“María lleva dos años buscando trabajo y, o no pasaba las entrevistas a las que se presentaba, o no le gustaba lo que encontraba, con lo que cada vez se iba decepcionando más y más. A su cabeza le venían pensamientos donde se decía cosas como: “no es el momento”, “no valgo” “no hay nada de lo que me gusta”, “no tengo suerte”, etc.” Este tipo de enunciados, que María se dice a sí misma, es lo que conocemos como creencias limitantes. Decirnos este tipo de mensajes, frenarán nuestros objetivos y bajará nuestra autoestima y la confianza en nosotros mismos.

Seguro que esta historia te suena, bien por haberla vivido en primera persona, bien porque quizás algún amigo o familiar esté pasando por esta situación.

Si estás en búsqueda activa de empleo o te estás planteando mejorar tu carrera profesional en una nueva empresa, si ya has introducido tu currículum en todos los portales de empleo que conoces, si ya has aplicado a varias ofertas o incluso has acudido a todos los networkings de tu sector y ya has agotado tus contactos sin grandes resultados, debes saber que existen alternativas que te ayudarán a encontrar el trabajo que andas buscando.

Estamos hablando la utilización de técnicas como la IE (Inteligencia Emocional), la PNL(Programación NeuroLingüística) y el Coaching. Estos métodos, pueden por un lado mejorar el proceso de búsqueda y reducir los tiempos. Ana Embid, Coach y autora del blog Coaching para empezar nos cuenta en qué consisten y cómo utilizarlos:

Qué son las técnicas de IE,PNL y Coaching

  • La Inteligencia Emocional, IE, es la capacidad que tenemos las personas para relacionarnos con otras, para motivarnos o para gestionar bien las emociones que sentimos y regular los estados de ánimo. La Inteligencia Racional, IR, se encuentra en el hemisferio izquierdo del cerebro y la Emocional, IE, en el hemisferio derecho y amígdala de nuestro cerebro.

Hasta hace unas décadas, se nos enseñaba a desarrollar nuestra Inteligencia Racional, pues se valoraban más los resultados de la memoria que se encuentra en la IR. Esta se mide por el análisis, racionalización y estructuración de los datos que somos capaces de almacenar. Sin embargo, con el tiempo, hemos aprendido que tan importante es el uso que realizamos de nuestra Inteligencia Racional, como el de nuestra Inteligencia Emocional, IE.

  • La PNL corresponde a las siglas de Programación NeuroLingüística, es decir, Programación por la forma de elegir y ordenar nuestros pensamientos; Neuro, para conocer cómo percibimos la información que nos llega y cómo nos comportamos y Lingüística por cómo utilizamos el lenguaje para comunicarnos con los demás. Además, PNL es el modelo de alcanzar la excelencia, a través del estudio y la observación de las conductas de personas excelentes.
  • El Coaching es un método de aprendizaje que ayuda a sacar lo mejor que tenemos cada uno de nosotros, produciéndose un mayor desarrollo. A través de la conversación con un coach, se trabajan distinciones lingüísticas, cambio de observador, creencias potenciadoras, aprender a escuchar, etc. El coach no te enseña cómo hacerlo, el coach te muestra qué te está faltando, dentro de la información que tú le das. Él no te aconsejará, sino que te acompañará en tu proceso de crecimiento a través de la conversación. La duración del proceso, utilizando estás técnicas, dependerá del objetivo que nos propongamos, y de lo que acordemos con el coach en la primera sesión.

FUENTE: http://www.womenalia.com/