Cada día tomamos decisiones en nuestra vida que afectan a nuestro entorno por lo que si queremos reducir nuestro impacto en el medio ambiente debemos tener un estilo de vida más sostenible. En el 2020 se estima que se necesitarán 1,75 planetas para satisfacer el consumo mundial, esto supone que estamos hipotecando el futuro de las próximas generaciones.

Muchas veces reducir nuestro impacto supone un gran esfuerzo por nuestra parte, pero la mayor parte de las acciones sostenibles son muy fáciles de llevar a cabo en nuestra vida diaria.

A continuación, se plantean unos sencillos consejos para reducir nuestra huella ecológica y por tanto disfrutar de un estilo de vida más sostenible.

Consumo

  • Compra sólo que necesites. Piénselo dos veces antes de comprar y valora tus necesidades. Ten cuidado con las campañas publicitarias que invitan al consumo excesivo y no compres productos innecesarios y superfluos.
  • Infórmate de las consecuencias sociales y ecológicas de la generación de los productos que consumes habitualmente.
  • Elige productos a granel. Compra productos que no presenten envases, especialmente alimentos, se reducirá considerablemente los residuos.
  • No compre productos de un solo uso, como platos de plástico.
  • Compre productos electrónicos eficientes. De entrada son más caros, es verdad, pero a la larga el ahorro de energía que representan compensa.
  • Adquiera artículos teniendo en cuenta su longevidad, para ello elija artículos de mejor calidad. Tenga en cuenta la obsolescencia programada.
  • Elimine de tu compra las bolsas de plástico y lleva siempre una bolsa reutilizable.
  • Compre productos locales. Los productos locales presentan, por regla general, un menor impacto y ayudan a la economía de la zona.
  • Consuma frutas y verduras de temporada. Estos alimentos suelen ser más sabrosos y baratos.
  • Procure comprar productos ecológicos, con las etiquetas correspondientes.
  • Compre ropa con tejidos 100% naturales como el algodón, lana o lino, y no tratada con tintes tóxicos. Las telas con derivados del petróleo contaminan mucho más en su fabricación. Siempre que pueda elija ropa sostenible.
  • Intente arreglar los artículos antes de comprar un nuevo producto.
  • Compre productos de segunda mano. La compra de productos usados permite alargar la vida útil de los mismos.
  • Opte por emplear plantas locales para nuestros jardines. Presentarán una mejor adaptación y mejorarán el hábitat de nuestro entorno.

Casa

  • Apage la luz y electrodomésticos (televisión, pc, etc) cuando no sean necesarios. No los dejemos en la función de “stand-by” ya que siguen consumiendo energía. Uno de los mejores ejemplos es el televisor.
  • Emplee lámparas de bajo consumo. Actualmente las bombillas de LED son una buena solución.
  • Aproveche la luz natural. Abra sus persianas y use tanta luz natural como sea posible antes de encender sus bombillas.
  • Elija pilas y baterías recargables. Así alargaremos la vida útil de estos productos.
  • No deje el cargador del móvil enchufado.
  • No se olvide de las 3R. Reutiliza, reduce y recicla. En primer lugar, intenta reutilizar los productos que tienes en casa, para darle una nueva vida. Segundo, elige productos que presenten pocos residuos. Por último, en el caso que generen residuos que se puedan reciclar, es muy importante que clasifiques bien los residuos para su posterior reciclaje.
  • Utilice la secadora sólo cuando sea necesario. Siempre que pueda tienda la ropa al aire libre (o dentro de casa). Esto supondrá un gran ahorro energético.
  • Planche cuando tenga un gran volumen de ropa. La plancha es un electrodoméstico que presenta un gran consumo energético. Por esta razón no la utilicemos para planchar una sola pieza de ropa, y sólo cuando tengamos varias prendas.
  • Emplee la lavadora de forma responsable. Use la lavadora cuando esté llena, con programas cortos y lave a temperaturas altas cuando la ropa esté muy sucia o con manchas difíciles.
  • Utilice productos de limpieza biodegradables o más naturales. Muchos de los productos de limpieza empleados son muy contaminantes, por esa razón tenemos que limitar su uso y emplear  productos biodegradables y naturales (limón o vinagre).
  • Póngase una prenda más en lugar de encender la calefacción.
  • No abuse de la calefacción y del aire acondicionado. Con regular la temperatura ambiente a 20ºC en invierno (hemisferio norte) y a 26ºC en la época estival es más que suficiente
  • Apague sus dispositivos por la noche, incluida la wifi.
  • Reutilice el agua para el riego de plantas. Podemos poner un cubo debajo de la ducha y aprovechar el agua fría que sale al comienzo o darle un segundo uso al agua con la que hervimos verduras.

