una tarjeta de presentación, al igual que un logotipo, es la mejor inversión que puedes hacer para tu negocio. Como el nombre lo indica, es de presentación, por lo tanto sirve para darnos a conocer. Para ello, será de gran ayuda contar con un buen diseño creativo y así llamar la atención de un cliente de la mejor forma posible: tendrán curiosidad por leernos y averiguar qué servicios ofrecemos. Si podemos lograr esto, entonces sabremos que nuestra tarjeta es efectiva.

Una tarjeta de presentación sirve para darte a conocer

Imagen vía Anagrama

Para poder sobresalir es muy importante dar a conocer la información de una manera amigable a la vista, que vaya de acuerdo a la imagen de la empresa o servicio y que exprese de manera correcta quién eres y qué haces ahí. Las hay de forma digital o análoga, cuadrada o redonda, horizontal o vertical, negras o blancas, brillantes o mate; existen maneras infinitas de diseñar tarjetas de presentación, lo importante es estar a la vanguardia y actualizarse día a día para ser percibidos de la manera correcta.

En Canva queremos ayudarte a dejar una primera impresión memorable. Te mostraremos los puntos clave que harán de tus tarjetas de presentación una herramienta de trabajo que deje huella a donde vayas y represente tu imagen personal y la de tu empresa.

1. No le temas al color

No te lemas al color

Imagen de Anagrama vía Behance.net

El color es un elemento muy importante a la hora de diseñar. De este dependerá cómo resalta tu información; puedes utilizar la paleta de colores de la identidad corporativa, así como colores complementarios que puedan ser agradables a la vista.

No le temas al color

Imagen de Jimena Ortíz vía Behance.net

Con los colores puedes expresar seriedad, diversión, profesionalismo, interés, felicidad, alegría, elegancia, neutralidad o simplemente el color que te represente mejor. Lo importante es utilizar los colores adecuados y, sobre todo, aquellos que logren comunicar lo que necesitas expresar. La industria financiera, por ejemplo, se caracteriza por ser elegante y seria, por lo que sería ideal utilizar colores fríos y oscuros como el azul marino, vino o blanco. Cada industria tiene su personalidad específica, solo tienes que aventurarte a crear tu propia tarjeta siguiendo los lineamientos del color. En Canva contamos con plantillas para cualquier tipo de trabajo o personalidad.

No le temas al color

Encuentra plantillas como esta en Canva

2. Se vale que sean ecológicas

Tarjetas ecológicas

Imagen de Anagrama vía Behance.net

Hoy en día, el cuidado del medio ambiente es de suma importancia para todos. Existen campañas ecológicas que nos hablan acerca del reciclaje y del porqué es fundamental cuidar y respetar el medio ambiente, por eso se convierte en una de las tendencias más importantes en cuanto a tarjetas de presentación se refiere. Al utilizar papel reciclado fomentas el valor del reciclaje y tus clientes potenciales asociarán tu marca con un compromiso ambiental.

Tarjetas ecológicas

Imagen de Silvia Carballo vía Behance.net

Así como existen platos, vasos, cuadernos y todo tipo de utensilios amigables con el medio ambiente, imprimir en papel reciclado ya no resulta extraño. Incluso se puede jugar con el color natural del papel y llevarlo a un nivel profesional, dependiendo del giro del negocio y el mensaje que se quiera enviar. Hay para todos los estilos, anímate y crea tus propios diseños en Canva.

Tarjetas ecológicas

Encuentra plantillas como esta en Canva

3. Elige figuras geométricas

Tarjetas con diseños geométricos

Imagen de Laia Gubern vía Behance.net

Las figuras geométricas siempre han formado parte importante del mundo que nos rodea: las hay en todos lados. Cada parte de nuestra vida diaria está conformada por ellas, es solo que no las vemos porque no observamos con suficiente dedicación.

