Podría parecer que, dada la actual situación de desempleo, según los datos del INE en el primer trimestre de 2016, la tasa de paro es del 21%, es decir, algo menos de cuatro millones de parados; sugerirle a una persona que acepte ofertas de voluntariado, podría llegar a herir de alguna manera su sensibilidad.

A menudo, acuden a mi servicio jóvenes muy preparadas pletóricas de ganas de poner en práctica todos sus conocimientos, de empaparse de la realidad que, durante la carrera, apenas han tenido tiempo de paladear y que reiteran la máxima “en las ofertas me piden experiencia, pero si nadie me da una primera oportunidad…”. Creo que, incluso, esas mismas palabras la utilicé una vez, hace ya mucho tiempo, para implorar poder acceder a una oferta en la oficina de empleo… Pero, sobre todo, son personas llenas de ganas de sentirse completas, realizadas, de sentirse dignas porque no olvidemos que, en el modelo del Estado de Bienestar, el trabajo es una necesidad humana, además de un derecho, que socializa, integra y legitima a la persona trabajadora; otorga un estatus.

Para muchas de estas personas, hacer voluntariado es perder una oportunidad de encontrar un trabajo, más todavía, es una estafa. Porque piensan que, en este momento, lo que necesitan es un sueldo, es un trabajo “de verdad” que les permita llevar una vida de adulto.

En cierto modo, las entiendo, yo me sentí exactamente igual cuando en un congreso de Voluntariado, hace ya bastantes años en Murcia, al que acudieron los presidentes de varias asociaciones muy importantes dentro del Voluntariado (como Cruz Roja, Cáritas, Jesús Abandonado y algunas más) alguien, durante su intervención habló del perfil del voluntario. Explicaba este señor, no recuerdo exactamente cuál de estas asociaciones presidía que, el voluntario, debía tratar de ser una persona cualificada, comprometida y que pudiese participar, pero no de forma esporádica, sino de manera continuada, casi como si fuese una jornada de trabajo. Yo en ese momento en que no trabajaba, me sentí ciertamente bastante ofendida. Y es que, lo que ese hombre estaba buscando, era personas trabajadoras sin asalariar. Oír esto, cuando no tienes trabajo, no puedes acceder a una vivienda ni permitirte muchas de las cosas que no son artículos de lujo sino elementos de derecho, más cuando acabas de ver a esa persona bajarse de un coche de gama alta, parece que puede soliviantar a más de una.

Desde el año 1996, fecha en la que se publica la Ley del Voluntariado (derogada por la Ley 45/2015, de 14 de octubre), se establece el voluntariado como una actividad solidaria y altruista que proporciona a quien la realiza más de lo que supone para los demás pero queen ningún caso, como se contempla en su artículo tercero, podrá reemplazar lo que supone un trabajo retribuido.

 

Dicho esto, además de por una vocación de interés general, hay otras razones, si aún no os habéis decidido, que pueden motivar nuestra participación en estas acciones incluso cuando nos encontramos en un proceso de búsqueda de empleo. A priori, se podría creer que únicamente estarían destinadas a personas jóvenes que buscan su primer empleo, sin embargo, estas razones son válidas para todas las personas, tengan o no experiencia.

 

Razones:

 

1.Mejora la autoestima y las ganas de ponerte en movimiento. Estar inmerso en una situación de desempleo puede llegar a ocasionar baja autoestima y una caída de la motivación. Realizar acciones de voluntariado, puede ayudar a sentirse satisfecho contigo y con los demás. Mejora la percepción de uno mismo y ayuda a sentirse útil puesto que puedes aportar tu granito de arena a una causa elegida por ti.

2.Mejora las habilidades sociales y personales más demandas en las empresas: empatía, comunicación, escucha activa, tolerancia, trabajo en equipo… Si no tienes experiencia, es un buen momento para potenciar estas habilidades y adquirir vivencias que acompañen nuestra candidatura. Además, la realización de acciones de voluntariado siempre debe quedar debidamente acreditada por la entidad, que nos facilitará un documento con las funciones y tareas desempeñadas.

3. Facilita conocer y ampliar contactos. Como hemos dicho en otras ocasiones, los contactos son una de las fuentes más importantes en la búsqueda de empleo. El voluntariado, es una muy buena manera de conocer nuevas personas, ampliar nuestro círculo y nuestra mente.

4. Permite adquirir y practicar nuevas competencias profesionales, que en situación de desempleo pueden llegar a oxidarse si no lo practicas. Es una manera de mantenerse actualizado y de adquirir experiencia en un campo que nos interese. Los ámbitos de actuación del voluntariado son muy diversos: social, internacional, ambiental, cultural, deportivo, educativo, socio-sanitario, ocio y tiempo libre, comunitario, protección civil.

5. Es una experiencia que las empresas valoran positivamente. Porque habla de los valores que pueden llegar a inspirar a una persona, de sus inquietudes y motivaciones, aspectos muy valorados en las empresas y que es complicado atisbar en una entrevista.