Cocina

  • Ahorre energía en la cocina con sencillos trucos. Ajuste el tamaño de los recipientes a los hornillos o fuegos. Tape las cazuelas mientras cocine para no escapar el calor.
  • No desperdicie comida. En el mundo se desperdician millones de toneladas de comida al año.
  • Guarde la comida en envases reutilizables, como el vidrio. No emplees envases de un solo uso como el papel de aluminio o bolsas de plástico.
  • El aceite usado no lo tire por el desagüe.  Cada litro de aceite usado que se tira por el sumidero puede contaminar 1.000 litros de agua. Los aceites usados, guárdalos en un recipiente para su reciclaje. En el caso de que en su municipio no se reciclan los aceites, es mejor solución depositarlo en la basura, como un mal menor.
  • Utilice correctamente el horno. No abra el horno cuando se esté usando porque disminuye la temperatura de su interior en unos 20ºC. Utilízalo para cocinar varios alimentos a la vez. También puedes apagarlo antes del tiempo de cocción para que se termine de cocinar con el calor residual del horno.
  • Reduzca el consumo de carne. En los países occidentales presentamos una dieta con un exceso de consumo de carne. Nos lo agradecerá nuestro cuerpo y emitiremos menos emisiones de gases de carbono.
  • No deje ningún grifo abierto cuando no lo utilice. Y si tienes un grifo averiado arréglalo cuando antes. Una gota por segundo supone 30 litros de agua al día.
  • Emplee el lavavajillas a carga completa. No hace falta enjuagar los platos antes de meterlos en el lavavajillas, basta con quitar los restos sólidos.
  • Si lava los platos a mano limite el uso de agua caliente.
  • Use servilletas y paños de tela y no servilletas de un solo uso, como las de papel.

Baño

  • Dúchese en vez de bañarte, ahorrarás una gran cantidad de agua. Si recorta el tiempo de ducha también ahorra agua.
  • Instale aireadores o atomizadores en los grifos. De este modo podrá ahorrar hasta un 50% de agua cada vez que abras el grifo de la cocina o de la ducha.
  • No use el inodoro como una papelera. Además de gastar mucha agua puedes provocar problemas de depuración en tu ciudad.

Oficina

  • Pide facturas online, reduciremos el consumo de papel. Además, puede solicitar que las notificaciones bancarias también sean electrónicas.
  • Emplee materiales reciclados. Use papel reciclado para sus impresiones.
  • Asegúrese que los ordenadores o computadores cuando no estén en uso que entren en modo de ahorro de energía.
  • Utilice siempre la impresión a doble cara siempre que sea posible.
  • Use su teléfono, tableta o PC para tomar notas.

Transporte

  • Camine o ande en bicicleta siempre que sea posible, en vez de emplear vehículos motorizados. Se lo agradecerá su salud y el entorno.
  • Utilice el transporte público si las ubicaciones están considerablemente alejadas, para desplazarnos a pie o en bicicleta.
  • Reduce tus vuelos. Emplea otros medios de transporte como el tren que presenta una menor huella de carbono.
  • Organice viajes compartidos para el trabajo, deportes, eventos y otras actividades.

Los pequeños gestos son los que marcan la diferencia en la protección del medio ambiente, un compromiso que se refleja en nuestra salud y nuestro bolsillo.

 


AUTOR:  @JomtaboJose

FUENTE: TYS MAGAZINE

VER + EN: https://www.tysmagazine.com/50-simples-consejos-para-disfrutar-de-un-estilo-tu-vida-mas-sostenible/


 


Si te parece útil, puedes DIFUNDIR en tus Redes Sociales. Gracias!