¿Has identificado en qué fase de tu carrera profesional te encuentras y estás decidida a confeccionar tu Plan de Carrera – (infografía)? Para ello debes tener en cuenta tres grandes fases.
1. Autoevaluación: te servirá para conocer la situación en la que te encuentras.
2. Definición de objetivos: te ayudará a marcar dónde quieres llegar y cuándo.
3. Puesta en marcha: deberás ejecutar todas las decisiones tomadas previamente ayudándote de las herramientas disponibles para ello.
     1. Autoevalución
Antes de comenzar con la ejecución de tu plan, debes analizar tu situación profesional. Sé objetiva e identifica la etapa en la que te encuentras, las fortalezas y oportunidades, lo que te gusta y lo que no, tus objetivos cumplidos y los que están por llegar.
  • Si te encuentras en la etapa JUNIOR:
Presta atención a tus puntos fuertes y débiles. ¿En qué aspectos flaqueas y qué te gustaría mejorar? Escucha tus intereses, ¿con qué actividades te sientes realizada? Identifica tus habilidades. ¿En qué destacas?
Nuestro consejo: Elabora un Análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) para tenerlo claro.

LECTURAS IMPRESCINDIBLES PARA ELABRORAR TU PLAN DE CARRERA PROFESIONAL: 

– Cómo se hace un Plan de Carrera Profesional
– Infografía: Cómo hacer un Plan de Carrera Profesional
– Modelo de Plan de Carrera Profesional en Word

  • Si te encuentras en la etapa SENIOR:
Pregúntate si tu actual puesto de trabajo te dirige hacia tu objetivo, si continúa aportándote aprendizaje y satisfacción o si por el contrario te encuentras anclada en un punto que no te permite avanzar o no te satisface. Te recomendamos 4 tips para saber si has alcanzado el trabajo de tus sueños.
2. Definición de objetivos
Tras analizar tu situación, has podido detenerte a pensar dónde estás y dónde quieres llegar. Qué te frena y qué puede ayudarte a mejorar. Es por tanto el momento de tomar decisiones en función a las conclusiones que has extraído y de marcarte unos objetivos.
Toma decisiones: ya conoces tus puntos fuertes y débiles. Potencia los que te hacen destacar y minimiza los que pueden perjudicarte.
Define tu objetivo: Enfoca tu carrera. Lo primero y más importante es definir hacia dónde te diriges, cuál es tu meta laboral. Señalar con claridad este punto te permitirá trabajar para conseguirlo. Si no sabes con certeza dónde te gustaría estar, define dónde no quieres verte, qué sector o qué puestos de trabajo no te harían sentir realizada y acota tu objetivo. Es el momento para comenzar a perfilar tu entorno laboral ideal.
Ya conoces tu situación en tu puesto de trabajo y has analizado tu percepción hacia ella. En función de cómo hayas respondido podrás tomar decisiones y fijar objetivos. Te guiamos con las respuestas:
Si has respondido algo como:Mi trabajo me satisface, me siento realizada. He alcanzado mi objetivo o me encuentro en el lugar adecuado para hacerlo”.
Toma decisiones: Continúa en esa línea.
Define tu objetivo: Si has llegado a tu puesto ideal, tu objetivo es conocer cómo conservarlo. Si quieres alcanzar uno superior, defínelo y márcalo como tu prioridad para que la ejecución del plan de carrera gire en torno a ello.
Si has respondido algo como: “Siento la necesidad de dar un cambio de rumbo a mi carrera profesional. No me siento comprometida con mi trabajo y está lejos de mi verdadero objetivo”.
– Toma decisiones: No es tarde para redirigir tu carrera profesional. Evalúa tu situación y plantéate el cambio.
– Define tu objetivo: Focaliza tu atención en el nuevo sector o puesto de trabajo al que quieres acceder y un plazo para lograrlo.
Si has respondido algo como: “Estoy en el lugar correcto para conseguir mi objetivo pero algunos aspectos no me satisfacen”.
– Toma decisiones: No es tarde para perfeccionar aquello que no te gusta. Impulsa tu carrera profesional y enfócate en tu objetivo.
– Define tu objetivo: Señala qué aspectos quieres cambiar y un plazo para conseguirlo.
   

3. Puesta en práctica del Plan de Carrera
Hacer un esfuerzo de gestión personal y tomar las decisiones correctas pueden lanzar tu carrera hacia el éxito. Adelántate a los hechos, construye tu carrera profesional y evita arrepentirte al echar la vista atrás. Para ello, no olvides:
  • Llevar a cabo un calendario u hoja de ruta.
Es el momento de elaborar o diseñar un plan con un conjunto de acciones que se desarrollarán a corto y a medio plazo. Define los tiempos de forma aproximada, y cíñete a ellos tal y como lo haría una empresa.
  • Pedir ayuda a tu empresa.
Muchas empresas ya cuentan con políticas de Plan de Carrera en sus departamentos de Recursos Humanos. En este caso se tienen en cuenta los intereses y objetivos futuros del trabajador y se aplica en puestos clave de una empresa y en personas de alto potencial. Para ello se elaboran planes de formación, políticas de promoción dentro de la empresao rotación por departamentos que pueden permitirte una formación multidisciplinar en diferentes áreas de una misma entidad.
En las empresas en las que no existe como tal, arriésgate a proponer una recolocación, o a solicitar un puesto de trabajo diferente al que se te asignó en un inicio.
Otros pasos que debes dar son además de recivisar la documentación de cómo hacer un plan de carrera es:
– Potenciar tu branding personal (5 claves).
– Participar en encuentros Networking.
– Invertir en formación complementaria a la que adquiriste en la etapa de formación para reducir tus puntos débiles.
– Rodearte de mentores. Prestar atención a su experiencia y tomarla como modelo.
– Consulta a expertos