Anuncio de la Ministra de Empleo y Seguridad Social de “un nuevo plan de protección social para desempleados de larga duración que sean cabezas de familias sin ingresos por una cuantía de 2.500 millones de euros”. Como todavía hay poca información, no es posible entrar en detalle de cómo funcionará o si realmente ayudará a los que están entre los más necesitados.

Con un coste de 2.500 millones de euros beneficiando a 500.000, los fondos los destinarán a parados de larga duración sin ningún tipo de ingresos, que han estado sufriendo hace tiempo. Viendo el pasado de este tipo de medida que suena bien cuando se anuncia pero que funciona desastrosamente cuando se aplica, tendremos que ver si resulta que gastan más para administrarlo, en despilfarro o en ayudar a los más ‘listos’ que se organizan para cumplir con los requisitos.