• Si quieres acceder a tu primer empleo, participar en un programa de prácticas te abrirá las puertas del mercado laboral. Para ser el elegido debes dejar a un lado al arrogancia y demostrar que tienes iniciativa y ganas de aprender. Esto te hará destacar en el proceso de selección.
Una de las cosas que peor llevan los responsables de la selección de talento joven es que el perfil de candidato no se adecue no sólo al puesto, sino al sector en el que opera la compañía en cuestión. En un momento en el que las empresas están a la caza y captura de becarios, conviene que no errar el tiro con algo tan simple como enviar tu currículo a un organización que nada tiene que ver ni con tus habilidades ni con tus intenciones profesionales.

Daniel Fernández Alonso, director corporativo de GDF Suez España, aseguró recientemente en un seminario organizado por Dialogo y PwC que “el alineamiento de los valores de la compañía con los candidatos resulta clave”. Y añadió que la preparación técnica de la mayoría de los jóvenes que acuden a GDF en busca de prácticas es muy buena, “no tanto otros valores como la autonomía, la curiosidad y el optimismo que deben cubrir tanto los centros de formación como las organizaciones. También es misión de los departamentos de recursos humanos poner eso en contexto y pedirlo”.Los más codiciados Los máximos responsables de gestión de personas de Laboratorios Boiron, Sanofi Iberia y Carrefour España, también presentes en este seminario, coinciden en el peso de las actitudes en el procesos de selección de becarios, los trabajadores del futuro. Arrate Jimeno, de Boiron, señala “la actitud, la capacidad de aprendizaje e iniciativa y la ambición por su desarrollo y ganas de descubrir” como determinantes a la hora de escoger a sus nuevos becarios.

Para Carme Jordà i Pujol, directora de recursos humanos de Sanofi Iberia, “la capacidad de adaptación de los becarios es muy relevante, queremos cambiar la forma de hacer las cosas. Para nosotros es muy importante captar a gente de nuestro sector, cuando el rol lo permita, y que posean experiencia internacional. Que tengan una visión transversal y demuestren cooperación también resulta esencial”.

El aprendizaje, la iniciativa y la adaptación al entorno son decisivos en la elección del candidato

Asimismo, Susana Gómez, directora de recursos humanos de Kellogg, destaca una actitud positiva, la colaboración y asumir compromisos con responsabilidad como algunos de los parámetros decisivos a la hora de incorporar joven talento. Entre los factores que son eliminatorios en el proceso de selección señala “la arrogancia excesiva, la falta de integridad y compromiso y las dificultades para trabajar en un entorno colaborativo”.

Carmen de Andrés, directora corporativa de selección y Universidad Prosegur, hace hincapié en que “una beca debe ser interesante y productiva para ambas partes; desde la empresa se forma al candidato, y éste debe demostrar sus ganas de aprender. Muchos hemos empezado así y es importante creer en la idea de que nunca dejamos de formarnos”.

El mayor déficit que aprecia en los jóvenes Arturo Molinero, máximo responsable de personas de Carrefour, tiene que ver con las habilidades. “Este aspecto tendría que incluirse en los programas formativos. Tenemos que conseguir gente con influencia lateral y para ello las empresas tienen que perder el miedo a entrar en la universidad y viceversa”.

Los futuros becarios son muy exigentes con las características del proyecto que van a desarrollar

Esta colaboración entre los centros de formación y el mundo laboral también es imprescindible para Jordà i Pujol: “Invertimos mucho esfuerzo en la fase de reclutamiento. Hay que estar presente en las universidades y acudir a foros de empleo para que la gente sepa que estamos ahí. Es la mejor manera de localizar embajadores de la marca”.

GDF dispone de varios programas orientados a dar valor a la empresa y que sea atractiva para el futuro empleado. Fernández explica que “no se va a atraer a nadie si no existe un proyecto, un paquete concreto en el que se explique cuál es la visión, misión y valores. En este caso, el márketing se solapa con la estrategia de recursos humanos”. Jordá i Pujol aprecia una evolución en los candidatos: “Son más exigentes en cuanto que se preocupan por el proyecto y por la carrera internacional. Y también muestran un mayor interés por los intangibles y la parte de responsabilidad social corporativa”.El currículo perfectoAl margen de tu formación, un factor que resulta decisivo para llamar la atención de los reclutadores es el currículo. Si tienes algún tipo de experiencia previa, como prácticas o un voluntariado, destácalo. Puede ser un elemento diferencial. Algunas empresas también valoran que el candidato conozca la función o el sector, sin embargo otras prefieren dejar fuera del proceso a los perfiles de becario senior. Es el caso de Kellogg: “Aunque reúnan los requisitos del programa entendemos que no cumplen el propósito de las becas, que es dar oportunidades de adquirir experiencia profesional a los que aún no la tienen”, explica Gómez.

En cuanto a la forma, los consultados coinciden en que la sofisticación de un currículo no impacta tanto como una presentación clara y concisa. Recuerda que te enfrentas a miles de competidores y que destacar es sinónimo de superar la primera criba. Alicia Sánchez, directora de recursos humanos de Altran, explica que “el currículo ideal debe tener una estructura clara, que las fechas de estudio o de las prácticas que haya realizado se vean claramente y de un vistazo, y que los idiomas aparezcan con su correspondiente certificación, si se tiene”. También señala que “la carta de presentación sea llamativa y que consiga despertar interés. Las personas deben aprender a venderser bien”.

Un currículo debe ser corto, contener información relevante, práctica y que encaje en la oferta laboral

La firma de tecnología incorpora entre 70 y 80 becarios al año dentro de los diferentes programas de prácticas, que tienen hasta un año de duración. Sánchez asegura que el 75% se incorpora a la empresa tras el periodo de prácticas.

Prosegur cuenta con más de 100 becarios en todo el mundo, que en 2013 cubrieron el 15% de las vacantes. De Andrés dice que un currículo debe ser claro y fácil de leer: “Si alguien que no se dedica a lo mismo que tú no lo entiende, es que algo está mal. Nosotros comparamos el perfil de los candidatos con el puesto que queremos cubrir, y esto se percibe de manera instantánea”.

Arrate Jimeno, responsable e recursos humanos de Laboratorios Boiron España, lo define en una frase: “Un historial debe ser corto, contener información relevante, práctica y adaptado a lo que estoy buscando”. Y, al igual que la mayoría de los expertos en selección, afirma que “un currículo en inglés debería ser ya algo natural”.Pistas para acertar– Averigua qué sector y qué empresa cumplen con tus expectativas de carrera laboral.

– Escoge el canal más adecuado para darte a conocer. A menudo la página web corporativa resulta más eficaz que las redes sociales.

– Elabora un currículo breve, claro y que refleje quién eres, qué formación tienes y cuáles son tus aspiraciones profesionales. Incluye también tus aficiones.

– Si a lo largo de tu formación has organizado algún foro o liderado un grupo de trabajo, incorpóralo a tu historial o aprovecha la entrevista de selección para, sin arrogancia, hablar de ello.

– Deja claro tu capacidad de adaptación si te interesa el proyecto: quieres trabajar y no importa dónde ni el horario.

AUTOR: M. Mateos   FUENTE: EXPANSION.COM