Ser tu propio jefe y emprender un negocio puede parecer muy atractivo. Pero, para emprender con éxito, hay que cumplir unos cuantos requisitos y superar muchas dificultades.

Lo primero de todo: es importante entender que no será fácil y que, quizá, te darás contra una pared en varias ocasiones después de lanzar tu proyecto o de poner en marcha tu propia empresa.

Además de eso, Eduardo Durazo Watanabe, coordinador académico del MBA de CETYS Universidad Campus Internacional Ensenada, señala cinco cosas que nadie te cuenta a la hora de emprender:

1. No todos pueden ser emprendedores. No basta con tener iniciativa para emprender. Hay que tener personalidad emprendedora para gestionar el negocio y la formación necesaria para desarrollar habilidades gerenciales. Además, quien esté al frente de un negocio debe mantenerse actualizado en tecnologías de la información, fiscalidad y finanzas.

2. Los contactos son esenciales. El networking es esencial para el líder del negocio. Buscar oportunidades debe ser una constante. Conocer gente dará acceso a nuevo talento, posibilidades de asociación, nuevos proveedores… Estas conexiones son básicas para todo emprendedor, ya que pueden sacar de algún apuro.

3. Se debe conocer el ecosistema emprendedor. Aunque las habilidades personales puedan ser muy buenas, hay factores externos que deben tenerse en cuenta, tales como cuestiones relacionadas con la financiación, las regulaciones y procedimientos administrativos, las incubadoras y aceleradoras de negocio… Estar al día formará parte de tu trabajo a diario.

4. La fuente de capital. Pedir prestada financiación es una solución para los emprendedores, pero es necesario prever cómo se obtendrán los ingresos sin poner en riesgo el capital de la empresa. Revisa la forma de pago de tu producto o servicio -pago por adelantado por parte del cliente, mediante suscripción…- e intenta que tus ingresos no dependan de financiación externa.

5. Resistencia al fracaso. Podría suceder que, al final de todo el proceso, tu idea no sea fructífera o, bien, recibas una respuesta negativa por parte de posibles clientes, inversores, talento… Ser capaz de resistir la frustración te ayudará a dirigir el negocio en una dirección correcta.

Eduardo Durazo concluye apuntando que “existen más adversidades y lecciones que un emprendedor puede vivir durante el proceso, saber cómo superarlas y aprender de ellas es clave para la continuación del negocio, o para terminar correctamente una idea y volver a empezar”.


FUENTE: RRHH PRESS

VER + EN: Cinco cosas que no te dicen sobre ser emprendedor https://www.rrhhpress.com/empleo/45477-cinco-cosas-que-no-te-dicen-sobre-ser-emprendedor

 

Imagen de Ulrike Mai de Pixabay