En la actualidad es muy común encontrarse con individuos recién graduados de su facultad que están deseosos por comenzar a poner en práctica sus conocimientos, pero no pueden porque en el ámbito laboral no tienen ninguna experiencia. Los conocimientos adquiridos en las universidades parecer no ser suficientes para las empresas que aparentemente valoran más lo que has hecho sobre lo que sabes.

Si este escenario te ha sucedido más de una vez, te recomendamos que no cedas ante la angustia y mejor pongas manos a la obra para conseguir adentrarte en el mundo laboral incluso si cuentas con menos experiencia que el resto de tu competencia. Para ello pretendemos ayudarte con una serie de trucos que sin dudas te serán muy útiles para que logres ese cometido.Recuerda que es importante contar con una actitud proactiva para que puedas aplicar cada uno de los trucos que te presentamos sin problemas. Ya que de nada sirve dejarte desmotivar por los comentarios o experiencias negativas del pasado si tu futuro sigue siendo brillante gracias a todos los conocimientos que tienes. Ahora sin más preámbulos te presentamos los mejores trucos que te ayudarán a comenzar a trabajar en tu campo.

No seas quisquilloso al aplicar a un empleo: es cierto que muchas personas queremos conseguir de inmediato el trabajo de nuestros sueños luego de haber invertido tanto tiempo y esfuerzo en los años de la universidad, pero esa no siempre es la realidad. En los mercados laborales del mundo las tasas de desempleo son inquietantemente altas, y a eso se le suma que de seguro competirás por los puestos con profesionales más experimentados.

Si quieres salir airoso de esa situación lo mejor es que estés abierto a cualquier oportunidad de empleo, no solo limitarte a las opciones que mejores beneficios te ofrezcan. Ten presente que lo más importante es encontrar trabajo dentro de tu área de experticia incluso si este no cumple con tus expectativas. Recuerda que es temporal y estas allí para crecer como profesional.

Mejora tus conocimientos: si crees que con los 5 años de la carrera estas más que listo para comenzar a trabajar, te tenemos la mala noticia de que tal vez eso no sea suficiente. En orden de que puedas destacar sobre el resto resulta imprescindible que adquieras más preparación académica para compensar la laboral. Para ello te invitamos a que no escatimes en cursos, talleres o diplomados que te beneficiaran enormemente.

Otro punto son las especializaciones, dentro de cualquier carrera siempre se despliegan muchas áreas de trabajo específicas, y volverte experto en una de ellas es un pase seguro a conseguir un trabajo incluso sin experiencia. Infórmate de cuál es el nicho donde más te guastaría laborar y comienza a invertir en tu preparación.

Haz networking: la universidad suele ser un ambiente propicio para este tipo de actividades, ya que tus profesores son de seguro el primer contacto que tendrás con el mundo laboral en el que quieres incursionar. Lo importante de hacer networking no es el simple acto de realizarlo, sino el de mantenerlo. Crea vínculos con esas personas y consigue sus recomendaciones, tal vez incluso un puesto en la empresa donde laboran. Plataformas como LinkedIn también te servirán para este propósito.

Realiza con esmero tu currículo: en muchos casos ese archivo o papel puede ser tu única oportunidad de lograr el call back para entrar en las filas de una empresa. No te limites solo a colocar la información necesaria, sino que trata de darle un vuelco más creativo y dinámico que te ayude a diferenciarte de los demás. Esa clase de actitudes son muy apreciadas por los empleadores, que pueden ver en ellas un potencial enorme en ti.


FUENTE: LA CUADRA UNIVERSITARIA