A veces lo que más deseamos pasa y a veces, también, sin desear tanto algo sucede.

Pero estoy más que segura que cuando nos encontramos buscando una oportunidad laboral, el que suene el teléfono desde un número desconocido u oculto, nos acelera el corazón porque llevamos muchos años, meses, semanas buscando esa oportunidad que tanto queremos. Ese trabajo que nos ilusiona, que nos desvela por las noches.

  • Queremos desde el corazón poder acceder a un trabajo que nos permita seguir con nuestro camino laboral.
  • Queremos trabajar para sentirnos satisfechos con nosotros mismos.
  • Queremos encontrarlo para poder sentirnos orgullosos.
  • Queremos encontrarlo porque a través de él, podremos ayudar a nuestra familia, pagar facturas y poder dormir un poco más tranquilos.
  • Queremos encontrarlo nada más y nada menos por nosotros que nos lo merecemos…..
  • Queremos que se nos cruce “ese” trabajo para poder tener la oportunidad de demostrar lo que lo sabemos hacer, y con ello, favorecer a la empresa y demostrarnos que podemos seguir haciendo las cosas bien.
  • Queremos encontrar un trabajo para conocer a otras personas, que a día de hoy, son desconocidas para nosotros, pero que quizás más adelante algunas de ellas formarán parte de nuestra vida.
  • Quieres encontrarlo para …….. (he aquí tu reflexión).

Para todo esto y más queremos un TRABAJO! Queremos un empleo!

Recuerda: si la empresa ha abierto una oferta de trabajo es porque tiene una necesidad real por cubrir. Tiene la necesidad de contar con alguien en su equipo para que resuelva problemas, para enfrentarse a un proyecto nuevo, para cubrir una ausencia, por crecimiento interno, etc.

Pero antes de llegar a este punto final del proceso donde te comunican: eres nuestro elegid@!!……….deben pasar muchas cosas en ti como candidato y también como persona que evaluará si realmente esa es la empresa donde quieres trabajar porque SÍ, NO TE CONFUNDAS, TÚ TAMBIÉN ELIGES DONDE TRABAJAR!.

Suena el teléfono y ¿qué pasa?

Sí, te han llamado para convocarte a una entrevista (reunión) de trabajo, entonces te preguntarás ¿qué hago?. Te aconsejo lo siguiente:

  • Presta atención a todo lo que te indique la persona que te está llamando.
  • Mantén la calma!.
  • Intenta estar en un lugar donde no haya tanto ruido y puedas atender tranquilamente la llamada. De no ser así, pide a la persona que te está llamando que lo vuelva a hacer en otra ocasión. En este caso, facilítale diversas franjas horarias y día para que lo pueda realizar.
  • Ten a la mano un papel y un boli para apuntar: dirección de la empresa, persona de contacto, teléfono y otros datos que puedan ser de interés para tí.
  • Espera el momento oportuno para realizar tus preguntas referente al puesto (aunque sepas de la oferta porque la leíste a través de algún medio, siempre pregunta sobre la misma). Muestra interés.
  • Intenta saber si será una entrevista individual o en grupo.
  • No hagas muchas preguntas porque esta es sólo una primera toma de contacto. Tus dudas se resolverán a lo largo de la entrevista personal.

¿Qué es una entrevista (reunión/charla) de trabajo? ¿cuál es el objetivo?

Para mí como profesional de RRHH, la entrevista de trabajo es una reunión en la cual quiero CONOCER de manera profunda las cualidades profesionales y personales que tiene el candidato, con el fin de detectar si encaja en el puesto, equipo de trabajo y empresa.

Teniendo claro esto, tu trabajo es dar a conocer de forma real quién eres y qué es lo que puedes aportar a la empresa (propuesta de valor) y, para esto, debes saber comunicar muy bien lo que eres capaz de hacer mostrando confianza en ti mismo. El seleccionador está ávido de encontrar aquella persona que realmente encaje en el perfil que tiene que cubrir y, además sepa o pueda adaptarse a la cultura organizacional. Esta es tu oportunidad… aprovéchala!.

La entrevista es el puente para conseguir el empleo que tanto deseas.