6. Ayuda a ganar en credibilidad. Es una forma de darte a conocer, de demostrar todo lo que eres capaz de hacer, con un valor añadido, que es demostrar que eres capaz de hacer algo incluso cuando no hay ninguna recompensa pecuniaria.

7. Permite mejorar la formación. Ya que muchas entidades, además de proporcionar la formación básica del voluntariado, facilitan a sus colaboradores formación útil para desempeñar su trabajo. También, las universidades pueden reconocer académicamente las acciones de voluntariado realizadas.

8. Nos mantiene en contacto con la realidad. A veces, cuando entras en una situación de desempleo, no es difícil aislarse y perderse en un bucle infinito donde cada día es igual al anterior. Tener un motivo para salir de casa y ayudar a los demás nos permite, también, seguir sintiéndonos integrados y comprendidos.

9. Te permite conocer otras culturas, otros países y otros idiomas. No sólo porque puedas acceder a un servicio de voluntariado europeo, sino porque, además, colaboras con personas de otras nacionalidades que aportan modos de trabajo diferentes que siempre enriquecen el nuestro propio.

10.Si quieres que te ayuden, empieza por ayudar a los demás. Muchas veces, nos acordamos de los demás sólo cuando queremos o necesitamos que nos ayuden. La mejor manera de que se acuerden de nosotros, es empezar ofreciendo.

Os dejo una última razón que no está directamente relacionada con el empleo:

11. Este mundo sería mucho mejor si todas las personas nos ayudásemos, a uno mismo y a las demás.

 

Os presento ahora, algunos de los recursos que podéis encontrar por Internet, tanto webs como cuentas de Twitter interesantes. Os animo a que compartáis también y podamos aumentar el listado.

Recursos

1. http://www.plataformavoluntariado.org/ Organización no gubernamental que coordina la promoción y difusión del voluntariado y la acción solidaria a nivel estatal.

Integrada por 78 organizaciones, regionales y autonómicas, promociona el voluntariado y participa en la elaboración de políticas que lo incentiven. Cuenta con un dossier de recursos, con formación y publicaciones muy interesantes.

2. http://www.voluntariado.net/ de la Fundación Esplai Ciudadanía Comprometida y con el apoyo del Ministerio de Sanidad y Política Social.

En esta Web, además de la información básica sobre el voluntariado, podemos encontrar un buscador de entidades en el que podemos seleccionar los ámbitos en los que queremos colaborar (salud, educativo, medio ambiente, entre otros).

3. https://www.yovoluntario.com/index.php Portal dependiente de la Dirección General de Familia y Políticas Sociales de la Comunidad Autónoma de Murcia.

En ella podemos encontrar información general, noticias sobre acciones formativas y otros recursos importantes: un directorio de asociaciones, un tablón de anuncios con ofertas y otro con demandas de voluntariado.

4. http://coordinadorademurcia.org/Coordinadora de ONGD para el Desarrollo Región de Murcia. Federación de Entidades sin fines lucrativos.

Conjunto de ONGs que buscan impulsar el trabajo desarrollado por éstas y que les presta apoyo y asesoramiento. Cuenta con un listado de ONGs, formación, agenda de convocatorias, etc.

5. http://www.hacesfalta.org/oportunidades/ de la Fundación Hazlo Posible.

Portal para la promoción del voluntariado. Ofrece información sobre multitud de convocatorias en diferentes países del mundo. También cuenta con una sección de ofertas de empleo remunerado y de prácticas profesionales.

6. http://www.juventudenaccion.injuve.es/acciones/voluntariadoeuropeo/ Servicio de Voluntariado Europeo. Del programa Europeo Juventud en Acción.

A través del Instituto Nacional de la Juventud, ofrece información, materiales y la posibilidad de realizar acciones de voluntariado en un país distinto a su país de residencia. Proporcionan apoyo lingüístico y administrativo (visado, permisos de residencia, etc.).

7. http://www.workaway.info/index-es.htmlNo es una agencia.

A través de un registro de pago (23 € por una cuenta individual y 30 € para una cuenta de pareja al año) te permiten contactar con anfitriones y encontrar proyectos en diferentes partes del mundo. El resto de contactos los hace la persona voluntaria.

8. Asociaciones y entidades (entre otras muchas):

http://www.fundacionfade.org/

http://www.caritasregiondemurcia.org/

http://www.cruzrojamurcia.es/

http://www.jovenesydesarrollo.org/

http://www.ligaeducacion.org/

http://manosunidas.org/

http://telefonodelaesperanza.org/

En Twitter:


AUTORA: LOURDES COBACHO @LourdesCI

FUENTE: LA NUEVA RUTA DEL EMPLEO

VER + EN: http://www.lanuevarutadelempleo.com/Noticias/8-recursos-y-10-razones-por-las-que-hacer-voluntariado-durante-la-busqueda-de-empleo