Entender y manejar las estrategias digitales es ya un requisito para encontrar trabajo, independientemente de la profesión, según la multinacional británica Hays, especializada en la selección de profesionales cualificados.

Desde Hays aseguran que quien carezca de estas habilidades debe aprenderlas cuanto antes, “porque nuestras vidas son cada vez más digitales y la mayoría de los trabajos tienen un componente digital. De hecho, las competencias digitales son un factor clave a la hora de encontrar trabajo”, apunta María Roda, consultora de Hays Recruiting Experts en Sales & Marketing.

Roda señala que para buscar trabajo es importante que los candidatos tenga presencia digital, es decir, que se creen una marca personal online. Para ello, es recomendable tener un perfil en LinkedIn muy desarrollado, con toda la información profesional posible: cursos, experiencia, conferencias a los que se asistieron o artículos publicados.

Para los candidatos también es importante estar en otras redes sociales, como Facebook o Twitter, con una estrategia bien definida, es decir, “saber a qué target quieres dirigirte y qué tipo de influencers son los que sigues”, afirma Roda.

Dentro de este planteamiento de construir una marca personal, es práctico crear un blog propio, bien sea sobre algo estrictamente profesional -temas digitales, financieros, bancarios, etc.) o sobre algo más personal, como un hobby -decoración, cocina…-. Con esta bitácora se busca relevancia en el mundo digital, para lo cual es preciso que “esté actualizado diariamente, hay que contestar a la gente que participa en el mismo, incluir mucho contenido atractivo y, como no, tener el mayor número de seguidores posible”, añade María Roda.

Hays también señala otro punto que es tendencia, sobre todo en los países anglosajones: el videocurrículum. María Roda indica que, aunque en España todavía no se ve mucho, ya han recibido algún CV en este formato. Eso sí, advierte de que “es un arma de doble filo, porque si no está bien producido o la información no está clara, puede resultar contraproducente y conseguir justo el efecto contrario al buscado”.

Todos vivimos en un mundo digital, y, nos guste o no, la mayoría de nosotros trabajamos en entornos digitales.“La revolución afecta las vidas de prácticamente todos los consumidores y empresas en todo el mundo”, dice María Roda. Una experiencia y unas habilidades digitales que se necesitan en la mayoría de los trabajos, independientemente de categoría, formación y experiencia.

“Hoy los call centers se están sustituyendo por asistentes de chat en vivo que interactúan con los clientes en línea y en los social media. En paralelo, las previsiones de ventas ya no se basan en la intuición de los representantes de ventas, sino en el análisis de grandes volúmenes de datos”, explica la representante de Hays.

Incluso un gerente senior necesita experiencia digital para poder localizar la información, evaluar la forma en que es válida y trabajar posteriormente con otras personas para tomar decisiones. “Estamos ante una nueva realidad -comenta Roda- y los sistemas educativos tienen que adaptarse. Un buen ejemplo es la iniciativa puesta en marcha en Reino Unido que, a partir del otoño de 2015, será el primer país en el mundo donde los niños y adolescentes aprenderán a programar en el colegio y preparar así la próxima generación de profesionales digitales”.

En relación con estas palabras de María Roda, RRHHpress.com recuerda que unos 200.000 alumnos de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) estudiarán programación y robótica en la Comunidad de Madrid a partir del próximo curso 2015/16.

De esta manera, la Comunidad de Madrid será, junto a Reino Unido, pionera en la introducción de una asignatura que permita a los alumnos programar y, por lo tanto, crear tecnología.

De cara a las empresas, Hays recomienda que estas habilidades digitales se incluyan en sus requerimientos a la hora de contratar, y que formen en ellas a sus plantillas actuales; “independientemente de la profesión o industria en la que se trabaje, las empresas querrán reclutar, retener y desarrollar habilidades digitales en sus negocios”, aseguran desde Hays.

La multinacional británica ha detectado que los empleadores buscan candidatos que estén abiertos al cambio y que sean capaces de adaptarse a un entorno digital en constante evolución, independientemente de que se trate del departamento de marketing, contabilidad o logística.

Los cambios digitales afectan a todos los aspectos del negocio y los nuevos candidatos necesitan demostrar que son competentes digitalmente y que poseen la capacidad de apoyarse en los cambios de un mundo digital.

Los empleadores deben poner su foco en encontrar los profesionales adecuados a las nuevas tendencias y contratar personas que pueden entender e impulsar las estrategias digitales. El reto para las empresas es encontrar y seguir desarrollando esas habilidades para que estén siempre al día.

FUENTE: RRHHpress.com