Tarjetas con diseños geométricos

Imagen de Anagrama via Behance.net

Integrar estas figuras básicas en la identidad corporativa y, sobre todo, en nuestras tarjetas de presentación, transmitirá un concepto diferente dependiendo de la figura que elijamos, porque al igual que los colores, cada una de las figuras representa una acción. Por ejemplo, los cuadros representan el confort, la equidad y la agrupación; los círculos simbolizan la energía, el poder y la integridad; así como los triángulos, la estabilidad y el crecimiento. Todo dependerá del giro de tu negocio y lo que desees representar, solo es cuestión de animarse.

Tarjetas con diseños geométricos

Encuentra plantillas como esta en Canva

4. Acércate al mundo de la ilustración

Tarjetas que integran ilustración

Imagen de Lucia Pham vía Behance.net

En el mundo actual, la ilustración ha ganado terreno en cuanto a diseño corporativo se refiere. Crear ilustraciones, elementos corporativos y logotipos de manera análoga para después ser digitalizados por medio de la computadora es una tendencia en boga para transmitir la imagen de un producto o servicio.

Tarjetas que integran ilustración

Imagen de Tina Gabes vía Behance.net

La combinación de ilustraciones con formas rectas y perfectas resulta muy interesante, ya que nos brindan un aspecto distinto a la clásica tarjeta de presentación. Puedes hacer combinaciones divertidas o serias dependiendo de los colores y las tipografías seleccionadas. Solo tú tienes la decisión sobre el mensaje que quieras dar.

Tarjetas que integran ilustración

Encuentra plantillas como esta en Canva

5. Deslumbra con tintas metálicas

Tarjetas con tintas metálicas

Imagen de Ileana Durán vía Behance.net

Los colores metálicos en oro y plata han marcado tendencia en los últimos meses; se podría decir, incluso, que es una de las primeras tendencias consolidadas desde el año pasado. Este estilo está diseñado para que no pases desapercibido y, además de ayudarte a resaltar, brinda un toque de elegancia. Aparece en todo tipo de diseños, como portadas de revistas, publicidad, logotipos, identidad corporativa y, por supuesto, en las tarjetas de presentación.

Tarjetas con tintas metálicas

Imagen de Anagrama vía Behance.net

Si tu marca no tiene colores metálicos pero deseas utilizarlos, la solución es más sencilla de lo que parece: utiliza colores metálicos para unificar el diseño, o bien, puedes utilizar un balance con colores neutros: negro, blanco, beige o gris, haciendo contraste con el fondo o tipografía, entre otras posibilidades más. Recuerda que todo dependerá de la impresión que quieras dar.

Tarjetas con tintas metálicas

Encuentra plantillas como esta en Canva

6. Representa tu profesión

Representa tu profesión

Imagen de Iri Bagnis vía Behance.net

Muchas tarjetas de presentación hablan por sí solas del servicio brindado incluso antes de leer la información. Esto se debe al diseño de la misma, donde a base de fotografías, ilustraciones o el propio logotipo nos presentan la idea. Cuando esto sucede, es de suma importancia cuidar que no se pierda el objetivo principal de la tarjeta, que es presentar a la empresa y a la propia persona de manera adecuada.

Representa tu profesión

Imagen de Jayana Rashintha vía Behance.net

Si queremos utilizar este tipo de imagen, distribuir la información en ambos lados de la tarjeta será un punto clave. Un lado estará destinado a la información, mientras que el otro a  la imagen que nos representa, aprovechando todo el lienzo para expresar lo que somos y llamar la atención de nuestro posible cliente.

Representa tu profesión

Encuentra plantillas como esta en Canva

7. Agrega un toque sencillo

Diseña con simplicidad

Imagen de Florencia De Solminihac vía Behance.net

Dicen que menos es más; la simplicidad es una de las tendencias más populares en el ámbito del diseño y las tarjetas de presentación no podían ser la excepción. Resulta una manera muy interesante de trabajar, utilizando elementos sencillos que sobresalgan de entre los demás, en este caso, el color y la información básica. El resultado es preciso y elegante a la vez.

Diseña con simplicidad

Imagen de Jimena Ortiz vía Behance.net

Se puede utilizar el color blanco como color principal, es decir, el papel con que está hecha la tarjeta en sí y agregar una tipografía en colores neutros o colores oscuros con un grosor tipo bold para crear un contraste inmediato. La calidad y grosor del papel son de suma importancia a la hora de diferenciarnos y ser reconocidos, creando un conjunto simple pero elegante.

