La robotización y la digitalización están poniendo fecha de caducidad a algunas tareas, pero también están revitalizando otras a las que se augura larga vida.

El 60% de los puestos de trabajo de hoy, no existía hace 25 años. Quien lo asegura es Raymond Kurzweil, director de ingeniería de Google. La afirmación no es nada descabellada. Basta con echar un vistazo a los puestos de reciente creación vinculados a las redes sociales en todos los ámbitos empresariales, y contar los que poco a poco han desaparecido: se hace extraño ver a personas vendiendo un billete de transporte, e incluso los dependientes tienen los días contados en un mundo en el que manda la venta online.

La tecnología digital ha revolucionado el panorama laboral. Carlos Recarte, socio de Recarte&Fontenla Executive Search, menciona su impacto en el sector del entretenimiento televisivo: “Se ha pasado de negocios de alquiler de películas, como la extinta Blockbuster, a la aparición de plataformas pay per view como Netflix, que tienen un modelo distinto y que han creado muchos puestos de trabajo en lo que tenga que ver con la gestión de plataformas y modelos comerciales. Todo lo que pueda ser automatizado se automatizará, y aquellas posiciones que a día de hoy no puedan se parametrizadas, tendrán mayores garantías de éxito. Cuanto mayor sea nuestro nivel de educación, menor probabilidad existe de que nuestro trabajo peligre”.

Insustituibles

La robotización y la progresiva computerización empujan a un cambio que según Jeremy Bowles, del think tank europeo Bruegel, en España supondrá la pérdida del 55,3% de la fuerza laboral. Germán Nicolás, advisory managing partner de Korn Ferry HayGroup, menciona a este experto para ilustrar la realidad, pero explica que hay determinados puestos que las máquinas no pueden hacer: “Aquellos que tienen que ver con la percepción y manipulación. Las máquinas tienen muy difícil trabajar con formas y texturas no predeterminadas, por eso los cirujanos o ciertos diseñadores están a salvo, por ahora. También los puestos que tienen un fuerte componente creativo, diseñadores de moda o de videojuegos; y los que impliquen inteligencia social, es decir persuasión y negociación. Por eso dicen que se confía en la durabilidad de abogados, consejeros delegados o profesores”.

La robotización supondrá en España una pérdida del 55,3% de la fuerza laboral

Recarte también coincide en señalar la creatividad, la innovación y la inteligencia social como “parte fundamental en las empresas para poder seguir creciendo”. Reconoce que las nuevas generaciones están mucho más orientadas a trabajar por proyectos, en equipos, en muchas ocasiones virtuales, por lo que “el apoyo del CEO de la compañía es vital. El primer ejecutivo y su comité de dirección deben ser los primeros en valorar positivamente a los profesionales con mentalidad divergente, es decir, que sean capaces de observar la realidad desde diferentes perspectivas”. Entre los puestos inmunes a la digitalización Recarte identifica las posiciones de I+D, con el permiso del CFO –chief financial officer– o director de finanzas: “En un momento en el que la digitalización ha redefinido los procesos y funciones de negocio, es un agente de innovación implicado en el desarrollo e implementación de nuevos modelos digitales”, afirma. Nicolás hace referencia a los boundary jobs -puestos de interrelación- como los más resistentes y necesarios, “ya que trabajan en el límite, en la frontera de la organización, y aseguran la interacción entre los diferentes equipos”.

Adaptables

La adaptación es fundamental para la superviencia y muchas profesiones han optado por ella. Sodexo ha analizado a fondo este fenómeno y entre los reyes de la adaptación señala a los orientadores profesionales ecológicos, que podrían asesorar a empleados y trabajadores sobre el impacto de sus tareas; o los recolectores de energía, que aunarán construcción e ingeniería para recoger la energía cinética de las personas a través de los materiales con los que permanezcan en contacto. Y, relacionados con las infraestructuras señala al ingeniero de caminos inteligentes, supervisor, analista de sensores de control, diseñador de interiores de vehículos inteligentes o representante de ventas de publicidad en interiores de vehículos inteligentes. Las habilidades de comunicación y relación les hace inmunes al desempleo. Como explica Miriam Martín, directora de márketing de Sodexo BI, “el componente de relación personal es la clave. Nunca se podrá sustituir, por ejemplo, a un doctor que atiende a un paciente”.

Cómo ser irremplazable

  • Mentalidad emprendedora: identifica oportunidades, innova y asume riesgos.
  • Agilidad en el aprendizaje: aprende de la experiencia y enfréntate a situaciones desconocidas.
  • Lidera el cambio: antícipate, reacciona, sé flexible y adáptate.
  • Liderazgo ‘real’ de equipos: saca lo mejor de las personas, inspíralas.
  • Haz fácil lo difícil: simplifica y clarifica los problemas.
  • Gestiona la diversidad.

FUENTE: EXPANSIÓN DIARIO – @montsemateos

VER + EN: http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/empleo/2016/11/07/5820d989268e3e3b518b45ab.html