Becas para trabajar en la Oficina del Defensor del Pueblo Europeo

Los licenciados en Derecho que deseen saber de primera mano cómo se trabaja en la oficina del Defensor del Pueblo Europeo pueden hacerlo ahora a través de la convocatoria de becas que la Unión Europea mantiene abierta. La duración de las mismas es de cuatro meses con posibilidad de ampliación para periodos que comienzan el 1 de septiembre y de enero.
La oficina del Defensor del Pueblo Europeo dispone de becas abiertas a lo largo de todo el año para licenciados en Derecho, cuya labor dentro del organismo pasaría por ocuparse de reclamaciones y preguntas de los ciudadanos.
El objetivo de las becas es que los recién graduados puedan adquirir experiencia laboral práctica y, sobre todo, se acerquen al funcionamiento general de la Unión Europea en el ámbito de defender los derechos de los ciudadanos. Entre las tareas de los becarios se incluye la investigación de las quejas y el trabajo en los distintos proyectos que maneja el Defensor del Pueblo.
La duración de la beca es de cuatro meses que el Defensor del Pueblo puede ampliar hasta el año completo y se desarrollará en Bruselas o Estrasburgo. Estas prácticas están abiertas a graduados en Derecho con nacionalidad de un estado miembro de la UE que, además deberán tener conocimientos amplios de una de las lenguas oficiales de la UE y un buen manejo de un segundo idioma, debiendo ser el inglés uno de ellos.
Para los becarios que no estén cobrando un salario o que no reciban apoyo económico de otro tipo, la oficina dispone de becas que cubren el 25% del salario base de un funcionario con grado AD 6 (cerca de 1.230 euros), así como el alojamiento en caso de ser necesario. Del mismo modo, también se cubren los gastos de desplazamiento al principio y final de la beca para quienes no posean otra forma de financiación.
La convocatoria de becas para trabajar en la oficina del Defensor del Pueblo se renueva automáticamente todos los años con dos periodos de entrada. El primero tiene lugar en septiembre y la fecha límite para presentar la candidatura expira el 30 de abril, mientras que en el segundo, que comienza el 1 de enero, la documentación podrá enviarse hasta el 31 de agosto.
Los interesados deberán enviar a la Oficina del Defensor del Pueblo europeo una copia de su currículum vitae junto con una carta de presentación en inglés explicando los motivos por los que se presentan a la beca, una copia de los diplomas o certificados que posea, una copia del DNI y un documento acreditativo de su situación financiera.
En un plazo de 15 días los candidatos reciben la confirmación de la llegada del material y antes de julio o de noviembre, dependiendo de cuando comience la beca, se les notifica si han sido admitidos.