El rasgo común entre los emprendedores españoles es el optimismo, según destaca el I Barómetro sobre el Emprendimiento de Éxito en España. El informe muestra que el perfil de emprendedor es el de hombre joven altamente formado, muy optimista y que da menor importancia a los beneficios que al éxito o a la autorrealización.

Los emprendedores españoles  dan mayor importancia a la autorrealización, cumplir un propósito, innovar y conseguir la excelencia en su campo que obtener un beneficio por su trabajo; según muestra el primer ‘Barómetro Chivas del Emprendimiento de Éxito en España’. Los profesionales que emprenden un negocio valoran más aspectos intangibles  como la realización de propósitos que conseguir beneficios económicos de su actividad.

Sin embargo, no todos los emprendedores españoles tienen la misma escala de valores, aunque el beneficio económico nunca se encuentra en el primer lugar. Según los responsables del estudio, los jóvenes emprendedores tienen en la primera posición laautorrealización y los propósitos, mientras que aquellos emprendedores de mayor edad opinan que el aspecto más importante es su visión de la excelencia  y del éxito dentro de su campo de trabajo.

Los más jóvenes se decantan por la faceta de la autorrealización y por el propósito, mientras que los más mayores optan por considerar la excelencia como el aspecto más importante de su visión del éxito. Todos los segmentos de edad, sin embargo, consideran el beneficio el menos relevante.

La investigación del ‘I Barómetro Chivas del Emprendimiento de Éxito en España’ ha tratado de elaborar un “perfil del emprendedor” en España a partir de una muestra de 110 emprendedores de 14 regiones del país. Los responsables del estudio destacan que “el optimismo” es el rasgo “más llamativo” entre los emprendedores españoles, ya que el “76% de los entrevistados considera que la crisis ha tenido un impacto más positivo que negativo sobre su proyecto”.

Los sociólogos que han participado en la elaboración del informe han explicado que la capacidad de “ver oportunidades en los problemas” es el mecanismo más valioso para aquellos profesionales que inician un proyecto empresarial, que han compartido todos aquellos emprendedores que han “salido airosos”. Asimismo, la “reinvención” de los modelos de negocio para acceder a nuevas formas de generar beneficios y mantenerse a flote han sido rasgos compartidos entre los emprendedores de éxito.

Por lo general, el emprendedor tiene un carácter optimista, generoso y que mantiene el equilibrio y, muy probablemente, reside en Madrid.

El perfil de emprendedor español también valora otras características. Los responsables del estudio han destacado que losvarones de 31 a 40 años son más proclives a iniciarse en un proyecto empresarial de emprendimiento y a tener éxito. Dentro de esta categoría, la mayoría de los cuales tiene antecedentes familiares de emprendimiento y han podido acceder a un nivel educativo alto (máster o doctorado). Un perfil que es compartido con las mujeres emprendedoras españolas que han conseguido el éxito. La residencia también es un punto compartido entre los profesionales de éxito, ya que la mayoría de los cuales reside en Madrid.

Agradecimiento a la fuente http://www.buscarempleo.es/ y autora: