Zara y Geox, entre otras, son algunas de las empresas señaladas por el grupo Labour Behind The Label

Zara, Geox, Lowa o Deichmann están en el punto de mira en el estudio elaborado por Labour Behind The Label. El grupo de presión británico ha concretado en su último informe las condiciones laborales a las que están sometidos muchos trabajadores en Albania, Bosnia, Macedonia, Polonia, Rumanía y Eslovaquia por parte de algunos fabricantes de zapatos.

No hace falta irse muy lejos para descubrir la explotación y las duras condiciones laborales a las que algunos trabajadores del calzado están sometidos. Así lo desvela el último informe de Labour Behind The Label que dicta que son varias las empresas que se aprovechan de esta situación enEuropa del Este.

No sólo se habla de salarios bajos, también de discriminación de género,dificultades para coger vacaciones completas, horas extra sin remunerar oriesgos para la salud por la presencia de sustancias tóxicas. Todo ello se ha extraído a partir de entrevistas a 179 empleados de 12 fábricas distintas de los países antes citados.

En el informe “Labour on a shoe string” se explica que “su poder adquisitivo es comparable al de Chino o Indonesia” y así, quedan afectadas las más de 120.000 personas que están trabajando en la industria del calzado en estos países.

Bajo la etiqueta “Made in Italy” o “Made in Germany” se refugian para sugerir a los clientes que se trata de zapatos de alta calidad u omiten que están producidos, en realidad, en países de bajo coste. En este sentido,Geox se desvincula completamente de este asunto, asegurando que todas sus etiquetas se corresponden con el país de producción.

Por otro lado, Inditex ha admitido trabajar con dos de los seis países mencionados: Rumanía y Albania, aunque matiza que se trata de una producción muy pequeña respecto al total, sin precisar porcentajes. Su memoria anual de 2015 apunta que la compañía vigila que fabricantes y proveedores sigan un código de conducta de obligado cumplimiento, en línea a lo que marca la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En esta línea, la compañía asegura realizar una evaluación exhaustiva en los países donde produce o donde trabaja con proveedores locales. Así, “contribuimos a objetivos tan relevantes como la reducción de las desigualdades, la protección de la salud y el bienestar o la promoción del trabajo decente y el crecimiento económico”, detallan.

Albania cobra una quinta parte del SMI alemán

Si se habla del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), un albano cobra una quinta parte del SMI alemán: apenas 0,80 euros por hora trabajada. Según la investigación, uno de cada tres trabajadores de este sector cobra menos de 121 euros al mes. Esta cifra asciende a 163 euros en Macedonia, aunque los empleados del calzado apenas alcanzan los 145 euros. La situación en Bosnia (0,92 euros por hora trabajada), Rumania (0,88), Polonia (1,81) y Eslovenia (2,01) tampoco es mucho mejor.

El estudio recoge el testimonio de una trabajadora que explica que “lo más complicado es pagar la calefacción en invierno. Nuestros padres trabajan en España, nos mandan algo cada pocos meses y así vamos tirando”. En este sentido, lo más común es pedir dinero prestado para seguir hacia adelante, además, los precios continúan subiendo mientras los sueldos permanecen congelados, algo que resulta aún más complicado para seguir sobreviviendo.

Agua no potable y productos químicos perjudiciales

Los trabajadores del calzado tienen que hacer frente también a las condiciones de insalubridad de las fábricas. “Usamos una única letrina para 200 mujeres” recoge el informe. Asimismo, están obligadas a beber agua del grifo, aunque no sea potable, según relata otra empleada.

A esto se le suma el contacto constante con productos químicos perjudiciales para la salud sin usar guantes, tal y como aseguran los entrevistados, pues esto supondría a la empresa “una pérdida de productividad y un salario más bajo”.

Estas condiciones están lejos de recibir una inspección de trabajo, pues tal y como se recoge en el informe, ninguno de los 179 entrevistado la ha presenciado jamás.


fuente: equiposytalento.com

http://www.equiposytalento.com/noticias/2016/08/31/alertan-de-las-condiciones-laborales-en-europa-del-este-de-los-trabajadores-del-calzado