a la cabeza de Europa en la tasa de penetración de smartphones con un 81% de teléfonos inteligentes. Y no es sólo cosa de los más jóvenes. El 50% de las personas con edades entre los 55 y los 64 años acceden diariamente a internet desde estos dispositivos.

Los usamos para todo: desde comprar entradas de cine, mirar el tiempo, consultar información, buscar planes de ocio, ver vídeos, escuchar música, pagar… Y, según los expertos, bien utilizado puede resultar muy útil en la búsqueda de empleo. “Si los demás candidatos que son tu competencia utilizan este canal para la búsqueda de empleo y tú no lo haces, les estarás dando una ventaja”, explica Alfredo Vela, socio director de Social Media TIC’s and Training S.L. y autor del libro ‘Cómo buscar trabajo con las redes sociales (y sin ellas)’.

Por eso, Infojobs ha reunido en el libro ‘Aplícate al trabajo’ los consejos y experiencia de 10 reconocidos profesionales de Recursos Humanos, orientación profesional, redes y movilidad para ayudar a aquellos que buscan trabajo o están pensando en cambiar de profesión a sacarle el mayor partido a estas nuevas herramientas.

Inmediatez y sencillez

Siete de cada 10 candidatos que encuentran trabajo a través de este conocido portal de empleo lo hacen usando su aplicación móvil porque, al igual que utilizan Whatsapp para enviar mensajes o piden comida con Deliveroo, buscan algo sencillo, inmediato y personalizado que les ayude a buscar empleo. Y las apps cumplen esa función. Puedes consultar ofertas en tiempo real, presentar tu curriculum y encontrar clientes o hacer contactos.

Pero, ¿las usamos de manera adecuada? Según Alfonso Alcántara, director de ‘yoriento.com’, “creer que vas a encontrar empleo sólo por descargar un aplicación es como creer que vas a ligar sólo por salir a la calle”. Por eso, aconseja “enfocarse sólo en aquellas aplicaciones que realmente vayas a utilizar” y que más se ajusten a tus intereses.

Sin embargo, no siempre es fácil decidir qué app puede resultar más idónea para tu perfil profesional. Conviene que antes de descargar apps ‘a lo loco’, consultes análisis y comparativas sobre las distintas aplicaciones que hay en el mercado para buscar empleo en websites o foros especializados.

Optimizar el perfil

Una vez que hayas seleccionado tus apps favoritas, lo primordial es que optimices tu perfil y los datos que incorporas, de tal manera que estén actualizados y te hagas visible para las empresas. Usa palabras claves relacionadas con tu profesión, sector o competencias. Y no dudes en adaptar tu Currículum y personalizarlo en función de la oferta a la que aspires. Y, por último, si ves que no estás alcanzando tus objetivos, deja de usar esas apps.

Ante todo tienen que resultar útiles, también para hacer networking y conseguir nuevos contactos profesionales que pueden abrirte puertas en el futuro. Un 80% de las ofertas de empleo que se generan en España no se publicitan, es decir, se cubren de manera interna vía contactos o por candidaturas enviadas de forma espontánea. Por eso, no hay que desaprovechar ninguna oportunidad.

Pero de nada sirve postular el primero a una oferta de empleo gracias a la inmediatez que te proporciona una app, si no conoces nada de la empresa para la que quieras trabajar. María Luisa Moreno, especialista en búsqueda de empleo, aconseja revisar “todas las ofertas publicadas por las empresa que te interesan y buscar patrones: ¿qué habilidades y comportamientos son los que más valoran?, ¿el trabajo en equipo o la autonomía? ¿Tienden a buscar perfiles de gente polivalente o, por el contrario, súper especialistas, etc?”. “Todo esto”, añade, ” te dará una idea de cómo funcionan las cosas dentro de la empresa y a la vez podrás identificar dónde están las debilidades, los problemas y las necesidades. Cuanto mejor conozcas los problemas que hay detrás del puesto concreto que te interesa, mejor podrás adaptar tu candidatura” para demostrar que tú eres la persona que necesitan.

Palabras clave

Además, también puedes mejorar mucho en tu búsqueda de empleo si aprendes a localizar las palabras clave que usan las aplicaciones para determinados puestos. Moreno sugiere que busques en al menos 10 ofertas de empleo del empleo que te interesa los requisitos que se indican como obligatorios y los que son valorables. De ahí extraerás las ‘keywords’ que deberás incluir en tu currículum para hacerte más visible. “A las aplicaciones no las va a impresionar con tu formación, tus años de experiencia ni todas las competencias que adquiriste en un sector si ahora quieres aplicar a otro totalmente diferente. La app se va a limitar a escanear tu currículum buscando las palabras clave que le han dicho que tiene que buscar”, señala esta especialista.

Huella digital

En la era del reclutamiento 3.0, tu huella digital también es primordial. Lo que dices o publicas en las redes ofrece mucha información sobre ti: qué sabes hacer, cuáles son tus intereses, si eres creativo, cómo te relacionas con los demás, etc. Una información que le permite al ‘nethunter’ (buscatalentos en la red) “saber si encajas en una empresa y si le aportarás valor”, sostiene Gina Aran, directora de Inginium, consultora de Recursos Humanos y ‘coaching’.

Y no conviene confiarse aunque no se esté en búsqueda activa de empleo. “Muchos ‘nethunters’ buscan tanto perfiles activos como pasivos en la red. Siempre que publiques algo en redes piensa que al otro lado hay un reclutador”, añade Aran.

Tener un perfil en LinkedIn actualizado es casi imprescindible, según esta consultora, pero también aconseja estar en Twitter y en Facebook, “porque aunque se trate de una red más personal, si sabes elegir qué publicar resulta buena para que los seleccionadores conozcan tu ‘lado humano'”.

El formador, conferenciante y experto en redes sociales Alfredo Vela precisa que “existen muchas ofertas que se publican exclusivamente en redes sociales”. “No tener presencia”, añade, ” te hace perder la oportunidad de acceder a ellas y, por tanto, reduce tus posibilidades de éxito”. Sin embargo, subraya, no se trata tan sólo de estar sino de tener una presencia activa en las redes y aportar contenido de valor. Además, destaca, “las redes son un excelente instrumento para difundir la marca personal e incluso desarrollarla, y para aumentar y mejorar la red de contactos”.


FUENTE: PERIODICO EL MUNDO @elmundoes

VER + EN: http://www.elmundo.es/economia/2016/11/05/57fbb4dde2704ea60a8b458b.html