El mayor motivador de la conducta humana es el significado, ni el dolor, ni el placer, ni el amor, ni el odio, ni el miedo y en el caso de que no lo sea, no somos humanos, somos una caja llena de automatismos que responde al ambiente o a las sensaciones.  Que sepáis que no siempre es verdad, pero yo lo he elegido así,porque creo que es lo más inteligente y puedo hacerlo. ¿Qué es el significado? Es cuan relevante, cuanta importancia tiene para mí y para mi vida determinado objeto, tanto físico como psicológico o social. Es una evaluación cognitiva y emocional, es la actitud que tenemos hacia lo que estamos evaluando.

                ¿Qué es el trabajo para mí, qué significado tiene? ¿Qué valor le otorgo a los diferentes trabajos? ¿Cuáles son las razones para trabajar? Estas son las preguntas básicas que nos haríamos para determinar el significado que tiene para nosotros el trabajo y tras esta evaluación determinaríamos nuestro actos, nuestra conducta respecto al mismo y en consecuencia hacia la búsqueda de empleo. Esto sería el modelo tradicional, causa-consecuencia, actuar en función de nuestras creencias.  Pero en psicología podemos hacer también lo contrario:

                Sabemos que necesitamos mantener ciertas conductas que creemos necesarias para conseguir nuestros objetivos, tal vez no nos gusten mucho; la búsqueda de empleo, seguir casado, que tu jefe te meta un palo en el culo. Vamos a inventarnos una justificación psicológica, vamos a construir un significado que nos ayude a que las emociones y nuestros pensamientos sean acordes con esta conducta y nos ayuden a percibirla como positiva. Esto que estoy contando es lo más normal del mundo. Si no es tan fea, además es muy simpática y me hace caso, poco a poco se transforma, en la más hermosa de las princesas y el amor de tu vida.Lo mejor de todo es que funciona, el pensamiento  cambia el significado de la conducta y la conducta transforma el pensamiento, así que mucho cuidado con lo que pensamos y con lo que hacemos. Podemos manipular ambas variables.

                Elegir qué hacemos y qué pensamos para conseguir nuestra meta.

                -¿Qué hacer?: Ya podéis leeros este blog  de cabo a rabo, planificar vuestra búsqueda y manos a la obra.

                -¿Qué pensar?: Nuestro objetivo es cambiar el significado que tiene para nosotros la búsqueda de empleo, cambiar nuestro pensamiento, nuestras actitudes sobre este periodo y las tareas necesarias para encontrar trabajo. Pasar del modelo tradicional y la importante carga peyorativa que conlleva. ¿Porqué no nos gusta buscar empleo? , al nuevo paradigma que  transforma este periodo de nuestra vida en un tiempo muy valioso e importante para construir nuestra profesionalidad, nuestra marca personal.

                Pasar de trabajar por el miedo a no conseguir empleo, a trabajar por la ilusión del “qué queremos ser”. La putada es no saber qué quieres, o no querer ser hacia lo que vas avocado. Si puedes, cambia.

                Desde el minuto cero en el que entendemos este cambio: La búsqueda de empleo se transforma, todas las tareas aburridas, como hacer una carta de presentación, cambian de significado, el objetivo ya no es conseguir un trabajo, sino hacer un contacto profesional útil para ahora o para el futuro, para colaborar, para compartir información; aunque termines trabajando en otra empresa. Ahora hace falta que la parte contratante lo entienda. No se puede ignorar o despreciar a un candidato, puede ser tu cliente, tu socio, tu proveedor,  tu empleador, un prescriptor en la red. Arrieros somos…

                En Psicología se llama reestructuración cognitiva, pero el nuevo paradigma de la búsqueda de empleo implica tanto un cambio de pensamiento como un cambio conductual. Internet ha cambiado totalmente las tareas para buscar trabajo. Tenemos herramientas muy potentes para construirnos profesionalmente y no las podemos ignorar.

                Da igual estar trabajando o no, dada la temporalidad de los contratos, de las empresas, la necesidad de mantener nuestra empleabilidad, tenemos que aprovechar el tiempo para nuestra construcción y promoción como profesionales. Es un proyecto vital a largo plazo.  Las nuevas técnicas de búsqueda de empleo, son tareas que las vamos a tener que seguir haciendo aunque trabajemos, por ejemplo seguir cultivando nuestra red para tener información actualizada de cambios en nuestro sector.

                El orientador laboral cambia de clientes y de tareas, ya no es solamente es un asesor para desempleados, es necesario para todos los trabajadores y durante toda su vida profesional.

                De momento este es el paradigma que nos va a resultar más útil tanto conductual como emocionalmente. Luego, si  es necesario lo cambiamos. Transforma totalmente las tareas de búsqueda de empleo, las convierte en una inversión a largo plazo que podrán ser útiles durante toda la vida tanto personal como profesionalmente, mientras que antes solamente tenían un valor instrumental y transitorio, simplemente para conseguir empleo. Aprendemos  competencias profesionales muy importantes para nuestro desarrollo profesional; autogestión, comunicación, tolerancia a la frustración, empatía…

                Solamente hemos cambiado el punto de vista, pasando a una visión más global, y el significado de las tareas ha cambiado. Practicadlo con otros problemas.

 

Agradecimientos al amigo Pedro Goni por su gran reflexión y consejo de esta entrada en su blog que aquí os dejo. Gracias Pere!!!!

http://pereorienta.blogspot.com.es/2014/10/el-significado-de-la-busqueda-de-empleo.html