Por otro lado, la entrevista es la ÚNICA oportunidad para dar a conocer de una manera tácita tus servicios (talento) y véndete bien (por favor!), con confianza y seguridad y sobre todo, conociéndote a tí mismo. Eres único y eso lo tienes que dar a conocer!!.

No intentes engañar a la otra persona porque más tarde o más temprano todo aquello que no sea verdad, se volverá en tu contra.

La entrevista es la gran oportunidad para conocer de primera mano a la empresa, debido a que estarás en sus instalaciones (en la mayoría de los casos. Hoy en día hay entrevistas que se hacen en cafetrías, aeropuertos, etc), porque verás por un momento cómo trabajan, “sentirás” su cultura, verás cómo se relacionan los colaboradores y porque, en el “face to face” con el profesional que te hará la entrevista, podrás detectar también cómo es la organización.

Por último, tendrás la oportunidad de primera mano de hacer preguntas que te inviten a saber un poco más de la misma. Con toda esta información, podrás analizar si es la empresa que te interesa.

Lo que no es una entrevista de trabajo!

La entrevista de trabajo no es un examen, donde el candidato es simple evaluado y del cual sólo se espera respuestas encajonadas (muéstra quién eres, al la persona que tienes en frente también le interesa esta información. REcuerda: no eres un título y tres experiencias profesionales.

Una entrevista te puede generar expectativa, pero nunca te tiene que generar miedo.

No deberías de sentir que vas a un pozo sin salida, donde solo el salvador es la persona que gestiona el proceso de selección. No te sientas pequeñ@, siéntete grande, pero con humildad y respeto.

Nunca una entrevista de trabajo debe hacerte sentir menos. Debes salir de ella con un aprendizaje bajo el brazo y si te encuentras incómodo porque te están realizando preguntas que hieren tu sensibilidad o privacidad, es el momento de poner punto final a este encuentro mostrando respeto y explicando tus motivos a la otra parte.

Arrancamos! Toma nota!

Lo que debes tomar en cuenta para hacer una entrevista 10

EL ANTES

1. Estar bien preparado

Nuevamente nos ponemos en situación; me han llamado a la entrevista, ¿qué tengo que hacer para enfrentar esta reunión de una manera favorable?.

Comparto contigo este otro post que escribí donde te cuento todo aquello que debes tomar en cuenta antes de llegar a un “face to face laboral” (léelo, no te vayas de aquí sin haberle echado un ojo!!).

Es muy importante el cómo llegues a una entrevista. Sin embargo, para estar preparado es necesario que realices bien estas acciones.

2. Revisa tus perfiles profesionales

No esperes a recibir una llamada convocándote a una entrevista para revisar o actualizar tus perfiles profesionales en redes sociales. Esta tiene que ser una labor continua conforme tu experiencia o formación se vaya enriqueciendo.

Desde mi punto de vista, es mejor tener una o dos redes sociales profesionales bien trabajadas aportando contenido de interés e interactuando frecuentemente con tus contactos, que estar en muchas y tenerlas descuidadas.

Como reclutadora si me encuentro con perfiles abandonados mi impresión es que el candidato o no maneja RRSS o no le interesan y, además, refleja descuido o falta de constancia. Por tanto, cuida la gestión y desarrollo de tus herramientas digitales profesionales.

Finalmente, si aún no tienes dado de alta tu perfil profesional te recomiendo que lo hagas (dependiendo del perfil que tengas, elige la que más se adapta a tus necesidades) en: LinkedIn, Twitter, Facebook o Instagram.

Recuerda: es mejor tener un perfil muy bien trabajado que cuatro descuidados!. Tus perfiles profesionales son la EXTENSIÓN ON LINE DE TU CURRÍCULUM!

3. Conoce al dedillo tu CV!

Como en múltiples ocasiones lo he dicho, tienes la obligación de conocer a la perfección el contenido de tu currículum.. Si no lo conoces tú, ¿quién lo tiene que conocer?. Eres el responsable de explicarlo con base y fundamento. Que no se te olvide!.

Por otro lado, y espero que sea así, cuando te presentes a una entrevista de trabajo, tu currículum tiene que estar actualizado. No se te ocurra llevar uno que no lo esté!.

