Comenzamos con una frase inspiradora del escritor Mark Twain, que claramente define lo que es el espíritu emprendedor: 

«Dentro de veinte años estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que hiciste. Así que suelta amarras, navega lejos de puertos seguros, atrapa los vientos favorables en tus velas. Explora. Sueña. Pues, lo más importante siempre serán tus sueños».

¿Cuáles son las habilidades de un emprendedor/a?

Seguro que la primera imagen que te viene a la mente cuando piensas en una persona emprendedora reúne características como iniciativa, buenas ideas, capacidad de interpretar el entorno, detecta oportunidades, humildad, audacia, creatividad, capacidad de influencia, poder de convicción, determinación, perseverancia, pasión, tolerancia ante la incertidumbre y capacidad de aprender de sus propios errores.

Pero no te quedes con que son multitud de características o habilidades. El espíritu emprendedor es un destello capaz de ilusionar a los que le rodean y esto es lo que verdaderamente día buscan los responsables de selección cuando requieren talento.

Las empresas se mueven en entornos volátiles y, por eso, buscan personas con espíritu emprendedor

Los entornos en los que hoy en día se mueven las empresas son volátiles y de ahí la importancia de que se tenga en cuenta entre los empleados/as dicha competencia. Parece que de esta manera se presupone una mejor preparación para el cambio empresarial, la evolución y el futuro del negocio.

Ante semejante escenario se entiende que sean cada vez más las organizaciones que buscan candidatos con “espíritu emprendedor”. De hecho, este es el argumento que se escucha en muchos foros orientados a fomentar el emprendimiento: que, incluso cuando el proyecto que emprendas salga mal, la experiencia habrá valido la pena por lo que habremos aprendido.

Las empresas siempre valorarán de forma positiva tu iniciativa

La importancia de que una empresa se maneje con un espíritu emprendedor fundamentalmente reside en la ambición de progreso, de alcanzar el éxito y de estar en constante crecimiento o evolución. Esto acaba reflejándose en los ingresos, las ganancias, los avances, la posición que ocupa la empresa en el mercado, etc.

Emprender es uno de los trabajos más complicados que existen. No sólo necesitas conocimientos, productividad y dedicación, sino también una fuerte motivación que te ayude a seguir adelante hasta lograr tus objetivos. Y como sabrás, el éxito en los negocios está muy ligado a la perseverancia.

Tips para mantener tu espíritu emprendedor

1. Visualiza tus metas y márcate objetivos

Antes de dar el primer paso para emprender, debes saber hacia dónde vas y qué deseas alcanzar.

Seguro que te ha pasado: estás lleno/a de tareas, decisiones y problemas operativos a la vez y es normal perder de vista nuestra visión emprendedora.

Es el momento en el que comienzas a perder el sentido emprendedor y te ves como trabajador/a esclavo/a de tu proyecto. Es en este momento cuando debes parar y recapitular. Tienes que visualizar cuál es el objetivo de todo tu trabajo, cuáles son las metas que quieres conseguir y cómo te sentirás cuando las alcances para reconducir la situación.

2. Leer mucho para inspirarse

Existe una gran cantidad de libros llenos de inspiración e información valiosa para desarrollar el espíritu emprendedor. Además, leer te ayudará a mantener una mente activa y ejercitada. Leer es una de las actividades que, sin duda, te ayudará en tu camino como emprendedor.

3. Disfruta del cine con personajes emprendedores

El cine no sólo es una fuente de entretenimiento sino también de conocimientos, motivación, ideas e inspiración. En este caso hablamos de películas para emprendedores que te pueden ayudar a alimentar tu motivación por las historias que cuentan o los conocimientos que transmiten.

Películas como: “Joy” o el “Lobo de Wall Street” o “En busca de la felicidad”. Esta última una de las más recomendadas en este ámbito.

4. Juntarse y charlar con otros emprendedores

Cuando decides emprender y lo haces en solitario, es probable que tengas que enfrentarte a la soledad laboral y eso da vértigo. Aunque en muchas ocasiones podremos comentar con nuestra familia y amigos los pormenores del proyecto, jamás será igual que hacerlo con un socio/a o con otros emprendedores/as que estén pasando por tu situación.

Por este motivo es importante que entables relaciones con otros emprendedores que te puedan dar soporte y comprendan tus vivencias.

5. Obligarse a desconectar

El mito del emprendedor que trabaja día y noche en su proyecto está muy extendido pero este no es el modelo ideal.

Un emprendedor como cualquier otra persona, necesita horas de descanso y periodos de desconexión. Si no desconectas con frecuencia puedes estresarte y hasta puedes aborrecer tu proyecto.

6. Mantenerse positivo

Por último, debes mantener una actitud positiva; incluso cuando las cosas no van tan bien como esperabas. Para conseguir esto es importante que sepas que el fracaso no es el fin y que siempre vas a tener la oportunidad de volver a intentarlo.

Ejercicios recomendables para poner en práctica:

Puedes aprovechar anotaciones de las nuevas ideas que te fluyan, posteriormente desarrollar cada una de ellas hasta que puedas traducirlas en un plan y aterrizarlo a la realidad de tu entorno.

Te recomiendo que los límites solo los coloques tú

El emprendedor es siempre optimista, positivo y sabe enfrentarse a los retos.

Todas las personas tenemos un espíritu de supervivencia, esta es la raíz del emprendimiento. Las ansias de seguir adelante, de sobrevivir, de ser persistente para mejorar continuadamente. En situaciones difíciles las personas desarrollan habilidades y capacidades en busca de mejorar su situación actual y alcanzar mejores condiciones de vida y económicas.

No dejes pasar una oportunidad, debes estar atento/a, analizar las situaciones, identificar las oportunidades y encontrar la posibilidad de llevarla adelante.

Mejora tu motivación y mantén vivo tu espíritu emprendedor

Desde hoy ya conoces formas de mejorar la motivación emprendedora y es hora de ponerlas en marcha para afrontar con mayor determinación tus retos.

Me despido con aquella entrañable escena de la película «En busca de la felicidad», interpretada por Will Smith, que aparece dando un consejo a su propio hijo con convicción:

“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Si tienes un sueño debes protegerlo, si alguien no puede hacer algo te dirá que tú tampoco puedes, si quieres algo ve tras ello y punto”.

 


AUTORA: MARIA GÓMEZ

VER + EN: https://www.adeccorientaempleo.com/el-espiritu-emprendedor-una-competencia-cada-vez-mas-valorada/

FUENTE:  Adecco Orientación y empleo



Si te parece útil, puedes DIFUNDIR en tus Redes Sociales. Gracias!