El secreto para no postergar los propósitos personales o profesionales está, según Aritz Urresti, CEO de goalboxes, reside en la manera que las personas mandan mensajes al cerebro. “Debemos hacerlo de manera específica y concreta, y en formato de Cajitas”, asegura el experto en productividad y creador de esta metodología que impide que el cerebro procrastine.

Los mensajes genéricos no funcionan. El cerebro no puede procesarlos correctamente y, por ello, es esencial concretar las órdenes que se mandan en algo que el CEO de goalboxes llama “cajita-acción”. El creador de esta metodología reconoce, no obstante, que este proceso no es suficente por si solo. Por ello, Aritz Urresti ha revelado qué hace falta para construir una actitud proactiva. Según indica, dicho proceso se compone de cuatro fases:

  1. Abordar las dificultades y oportunidades en cuanto se presentan.“Necesitamos propósitos con fuerza suficiente para que la motivación inicial no decaiga y también una fe inquebrantable en que podremos conseguirlos”, apunta el experto.
  2. Anticiparse a las dificultades, considerando los problemas desde distintas perspectivas y tomando decisiones coherentes al respecto. En este sentido, para el CEO es clave “tomar el control de la propia vida”.
  3. Prevenir lo que puede ocurrir al dejar que las cosas sucedan sin intervenir.
  4. Desarrollar una visión de largo alcance, a partir de ideas transformadoras, originales, proyectos alternativos. Dejar de estar a merced de las circunstancias y estar a la altura ante cualquier contrariedad. “Si algo está en nuestra mano, lo hacemos; de lo contrario, nos retiramos y permitimos que sean otros quienes se ocupen”, indica Urresti.

Para el experto, las personas proactivas mantienen su coherencia priorizando y planificando cada acción encaminada a logros. “Su actitud es dinámica, positiva, se mueve con confianza y protege espacios para su propio bienestar”, señala. Asimismo, el CEO pone el foco en la importancia de tener una actitud de “acción, y no solo palabras y buenas intenciones”.

“La transformación sucede cuando abandonamos las excusas y aplicamos las cajitas-acciones a nuestro día a día, que nos aseguran permanecer en la ruta trazada por los potentes «para qué». Confeccionarlas requiere cambiar de mentalidad, volvernos seres específicos, realistas y buenos gestores del tiempo, salir de las generalidades, concretar”, concluye.


FUENTE:  EQUIPOS Y TALENTO

VER + EN: https://www.equiposytalento.com/noticias/2018/09/21/4-claves-para-construir-una-actitud-proactiva