Lleva un par de currículums impresos y, por último, te recomiendo que los tengas en formato PDF para no tener problemas al abrirlo.

4. Lleva un blog de notas y bolígrafo

Tener a la mano un blog de notas siempre es recomendable. Allí apuntarás todo aquello que te sea de interés en la entrevista, incluso para no interrumpir a la persona que con la que estás, puedes apuntar todas aquellas cosas que te generan inquietud. Antes de empezar con la reunión coméntale al seleccionador, si no le parece inapropiadp, que tendrás a la mano un cuaderno para apuntar temas de interés, así también darás buena imagen.

5. Interésate en saber quién es la persona que te hará la entrevista de trabajo y conoce la empresa

Actualmente estamos de la información a un solo clic. Con ello te recomiendo que busques (Googlees) a la persona que te hará la entrevista y así obtendrás mayor información.

Y lo más importante, informate de la empresa a la cual estás postulando. Esto te permitirá estar más preparado para afrontar la entrevista de trabajo.

6. Code Dress (Vestimenta)

Quizás este sea una de las preguntas más recurrentes y por lo que más nos preocupamos cuando tenemos una entrevista. Desde mi punto de vista esto es un misterio fácil de resolver.

Si quieres saber cómo ir vestido a una entrevista de trabajo y realizaste bien tus deberes de saber cómo es la empresa, esto lo tienes solucionado.

Tienes que ir vestido acorde con la cultura de la empresa. Es decir, no es lo mismo ir a una entrevista de un Ayuntamiento o a la de un banco, que ir a una reunión laboral para Google o McDonald´s, ya que cada una de ellas tiene su código de vestimenta.

No llames la atención con lo que lleves puesto, el protagonista eres tú no tu ropa o el maquillaje que lleves puesto. Cuida de tu aspecto físico!. Las primeras impresiones serán las líneas que trazarán tú entrevista de trabajo!.

7. Aplaca tus olas!

Sabemos que estar convocado a una entrevista de trabajo, genera tensión, estrés, inquietud, nerviosismo y un largo etcétera, pero cómo sabrás, no podemos llegar con estas olas de emociones, sentimientos y comportamientos a la entrevista debido a que te pueden jugar en contra. Por tanto, para aplacar todas estas barreras te recomiendo que, el día anterior por lo menos, busques hacer todas aquellas actividades que te generen bienestar; charlar con quien quieras, hacer deporte o escuchar música. Realiza aquello que te venga bien!. Y sobre todo, duerme lo suficiente!.

8. Actitud

¿Tú quedarías con una persona que conoces poco o que quieres cerrar un proyecto y te habla el mayor tiempo en negativo?. Te cuenta lo horrible que ha sido su última experiencia de trabajo, habla mal de sus compañeros y utiliza palabras incorrectas?.

¿Estamos seguros que no hay nada bueno en nuestra experiencia como trabajadores? ¿Nada bueno hemos aportado a la empresa? ¿Nada nos aportó nuestro empleador y nuestros compañeros de trabajo?.

¿Cerrarían un proyecto de emprendimiento con alguien que les habla bajo esta nube gris?. Yo como reclutadora no lo haría. No quiero en mi proyecto de empresa colaborar con una persona que tenga una actitud gris, así de simple!.

Ojo!! Todos hemos tenido algún trabajo donde hemos querido salir corriendo y no regresar nunca, pero ¿porqué llegar a una entrevista contando lo malo o contando situaciones con un discurso negativo?.

¿Por qué llegar a una entrevista contando “inconscientemente” que no sabemos gestionar nuestras emociones?…..NO hagas esto!!!.

Habla en positivo de tus experiencias de trabajo, de tu relación con tus ex compañeros, de tus objetivos o proyectos cumplidos.

La actitud que tengamos en una entrevista y en cualquier tipo de situación que vivimos de manera diaria, es lo que nos diferenciará, es por esto que la gente nos recordará. Nos recordará por lo que la hacemos sentir y por lo que vive a nuestro lado. Dicho esto, el responsable del proceso tiene que llevarse la mejor impresión de ti, a esto se llama Marca Personal.

No te estoy diciendo que seas en la entrevista quien no eres. Lo que trato de decir es que muestres y demuestres cómo puede ser de beneficiosa tu contratación para la empresa.

