El Gobierno ha abonado 314 millones de euros menos de los previstos para políticas de empleo a las comunidades porque en 2013 no utilizaron el 25% de los fondos para ello.

Con más de 4 millones de desempleados, la situación del mercado laboral español no para estar para que ni las 17 comunidades autónomas ni el Gobierno central desperdicien el dinero que se invierte en políticas activas de empleo, muchas veces la única vía de escape del paro para muchas familias. Sin embargo, el Gobierno ha recortado en un 25% la asignación para las políticas de empleo autonómicas de 2014. Se trata del mismo porcentaje que, según los cálculos de Madrid, no se aprovechó del dinero recibido en 2013.

Según explican desde el ministerio de Empleo, la ley permite descontar el dinero que no se utilizó un año de los fondos que se repartirán el año siguiente. Por decirlo de alguna manera, el dinero que en 2013 se ahorraron las comunidades autónomas se lo ahorra el Estado en 2014. En total, Empleo cifra en 314 millones de euros el ahorro respecto a la partida reservada en un primer momento para este capítulo. Eso si, el recorte de la aportación del Estado no ha sido igual en todas las comunidades autónomas.

Por ejemplo, en Asturias, Cantabria, Navarra y Castilla-La Mancha si que se invirtió el 100% de los fondos dedicados a las políticas activas de empleo, o estuvieron muy cerca de alcanzarlo, así que se les ha concedido todo el dinero previsto para este año. Todo lo contrario que Andalucía, donde Empleo cifra una diferencia de más del 80%, que solo ha recibido 37’47 millones de euros de los 265 millones que estaba previsto que recibiese.

Las comunidades del este también han sufrido una importante rebaja del dinero recibido. A la Comunitat Valenciana solo han llegado 77’52 millones de euros, un 35% menos de lo que se había anunciado; mientras que en las Islas Baleares la diferencia es del 32%. Madrid también ha sufrido un importante descuento, del 32%; mientras que en las Islas Canarias, Extremadura, La Rioja y Aragón el descuento se sitúa en torno al 5%. Finalmente, en Galicia no llega al 3%.

Tras aplicar estas rebajas, el Servicio Público de Empleo explica que ha abonado 912’79 millones de euros a las comunidades autónomas que tienen competencias para aplicar políticas activas de empleo, cuando las previsiones hablaban de 1.227 millones de euros. Lo que debería aclararse es que ha pasado con los más de 300 millones que las comunidades no han invertido en políticas de empleo y que hará el Estado con el dinero que se ha ahorrado.

Vía: El Comercio

Foto: Images Money

AUTOR: 

FUENTE: http://www.buscarempleo.es/