¿Cómo no fracasar en tu camino a la valentía?

Los emprendedores a menudo tienen dificultades cuando empiezan a hacer las llamadas en frío. Odian llamar a otros para hacer crecer el negocio y tampoco son buenos haciendo eso. La forma de hacerlas es con demasiada timidez y se dan por vencido demasiado pronto cuando se encuentran con resistencia. No manejan bien las objeciones. Y al final, no traen el pan para casa.

El miedo al fracaso

Uno de los chicos de nuestro equipo tenía este problema. Era extraño, ya que él era una persona audaz, valiente y extrovertida. Pero, fue decirle a vender por teléfono y se convirtió en un pollo un poco asustado.

La causa era obvia: el miedo al fracaso. Tenía miedo al rechazo. Los dos sabíamos el porqué. También comprendió racionalmente que este miedo no servía a un propósito positivo, sin embargo, estaba atrapado en él.

Convertir los temores a la realidad

¿Cómo podríamos conseguir que se librara? ¿Cómo podríamos sacudirlo y cambiar su estado?

Me decidí por desafiarlo con una nueva tarea.

“¡Falla en cada llamada!” Para el resto del día, el debería llamar a la gente y hacer que le colgaran. Su misión era la de fallar miserablemente.

Para hacerlo más divertido, le dije que fallara de una manera diferente en cada llamada. “Comienza hablando muy lento y sin entusiasmo”, le dije.

Nuestra pequeña conversación de coaching se había convertido en el centro de atención en la oficina. Todo el mundo en nuestro equipo lo estaba mirando cuando hizo la primera llamada. Su malestar era evidente. Pero él siguió el juego. Cada… palabra… hablada… lentamente… con… terriblemente… muuuucho… silencio… una pausa… en el medio. Doloroso.

Todos en la oficina tenían que auto controlarse para no estallar a carcajadas. Pero no sucedió una vez que la otra persona le colgó. Toda la oficina se estaba volviendo loca, incluyéndolo a él.

El equipo pensó en un nuevo reto para la segunda llamada: la tartamudez. “Hol, hol ,hol, hola, es, est, esto, es, es, es,…”

Después de diez llamadas de este tipo el ambiente en toda la habitación había cambiado totalmente.

Cambio de estado

Lo miré a los ojos y le dije: “¡Ahora a por ellos! Cierra tratos. Utiliza todo lo que tienes y haz que suceda. A divertirse !!!”

De repente, él era una persona diferente. Transformación total de la energía: valiente e imparable. Una máquina implacable.

¿Qué causó esta transformación?

No es una nueva idea. Él ya sabía que era sólo el miedo lo que le retenía. Pero ahora había transferido este conocimiento desde un nivel lógico y racional a una idea instintiva. Había interiorizado emocionalmente lo que sabía mentalmente cuando se fracasa. Y eso le llevó a un gran avance en su comportamiento.

Utilice esta técnica si alguna vez te sientes ansioso haciendo llamadas en frío (o úsala para ayudar a un colega):

1. Aborda la cuestión y verbalízala.

2. En lugar de tratar de evitar el fracaso, el objetivo es el fracaso.

3. Sé creativo sobre diferentes formas de lograr el éxito con el fracaso.

4. Diviértete y sé un tonto. Se abrirá la bóveda secreta de un profundo poder de ventas dentro de ti.

5. Ahora que ya has experimentado lo que se siente con el fracaso, te das cuenta que no hay nada que temer.

6. Ahora, aplástalo y mira cómo puedes actuar apuntando hacia el éxito.

¿Cómo perdiste tu miedo al fracaso en el pasado? Por favor comparte tus historias y experiencias para que todos podamos dejar de lado nuestros miedos y vivir vidas más aventureras y exitosas. 🙂

¿Quieres aprender más sobre las ventas en una startup? Echa un vistazo a mi curso gratuito de correo electrónico de 30 días: http://close.io/free-venta-course/

Bio:

Steli Efti es el CEO de Close.io, software de ventas que ayuda a las empresas SaaS a cerrar más negocios y hacer más ventas. Él ha trabajado con más de 150 startups ayudándolas a escalar sus modelos de venta.

 

FUENTE: www.eureka-startups.com