Este video refleja lo que es una buena actitud. Míralo son pocos minutos!

9. Prepárate las posibles preguntas

Hoy en día hay diferentes tipos de entrevistas de trabajo. Puedes encontrarte de las más sencillas como una biográfica, de datos o una más profunda como puede ser de incidentes críticos (entrevista donde detecta competencias a través de evidencias).

De manera particular, trabajo con esta última porque es de las entrevistas donde mayor información recabaré del candidato y la que mayor indicios me dará para saber la adecuación de la persona al puesto de trabajo. Seguramente, recordarás alguna entrevista donde saliste desconcertado o sorprendido porque no sabías qué contestar. Con esto, es probable que hayas pasado por una entrevista de incidentes críticos.

La entrevista de incidentes críticos es una entrevista de investigación y de profundidad, donde se detectan competencias y se indaga en situaciones vividas profesionalmente, lo cual ayuda a predecir futuros comportamientos.

Para este tipo de entrevista tienes que conocer muy bien tu trayectoria profesional y, no sólo eso, sino también tener en mente y, muy bien estructurada, determinadas situaciones profesionales que tendrás que explicar al entrevistador.

Para que me entiendas mejor, te dejaré algunas preguntas que reflejan muy bien este tipo de entrevista y que tienes que responder con valor para que tu candidatura sea tomada en cuenta. Antes de contestar a una pregunta de este tipo, organiza tu respuesta (experiencia/situación) bajo el siguiente esquema:

Qué hiciste, cómo lo hiciste y qué sentiste

Posibles preguntas:

  • Cuéntame alguna situación complicada que hayas tenido que resolver en tu último empleo?
  • ¿Implantaste algún proceso de mejora para tu organización?
  • Coméntame algún problema que hayas tenido que afrontar durante tu período académico.
  • Explícame una situación en la que se te hizo difícil cumplir con un objetivo marcado.
  • ¿Cuál es el cliente más difícil que has atendido? ¿por qué?
  • Coméntame una situación donde junto con tus compañeros, hayan enfrentado un conflicto. ¿Qué hiciste de manera particular?
  • Cuéntame algún hecho donde el cliente no quedó satisfecho.

Ante esto responde:

  • Con honestidad
  • Claridad en cada una de las situaciones que expongas.
  • Habla siempre en primera persona.
  • Los argumentos tienen que ser sólidos.

DURANTE

10. Saluda, sonríe y sé amable

Norma básica de convivencia para todo!. Sin embargo, he visto y escuchado que algunos candidatos cuando llegan a la entrevista que saludan de determinada manera (distante y poco amable) a la persona de “recepción”, pero su actitud y diálogo con la persona que lo entrevista es totalmente diferente!. No hagamos esto!.

Saluda a tu entrevistador con un apretón de manos y sonríe!.

11. Lenguaje verbal y no verbal

Cuida bien las palabras que utilizas en la entrevista de trabajo y exprésate con un lenguaje sencillo. Digo esto porque muchas veces desde el departamento de RRHH o la persona que está haciendo el proceso de selección. no tiene que ser necesariamente especialista en la vacante a cubrir. Con lo cual, si utilizas palabras muy técnicas es probable que el seleccionador no conozca estos términos. Adáptate a la persona con la que estás manteniendo la charla!!

Utiliza un tono de voz cambiante acentuando con el mismo la relevancia de tu relato. Por favor, no hables debajo de la mesa (como digo yo cuando me encuentro con candidatos que hablan que casi no los escucho!!), habla sin miedo y con seguridad. No sabes la cantidad de candidatos que me he encontrado que teniendo una experiencia laboral que encaja perfectamente en el puesto, no me han transmitido nada en su diálogo. Habla con firmeza, genera interés en lo que estás diciendo y llama la atención del profesional de RRHH.

Sé que quizás llegues a la entrevista un poco nervioso. Sin embargo, cuida también tu lenguaje corporal (dice mucho de ti). Siéntate recto y no distendido en la silla. Mantén el contacto visual con la(s) persona(s) que te están haciendo la entrevista. Trata de mantener una posición sin hacer de manera frecuente, cambios en tu postura corporal.

