Esta empresa, concesionaria de la explotación de la mina ubicada en Barruecopardo, prevé iniciar el acondicionamiento del yacimiento después del verano. Para ello, contratará a unos 110 trabajadores y en el proceso tendrán preferencia los desempleados de la zona. El proyecto generará, además, 200 empleos indirectos.

Saloro, empresa especializada en la explotación minera, acaba de recibir el visto bueno para explotar el yacimiento de Wolframio de Barruecopardo, en Salamanca, en régimen de concesión. Durante los primeros nueve años del proyecto, esta compañía prevé invertir un total de 200 millones de euros, 50 de ellos en la puesta en marcha de la explotación.

En términos de empleo, Saloro ha avanzado que se crearán más de 300 puestos de trabajo: 110 de ellos serán puestos directos, cuyos contratos se articularán a través de una bolsa de empleo que se creará después de la Semana Santa. Los interesados podrán inscribirse en la sede que la empresa tiene en el propio municipio. Además, Saloro cuenta en su web con una sección de empleo en la que podéis registrar vuestros datos.

En relación con esto último, el consejero delegado de Saloro, Stephen Nicol, ha explicado que la política de la empresa establece, en la medida de los posible, que se dé “preferencia en la contratación a los propios habitantes de Barruecopardo, seguidos de los vecinos de los pueblos aledaños y la comarca de Vitigudino en toda su extensión”.

Los primeros operarios se encargarán del acondicionamiento medioambiental de la antigua mina e iniciarán sus actividades después del verano.

Cuando la mina esté en marcha estará en disposición de producir entre el 10 y el 12% del Wolframio mundial, no procedente de China, líder mundial de producción de este mineral con el 75% de la cuota de mercado.

Saloro es la filial española de la compañía irlandesa Ormonde Mining Plc., que cotiza en las Bolsas de Irlanda e Inglaterra, y tiene proyectos activos en diversas regiones de España.

FUENTE: http://www.portalparados.es/