Como freelance o dueño de un negocio, es muy probable que la comercialización de tus servicios sea una de las tareas más importantes que tienes que hacer para traer dinero a casa. Y, probablemente, vender no es siempre fácil. Supongamos que eres un fotógrafo y que por tanto tu pasión es la fotografía, no tienes un perfil comercial, de hecho odias las ventas. Sin embargo, eres consciente de que si la gente no sabe acerca de tus servicios no te van a contratar, ya que simplemente no saben que existes. O incluso en el caso de saber que existes seguramente no disponen de las herramientas necesarias para decir “Puedo confiar en este fotógrafo más que en estos otros 50”. Con todo, salir a la caza y captura de nuevas oportunidades es parte de la vida de cualquier emprendedor y freelancer, y el networking es sin duda uno de los instrumentos clave para lograr eso.

En esencia, hacer networking significa conocer a personas que pueden ayudarte a desarrollar tus objetivos profesionales y a obtener más trabajo. A pesar de que en Swapsee nos esforzamos por conseguir el mayor número de trabajos posibles en nuestro mercado, en un momento dado, la mayoría de las oportunidades de trabajo no se publican en los mercados y las bolsas de trabajo ni se anuncian en los periódicos. La mejor manera de descubrir estas ofertas de empleo “ocultas” es a través del networking, tanto físico como online.

No tienes que ser la persona más sociable del mundo para hacer networking de manera efectiva, sin embargo, sí es necesario tomárselo en serio. Es difícil para muchas personas entender que hacer networking requiere planificación. Las personas a menudo confunden esta actividad con simplemente repartir tarjetas, pero el networking es una actividad empresarial sofisticada. Implica investigación, buena ejecución y seguimiento.

A continuación encontrarás algunos consejos que pueden ayudarte a tener una experiencia de networking eficaz:

1.     Establece un objetivo

Al iniciar un esfuerzo de networking es importante tener un objetivo claro en mente. El objetivo podría ser conseguir un nuevo cliente grande en los próximos 3 meses, 10 nuevos clientes pequeños, más usuarios, un socio fuerte, etc. Sea cual sea el resultado final deseado, tendrás que elaborar una estrategia acorde al mismo.

 2.     Define tu público objetivo

Una vez hayas decidido tu meta es el momento de establecer tu público objetivo. ¿Son las personas con las que deseas interactuar directores y ejecutivos de empresas o profesionales freelance creativos? ¿Son dueños de negocios grandes o fundadores de startups? ¿Trabajan en el campo científico o en la industria de la moda? Estas son algunas de las preguntas que debes contestar.

3.     Investigación

Investiga en Internet con el fin de averiguar qué eventos de networking existen que se ajusten a tus criterios estratégicos y a tu público objetivo definido. Quedamus, la plataforma española de networking y eventos, es un buen lugar para visitar regularmente. Además, no te olvides de navegar plataformas como Swapsee y LinkedIn e incluso Twitter y Facebook para detectar individuos que tengan un perfil adecuado.

4.     Prepara tu “elevator speech”

Un “elevator speech” es un discurso introductorio de unos 15-30 segundos de duración (o 30-50 palabras si es por escrito) que brevemente y memorablemente te presenta a los demás. Tiene que resaltar tu conjunto de habilidades y logros y centrarse en los beneficios que puedes aportar a los demás. Asegúrate de terminar tu mini-discurso diciendo lo que estás buscando. No seas agresivo ni insistente, se amable y positivo.

5.     Date a conocer

Con tantos eventos de networking disponibles, asegúrate de asistir a unos cuantos de manera regular. El networking sólo funciona si sales de tu zona de confort y empiezas a hablar con gente. Baja la guardia y para atención a tu lenguaje corporal, estate relajado y habla coloquialmente. Si haces networking online, empieza ya a entablar conversaciones y a charlar con la gente.

6.     Da y recibe

El networking va de apoyo mutuo, no se trata de pedir favores. Las relaciones basadas en la confianza te ayudarán a que tus conexiones piensen e ti cuando estén en condiciones de ayudarte. Así que acuérdate siempre de ser un buen oyente y mostrar interés en lo que los otros dicen.

7.     Toma notas

Cuando hagas networking online a través Swapsee o LinkedIn asegúrate de anotar en una hoja de Excel las personas con las que te has puesto en contacto, el mensaje que enviaste y si recibiste una respuesta. De esta manera no te perderás nada y serás más efectivo a la hora de hacer seguimiento. Cuando hagas networking físicamente, toma notas en la parte de detrás de las tarjetas de visita de tus nuevos contactos y luego escribe los datos en un archivo de Excel cuando llegues a casa.

 8.     Seguimiento

No te comuniques con los miembros de tu red con demasiada frecuencia, de lo contrario, puede que piensen que les estás espameando. Sin embargo, trata de mantenerte en contacto con tus conexiones de manera regular; no quieres ser conocido como la persona que sólo se pone en contacto cuando necesita un favor, así que ten ideas espontáneas y trabaja en historias que compartir con tus conexiones para mantener la relación viva.

Por encima de todo, se paciente y no dejes de hacer networking. Los frutos de tus esfuerzos de networking vendrán con el tiempo.

Este artículo ha sido cedido por Swapsee.

FUENTE: http://www.eureka-startups.com/