La regla de comunicación del psicólogo alemán Albert Mehrabian nos dice lo siguiente:

  • 7% de nuestra comunicación es verbal.
  • 38% es el volumen, tono de nuestra voz y el
  • 55% es nuestra postura, mirada o gesto. Es decir, nuestro lenguaje corporal.

12. Se TÚ: siempre honestidad

¿De qué te sirve mentir?. Acaso, ¿crees que la otra persona no se dará cuenta o nunca te pillará la mentira?

Por ejemplo, si te preguntan por algo que no dominas, pero te interesa este tema, podrías contestar lo siguiente:

“No tengo conocimientos profundos de esto, sin embargo, me interesa formarme en esta materia. De obtener el trabajo me podría plantear hacer esta formación”.

13. Se trata de quién eres, no de lo que sabes*

“Si llegas a la fase de entrevista es porque suponen que tienes las competencias necesarias para el puesto ofertado o creen que será fácil formarte para adquirirlas. Por lo tanto, los entrevistadores se van a centrar en saber si encajas en la empresa, si tus valores, comportamiento y ética, coinciden con los de la organización”.

*Informe 35 Trucos para Triunfar en una Entrevista por Hudson.

14. Escucha con atención y no interrumpas

Sigue el hilo de la reunión. Escucha con atención y si tienes alguna duda, es mejor que la apuntes y al final de la entrevista pregunta por todo aquello que no te haya quedado claro.

No cortes de manera constante la comunicación. Sigue el hilo de la conversación de una manera natural porque de no ser así, denotará desinterés, poco respeto, impaciencia y falta de empatía.

15. Más de un entrevistador

A veces suele pasar que no sólo es una persona la que nos entrevistará, sino que habrán algunas más.

Ante esto, cada vez que estés respondiendo a lo que se pregunta, mira a todas las personas que conforman la evaluación.

16. No pidas empleo

NUNCA! Todos sabemos que la situación es la que es, pero no podemos ir a una entrevista de trabajo contando cómo estamos pasando este momento de desempleo. Entiendo que hoy en día hay muchas personas que lo están pasando mal por esta sitiación, pero no te ancles en este tema para llamar la atención. Provocarás el efecto contrario .

17. Habla de todo lo que puedes llegar hacer

Cada vez escucho más comentarios de candidatos que dicen lo siguiente sólo porque lo tienen que decir, sin tener un fundamento detrás: saben trabajar en equipo, son flexibles, dinámicos, responsables, comprometidos, buena gente, etc.

A mí de manera particular me parece bien que una persona tenga estas características, pero además de esto quiero escuchar más temas con “chicha”. No sólo me cuentes esto!!.

Está claro que ante una entrevista por competencias soy yo, a través de mis preguntas, la que te tengo que llevar a una situación pasada donde pueda ser capaz de detectar tus competencias frente determinadas situaciones y tú tienes que llegar a ser exacto con la información.

Te recomiendo que para contestar a estas preguntas, tus situaciones laborales las cuentes a modo de relato (storytelling) y así tienes un orden (punto 9) en tu discurso. Claro está, que para llegar a esto, has tenido que tener una preparación previa con las posibles preguntas y respuestas.

Como sabes, hoy en día tenemos que saber cuál es nuestra propuesta de valor . La persona que tienes en frente quiere saber qué sabes hacer, cómo lo haces y quiere tus logros.

Habla de lo que puedes llegar a hacer, no de supuestos!.

18. Otras preguntas

Hay otras preguntas que también nos ponen nerviosos y que no sabemos cómo abordarlas.

  • ¿Cuál es tu expectativa salarial?

Tu respuesta (después de saber la oferta de empleo): mi expectativa salarial es X o comenzaría un proyecto de estas características por X cantidad.

  • Veo que desde hace X tiempo estás en desempleo, ¿qué estás haciendo en este tiempo?

Tu respuesta: me he dedicado a estudiar X, a perfeccionar tal idioma, a hacer un viaje “para”, he hecho un voluntariado/colaboración, etc.

El estar desempleado no es sinónimo de estar “parado”. Parado es aquella persona que no hace nada para mejorar su empleabilidad

  • ¿Por qué dejaste tu último empleo? ¿Fue un despido? ¿Qué sucedió?

