Las empresas de automoción suplen las deficiencias de la Formación Profesional (FP) Dual pública con programas propios adaptados a los procesos productivos para ganar eficiencia y empleo cualificado.

“Cuando contratamos a un joven que procede de la Formación Profesional (FP) Dual pública tenemos que enseñarle a trabajar, y eso, a nuestra empresa, le cuesta tiempo y dinero y le resta productividad”. Esta frase del responsable mundial de recursos humanos de Seat, Joseph Schelchshorn, resume el sentir de las multinacionales automovilísticas con presencia fabril en España, que al buscar jóvenes para oficios específicos se encuentran con graves deficiencias en la formación en “algo tan básico como las rutinas del puesto de trabajo”.

Desde el curso 2012-2013, en España se imparte FP Dual pública, por la que los alumnos pasan entre el 33% y el 85% del plan de estudios haciendo prácticas o trabajando en las empresas, en función de los acuerdos firmados entre estas últimas y los centros de estudios, dependientes de la Consejería de Educación de cada Comunidad Autónoma y, en última instancia, de los dictámenes del Ministerio de Educación.

Manos a la obra

Ahorro

Seat ofrece un programa de formación dual con casi 2.000 horas más de aprendizaje y, aun así, 5.600 euros por alumno más barato. Su coste por alumno y título es de 13.000 euros, frente a los 18.600 euros que le costaría al Estado

A la espera de la próxima reforma de la FP, aprobada recientemente por el Gobierno, compañías como Seat en Martorell (Barcelona), Volkswagen en Landaben (Navarra) y Renault (Palencia y Valladolid), cuentan con sus propios programas en colaboración con las instituciones públicas.

En concreto, Landaben cuenta con la VW Academy, un espacio de 3.200 m2 dedicados a la formación. En ella, los alumnos que han completado dos años en la FP dual optan a un posgrado en la fábrica. Consta de 1.700 horas, de las que dos terceras partes se reciben en la VW Academy y las restantes se realizan en un puesto de trabajo en la propia cadena de montaje de la factoría. Si los alumnos procedieran de un grado superior de FP, el posgrado sería de 1.000 horas.

Renault aplica en sus dos centros de Castilla y León un programa similar al de Landaben para los estudiantes de último curso de FP. Los que entran en el programa asisten por la mañana a su centro de enseñanza y por la tarde hacen 3,5 horas en las factorías de Renault en Villamuriel de Cerato (Palencia) o Valladolid, desde el mes de octubre hasta febrero. Y de febrero a junio realizan las prácticas en el Centro de Trabajo (FCP) pasando 8 horas en Renault.

Entre ambas, el alumno acumula 660 horas prácticas. Y luego puede optar a otros seis meses adicionales de prácticas en las que percibirá el salario mínimo interprofesional. El compromiso de contratación de Renault, en este caso, es del 40% de los alumnos. “Si inviertes en formación es lógico que te quedes con ellos”, explican desde la firma francesa.

Seat, por su parte, cuenta con su propio programa completo de FP dual de grado medio en su planta de Martorell, homologado por la Consellería de Educación de la Generalitat de Catalunya. Contempla un total de 4.625 horas prácticas y teóricas en los tres años que dura, de las que los aprendices pasan 1.700 horas efectivas trabajando en la compañía.

Desprestigio de la FP

En España la media de horas formativas en la FP pública se sitúa en 2.000 por título, de las que sólo entre el 10% y el 15% son prácticas, “que el alumno pasa mirando cómo se trabaja, no trabajando”, según Schelchshorn.

Sólo el 23% de los jóvenes en España tiene formación de grado medio, frente al 46% en la UE

España registra en la actualidad un paro juvenil del 51,8%. Y con un lastre añadido: el escaso número de jóvenes con formación de grado medio. Sólo el 23% de ellos la tiene, mientras que en la Unión Europea el porcentaje es del 46%. En España un 44% de jóvenes no tiene ninguna cualificación, frente al 27% de Europa. Por contra, existe en nuestro país una mayor proporción de titulados universitarios (31%) que en el conjunto del territorio europeo (28%).

“Muchos padres creen que sus hijos deben ir a la universidad para ganar dinero”, considera Schelchshorn. De ahí el desprestigio de la FP, provocado en parte por el impulso de los programas universitarios”, también alejados de la realidad empresarial”.

Esto no ocurre en otros países como Alemania, del que se ha adaptado el modelo de formación dual nacional. El presidente de Seat, Jürgen Stackmann, se pone como ejemplo: “Yo me formé con la FP dual en un banco, pero en vez de quedarme en él, decidí cursar estudios superiores. En Alemania, la FP dual tiene el mismo prestigio que la universidad”.

Qué piden las empresas

España gana en universitarios a la UE pero “sus programas están alejados de la realidad empresarial”

De cara a la reforma prevista de la formación profesional en España, las empresas del sector del automóvil proponen una mayor implicación en los programas de formación, incluyendo los de grado superior, para adaptar el conocimiento a la realidad de la empresa. Al fin y al cabo, se trata de sus futuros empleados. Por ahora, el Ejecutivo se ha comprometido a reforzar la colaboración público privada en la FP Dual.

En la actualidad, para compañías como Seat, Volkswagen y Renault resulta rentable poner en marcha su propio plan de formación práctica. En el caso de Seat, este trabajo está remunerado con entre 250 y 530 euros al mes (en función de la antigüedad). La marca explica que su programa tiene un coste por alumno de 18.800 euros, mientras que el de la FP pública le cuesta al Estado 18.600 euros. Ahora bien, Seat obtiene un rendimiento del aprendiz en la fábrica durante tres años valorado en 5.800 euros, con lo que el coste neto del programa por alumno se reduce a 13.000 euros. Los 45 participantes de la primera promoción trabajan en el grupo con un contrato indefinido.

Una industria que crea más de 25.000 empleos

La automoción creó el año pasado uno de cada tres nuevos empleos dentro la industria manufacturera española. En total, 26.800 nuevos trabajadores cuyos contratos fueron indefinidos en más del 80% de las ocasiones. Esta creación de empleo deriva de la adjudicación de nuevos modelos -que no serán los últimos en llegar, con lo que el empleo seguirá creciendo- a las 17 plantas automotrices productivas en España. Adjudicaciones devenidas de los acuerdos logrados entre las direcciones de las plantas y los sindicatos, dando lugar a convenios colectivos más flexibles y competitivos con respecto a los países del Este de Europa o del Norte de África, y que fueron el embrión de la vigente Reforma Laboral. Las factorías españolas han recibido modelos de mayor valor añadido gracias no sólo a contar con fábricas tecnológicamente muy avanzadas, sino a la mayor cualificación de los empleados. Por ejemplo, Seat ha recibido ya más de 3.500 currículos para cubrir la oferta de 100 plazas de ingeniero para trabajar en los proyectos que se desarrollan en el Centro Técnico de Martorell del grupo Volkswagen.

Fuente: http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/desarrollo-carrera/2015/06/08/5575d174e2704ebb218b457d.html