Para lograr el pleno empleo es necesario hacer cambios profundos en la educación y en el propio concepto del trabajo, según el estudio 50 estrategias para 2050. El trabajo y la revolución digital en España
¿Qué estrategias se deben desarrollar para afrontar la revolución digital? Esta es una de las preguntas a las que da respuesta el estudio 50 estrategias para 2050. El trabajo y la revolución digital en España, cuyo objetivo es analizar los efectos que los cambios tecnológicos asociados a la revolución digital tendrán en España, con especial enfoque a los que afectan al mundo laboral.

Una de las conclusiones principales del trabajo resalta la necesidad de implementar cambios profundos en los sistemas educativos, económicos y políticos, así como en el propio concepto del trabajo, para evitar que en 2050 haya desempleo generalizado.

Las estrategias planteadas en el informe elaborado por Fundación Telefónica y Prospektiker, empresa dedicada al análisis de futuros escenarios de la sociedad, se dividen en 5 ámbitos de análisis: educación y aprendizaje, ciencia y tecnología, empresas y trabajo, sociedad y cultura, y gobiernos y políticas.

Educación y aprendizaje

De acuerdo con el estudio, la educación “se convierte en el ámbito prioritario de actuación en España para tender el escenario más positivo en el horizonte de 2050”.

Las estrategias que el informe recomienda en el área de educación y aprendizaje están enfocadas principalmente aflexibilizar el sistema educativo, reorientarlo hacia una educación más individualizada, así como desarrollar metodologías didácticas encaminadas a solucionar retos, impulsar el auto empleo, el aprendizaje y la autoeducación.

También se propone mejorar todos los programas educativos reforzando las STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas), competencias cada vez más necesarias en una sociedad que cada vez más digital. Por ello, el estudio propone promover la alfabetización digital de la sociedad para favorecer la inclusión en el progreso tecnológico.

Generalizar la educación integral e integrar las TIC a la docencia; promover una educación integral que aúne las competencias tecnológicas con el impulso de la creatividad y las humanidades, son otras recomendaciones expuestas en el informe.

Empresas y trabajo

En cuanto al sector empresarial y el mercado laboral se asegura que se debe dar un mayor apoyo al autoempleo y el emprendimiento y se proponen el impulso de políticas que incidan en la importancia de la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) y que favorezcan el aprendizaje permanente.

Sobre prestaciones sociales se subraya la necesidad de modificar los modelos actuales y dirigirlos hacia esquemas de “flexi-seguridad”, un modelo de organización que se basa en un mercado de trabajo flexible, políticas activas de formación y una alta protección por el desempleo

Ciencia y tecnología

En el apartado de ciencia y tecnología las propuestas recalcan la importancia de definir una estrategia a nivel nacional que englobe contenidos tecnológicos propios basados en las singularidades del país. Esto conlleva una mayor atención hacia la I+D, un sector que, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), ha visto reducido el presupuesto destinado a sus actividades en los últimos seis años

La importancia de apostar por la ciberseguridad como sector estratégico y humanizar los entornos organizacionales y tecnológicos para crear un entorno positivo para una cuarta revolución industrial, son otros de los puntos destacados.

Sociedad y cultura

Las estrategias en sociedad y cultura otorgan importancia a la garantía de la equidad efectiva entre hombres y mujeres en todos los aspectos, así como por el establecimiento de una renta básica como derecho fundamental.

Con tal de garantizar la igualdad entre todos los ciudadanos en una sociedad en constante evolución, se destaca la necesidad de facilitar a todos el acceso a las competencias digitales fundamentales para no excluir a nadie de los beneficios del progreso.

Gobiernos y políticas

Finalmente, en términos políticos y gubernamentales, el informe aconseja prestar especial atención a la capacidad de intervención del Gobierno en las “estrategias de regulación y control de las tecnologías de IA (Inteligencia Artificial)”.

Asimismo, propone que la estrategia nacional sobre tecnología se convierta en una política de Estado y que las administraciones promuevan más el uso de las tecnologías.

Los retos de futuro

Entre los retos que España debe afrontar para lograr más empleo de aquí a 30 años destacan los relacionados con políticas y actuaciones dentro del marco de la sociedad, ha apuntado el estudio, tales como:

  1. Articular espacios de encuentro sobre el futuro del trabajo.
  2. Favorecer la transición entre el mundo educativo y el laboral.
  3. Impulsar la formación para el empleo en competencias y valores de futuro.
  4. Realizar un seguimiento continuo del mercado de trabajo en cuanto a tendencias y tecnologías.
  5. Fomentar la transparencia, la evaluación y la comunicación.
  6. Establecer la coordinación en red y la transversalidad en el empleo, la industria y la educación.
  7. Mejorar las condiciones y recursos para el emprendimiento y el autoempleo.
  8. Impulsar el diálogo social para unas nuevas relaciones laborales.
  9. Incorporar a la empresa española modelos de mayor corresponsabilidad.
  10. Reflexionar sobre el Estado del bienestar y el modelo de protección social y fiscal.
  11. Apoyar sectores estratégicos vinculados a la digitalización.
  12. Reforzar los valores de inclusión, equidad e igualdad de oportunidades.

Ficha técnica

La metodología utilizada para realizar el informe se ha dividido en tres fases: una inicial de análisis documental, una encuesta Delphi, en la que participaron más de 25 expertos para adaptar las tendencias globales al ámbito español en base a diversos condicionantes, y unos talleres de planificación y priorización de estrategias para el futuro.


FUENTE: EDUCAWEB

VER + EN: https://www.educaweb.com/noticia/2018/04/23/estrategias-afrontar-revolucion-digital-mundo-laboral-18421/