Diseña con simplicidad

Encuentra plantillas como esta en Canva

8. Juega con la tipografía

Juega con la tipografía

Imagen de Julia Jara vía Behance.net

La utilidad de la tipografía en todos los ámbitos del diseño es muy importante porque va más allá de su forma y estructura visual: su función principal es expresar ideas concretas. La tipografía marca tendencia como elemento protagónico en el diseño, ahora se utiliza para componer conceptos visuales en logotipos, identidad corporativa, decoración y publicaciones, así como en las tarjetas de presentación.

Juega con la tipografía

Imagen de Astrid Carolina vía Behance.net

Debemos tener mucho cuidado en la tipografía que vamos a usar, recuerda que va más allá de colocar letras al azar, lo importante es integrar con armonía la composición visual de cualquier diseño. Ten en mente que se debe utilizar por un tiempo determinado, no puede cambiar constantemente para poder permanecer en la mente de nuestros clientes. Prueba con diferentes tipos de color, tamaño y elementos infinitos para lograr el objetivo. Anímate a crear diseños en Canva y descubre de qué eres capaz.

Juega con la tipografía

Encuentra plantillas como esta en Canva

9. Opta por la utilidad

Opta por la utilidad

Imagen de Volátil Comunicación vía Behance.net

El valor agregado que se le puede dar a una tarjeta de presentación es la utilidad, con esto aseguramos que las personas que reciben la tarjeta la guarden y la tengan siempre presente. Así podemos diferenciarnos de la competencia, al generar una experiencia única con los clientes. Incluir alguna funcionalidad en la tarjeta no solo es creativo, también es útil.

Opta por la utilidad

Imagen de Design by Palm vía Behance.net

Puedes incluir herramientas como una regla, una lupa, una caja para guardar clips, juguetes, rompecabezas, etc; las posibilidades son infinitas. Lo importante es pensar en aquello que distingue a tu negocio y aplicarlo en tu tarjeta de presentación, de esta manera, el cliente tendrá contacto con tu marca de manera impersonal pero siempre estará pendiente de ella.

Opta por la utilidad

Encuentra plantillas como esta en Canva

10. Experimenta con diferentes formas

Experimenta con diferentes formas

Imagen de Garabato Despacho Creativo vía Behance.net

Algo tan simple como cambiar la forma rectangular de una tarjeta puede ayudar a generar curiosidad, impactando de manera positiva a quien la recibe al fomentar el recuerdo de la marca. Con la intención de romper con lo tradicional, estos diseños están marcando tendencia y, a la par, están dejando fuera al tradicional rectángulo al recurrir a nuevas formas que se ajusten al giro y mensaje de la empresa.

Experimenta con diferentes formas

Imagen de Jukebox Print vía Behance.net

Ahora podemos impactar al cliente con tarjetas redondas, cuadradas, triangulares, en forma de sillón, de raqueta y de un largo etcétera. Ya no existen los límites a la hora de diseñarlas para reforzar la identidad de la empresa. Vale la pena apostar por marcar la diferencia.

Experimenta con diferentes formas

Encuentra plantillas como esta en Canva

Como puedes ver, solo es cuestión de dejar volar la imaginación y desarrollar tu marca con todos los elementos que desees. Las posibilidades van más allá de lo convencional, son infinitas, solo hace falta que te pongas a trabajar ¿Qué tendencia es la que utilizarías? Comparte tu opinión en los comentarios y no olvides que tener tu imagen personal te puede ayudar a posicionarte en la mente de quien no te conoce, solo recuerda el famoso dicho, la primera impresión es lo que cuenta.



AUTORA:

Jimena Ortiz se especializa en branding y campañas publicitarias. Diseñadora gráfica y publicista de día, adicta a los dulces, el café y el jugo de naranja el resto del tiempo. Le gustan los rompecabezas, pensar en cosas imposibles, el arte y la plastilina.