Normalmente las empresas prefieren contratar personas con experiencia en el puesto que van a desempeñar. ¿Qué hacer entonces para acceder al mercado laboral si eres un recién  graduado?¿Cómo demostrar tu potencial? ¿Qué hacer para superar el bagaje de otros?

 

La conocida como ‘crisis del egresado’, expresión utilizada por los profesionales de recursos humanos, define cómo los recién titulados, una vez terminada su formación, no pueden desarrollarse profesionalmente porque los empleos a los que aspiran tienen un hándicap: se requiere de experiencia de entre uno o dos años.

Sin embargo, esta ‘crisis del egresado’ es una etapa más del crecimiento profesional. Todo trabajador ha encontrado una empresa que le ha brindado esa ansiada primera oportunidad que, sin duda, le ha permitido adquirir otras nuevas experiencias.

Desde la Comunidad Laboral Trabajando.com-Universia ofrecen cuatro consejos que serán de ayuda para conseguir el primer empleo.

1.PREPARA CORRECTAMENTE TU CV

¿Qué poner en el apartado ‘experiencia profesional’ si nunca has trabajado? A pesar de no tener bagaje y no poder poner mucho en este punto, no desesperes. Opta por destacar y hacer hincapié en otros aspectos como los méritos académicos, los trabajos de voluntariado, trabajos de verano… Los seleccionadores tienen en cuanto los logros, las capacidades y las habilidades.

Recuerda que el CV es tu tarjeta de presentación: correo electrónico profesional, número de teléfono visible, evita las faltas de ortografía, coloca la experiencia (en caso de tenerla) de más reciente a menos…

2.ESTRATEGIA Y RED DE CONTACTOS

¿Dónde quiero estar? ¿Hacia dónde quiero dirigir mi carrera? Tener claro nuestros objetivos profesionales en esta fase de búsqueda es fundamental. No envíes CVs sin sentido a empresas que quizá ni te interesen. Los contactos siempre son importantes, asiste y participa en eventos, conferencias o seminarios del sector.

3. MARCA PERSONAL

¿Qué te diferencia del resto de candidatos? Puedes realizar un ‘análisis DAFO’ de tu persona, que no es más que una autoevaluación con la que detectar debilidades y fortalezas profesionales. Esto nos ayudará a la hora de “venderte”. En entornos digitales como los actuales, la marca personal va desde cómo presentamos nuestro CV a cómo estamos en redes sociales. La idea clave, aunque suene frío, es pensar en nosotros como un producto que quisiéramos vender.

4. REALIZA PRÁCTICAS

Aplicando lo mencionado con anterioridad, si hay algo que deben tener presente los jóvenes recién titulados es que la beca es en la actualidad una etapa (casi) obligatoria.

Esta fase debe ser vista como la oportunidad para aplicar los conocimientos adquiridos y de desarrollar nuestras capacidades profesionales, y de adquirir nuevas habilidades. Buscar por tanto empresas con departamentos relacionados con nuestra formación será nuestra principal misión. Además de ampliar nuestra red de contactos, será útil para ir completando el campo de experiencia de nuestro CV que nos abra las puertas de otros procesos de selección