¿Envías miles de currículos pero no recibes ninguna llamada? Aquí encontrarás los ajustes para que tu formación y trayectoria profesional deslumbren.

Tu título académico, dónde vives o el día que naciste no son relevantes para conseguir un trabajo, sin embargo en qué has trabajado puede ser definitivo para acceder a un empleo, incluso más que tu formación. Así lo confirma Hudson, compañía global de soluciones de talento, que propone 20 ajustes para mejorar tu carta de presentación en muy poco tiempo, porque, como asegura Alfredo Santos, director general de búsqueda y selección, “los seleccionadores reciben cientos de currículos cada día y, según los últimos estudios, dedican de media solo 6 segundos a cada uno. Por eso es necesario que captar la atención del reclutador desde el primer momento”.

1. Cambia el tipo de letra a Georgia, Calibri o Arial. Son las más legibles.

2. No uses Times New Roman porque a primera vista, no se entiende bien.

3. Si necesitas más espacio, reduce los márgenes superiores e inferiores de la página a 1,3 cm y los laterales a no menos de 1,8 cm.

4. Destaca la experiencia o la formación aumentando el tamaño de la letra y poniéndola en negrita para que el seleccionador lea mejor los apartados más importantes.

5. Añade líneas divisorias entre las secciones principales.

6. Elimina tu domicilio. Los estudios demuestran que los detalles más inocentes pueden reducir tus posibilidades.

7. Quita tu fecha de nacimiento, por la misma razón que en el apartado anterior.

8. Añade un link de LinkedIn a tu perfil que esté perfectamente cuidado y actualizado.

9. Aumenta el interlineado dos puntos por encima del tamaño de la letra (por ejemplo, si tu letra está a tamaño 12, el espacio entre líneas tiene que estar a 14).

10. Si utilizas alguna sigla, asegúrate de escribir antes su significado.

11. Prescinde de fotografías y elementos visuales a no ser que te los hayan pedido. Pueden distraer la atención.

12. Si tienes un vacío en tu experiencia laboral de pocos meses, cambia la fecha de inicio y de final poniendo solo los años.

13. Al describir un puesto, no añadas más de 6 puntos destacados de información. Por muy bueno que seas, no los van a leer.

14. Pon la experiencia por delante de la formación. ¡Tu título no es lo más importante!

15. Elimina la frase “referencias bajo petición”, ya que resalta algo obvio y poniéndola estás malgastando espacio.

16. Revisa el formato para comprobar que estás usando el mismo tipo de letra, espacios, etcétera.

17. Revisa la ortografía.

18. Léelo en voz alta. Es la mejor forma de identificar frases que suenen raras.

19. Guarda el archivo en formato pdf para que no se desconfigure aunque lo hayas escrito en Word.

20. Cambia el nombre del archivo para incluir tu nombre al principio. Destacará más.


AUTORA: RAQUEL MARTÍNEZ@RaqMartinezM

FUENTE: EXPANSIÓN

VER + EN: http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/empleo/2016/07/04/577a8b82e2704ecc288b45e0.html