Si fue un despido por motivos económicos/restructuración de la empresa, aborda este tema con naturalidad. Fundamenta con hechos lo que estás dando a conocer.

  • ¿Tienes hijos? ¿Piensas tenerlos?

Esta pregunta me la han hecho muchas veces. Simplemente ante esto, me viene esta pregunta ¿me gustaría trabajar en una empresa que me discrimine por tener o querer tener niños? (es lo que siento yo). Ojo, también depende cómo lo pregunten.

  • ¿Por qué quieres cambiar de trabajo?

Sustenta tus razones, pero nunca hables mal de tu actual empleador.

  • ¿Cuales son tus áreas de mejora a nivel profesional?

Si optas a un puesto, por ejemplo de formación, no respondas que como área de mejora debes saber relacionarte y comunicarte mejor con los demás. Puedes comentar aquellos aspectos que no influyen directamente en el desarrollo del puesto de trabajo.

19. Enfócate

Si durante toda tu experiencia de trabajo, has tocado varios pilares diferentes, te recomiendo que vaya siendo hora de saber exactamente a lo que realmente te quieres dedicar porque es allí, en ese trabajo, elegido por convicción, donde probablemente encuentres tu potencial y lo que realmente te gusta hacer. Céntrate en esto y si crees que tienes lagunas en ello, no pierdas el tiempo y empieza a formarte!!!!.

Es en la entrevista donde tienes que dar a conocer en qué eres realmente bueno y dejar muy claro el beneficio de tu contratación.

CIERRE

20. Realiza preguntas

Prepárate al menos tres preguntas que te inviten a conocer el puesto y a la empresa. Esto tendrá dos puntos de interés:

El primero, saber más de la empresa y oferta de trabajo, solventar dudas y valorar si es el tipo de organización donde realmente quieres invertir tu tiempo y esfuerzo.

Y segundo, darás una imagen de interés a la persona con la que estás teniendo la reunión.

Algunas preguntas:

  • ¿Qué se espera de la persona que ocupe este puesto de trabajo?
  • ¿Cuáles serán los principales objetivos de esta persona?
  • ¿Cuál es el ambiente de trabajo?
  • ¿Cómo está conformado el equipo de trabajo?
  • ¿Cómo son las personas que trabajan en este departamento?
  • ¿Cuál es el siguiente paso en el proceso de selección?
  • ¿Cuáles serán mis clientes internos o externos?

21. Muestra interés en el puesto de trabajo

22. Agradece el tiempo brindado por la entrevista

Así como empezaste la entrevista, termínala (educado, sonriente y muestra simpatía) y agradece por la reunión y el tiempo cedido.

23. Muestra disponibilidad

Para resolver dudas y para continuar en las siguientes etapas del proceso de selección, en caso de haberlas.

24. Analiza cómo te ha ido en la entrevista

En cuanto tengas un tiempo de descanso, analiza cómo afrontaste la entrevista, cuáles han sido tus puntos fuertes durante el desarrollo de la misma y cuáles son aquellos flecos que no has sabido abordar de una manera correcta. Trabaja en tus posibles fallos!.

25. Si no te llaman en el plazo indicado

Para darte una respuesta del proceso y quedaron en hacerlo, te recomiendo que hagas una llamada o escribas un correo a la persona que te hizo la entrevista. Siempre de una manera cordial y amable.

 


AGRADECIMIENTOS A GRACE SALAZAR

VER + EN: https://www.gracesalazarleon.com/blog/17-empleo/44-no-examen-una-entrevista-trabajo-consejos

¿Quién es Grace Salazar ?

Optimista, alegre, arriesgada, empática y viajera de vida.
Me describo en una frase, 7 años 8 destinos. Ciudades que me han facilitado el desarrollar habilidades que en la actualidad me han hecho mejorar personal y profesionalmente.
Todo lo que aprendí, por mi paso en departamentos de recursos humanos en multinacionales, lo aplico transversalmente en lo que ahora se ha convertido mi trabajo: acompañar y ayudar a mujeres optimistas a liderar su empleablidad y desarrollo profesional uniendo mente y corazón, pero con mucha acción!!.

 

Grace Salazar León