Los empleadores por lo general sólo emplean unos segundos, en promedio de 6 a 10, en decidir si tu CV hace un buen ajuste con una oferta de empleo como para justificar una revisión más a fondo de tu perfil, esta es una realidad que no está bajo tu control, lo que si puedes hacer es asegurarte que las palabras claves en tu CV salten de inmediato y sea obvio que cuentas con las habilidades, experiencias y cualidades que se ajustan con las cualificaciones requeridas para el cargo.  Cuanto más encajes en la posición, mejores serán tus posibilidades de éxito en la búsqueda de empleo.

Que puedes hacer entonces para hacer match entre tu CV y una oferta de empleo?

Analiza cuidadosamente la oferta. Las ofertas por lo general se presentan en varias secciones de acuerdo al tipo de información. Primero se muestran datos acerca de la empresa, luego los detalles sobre las calificaciones requeridas por parte de los candidatos, y por ultimo una descripción de las responsabilidades involucradas en el puesto de trabajo. Algunas ofertas son breves, otras incluyen más detalles sobre el trabajo y la empresa. Tómate el tiempo para revisar la oferta de trabajo en detalle, y familiarízate con lo que empleador desea y requiere. Si analizas cuidadosamente la oferta contra tu CV y muestras en este último que tus habilidades coinciden, aumentas las probabilidades de que tu perfil se posicione, bien sea en una proceso de barrido electrónico por parte de los software o plataformas de revisión de postulaciones, o sea escogido por los reclutadores al encontrar las palabras claves al emplear esos 6 segundos de revisión. Mucho cuidado, en ningún caso estoy diciendo que debes mentir o inventar habilidades simplemente para hacer coincidencias, sino que analices lo que requiere el empleador y le hables en sus mismos términos.

Por ejemplo, si una empresa menciona en la oferta de trabajo que está en búsqueda de un ejecutivo con habilidades de negociación efectiva y excelente comunicador, ya sabes que necesitas mostrar tus habilidades en este ámbito mostrando por ejemplo que fuiste capaz de negociar con proveedores contratos de suministro que ahorraron tanto por ciento en la adquisición de materiales e impactaron en el flujo de caja de la empresa. Las habilidades no se listan, se demuestran a través de logros medibles. Eso le da al reclutador que pensar y capta su atención para invitarte a una entrevista para preguntarte cómo lo hiciste.

Cómo analizar la oferta.

Primero colócate en la posición del reclutador. Pensar desde la perspectiva de quien lee tu CV no siempre es fácil de hacer, pero es posible y necesario si deseas agregar la información correcta a tu hoja de vida. Abandona el paradigma de que el mercado te está buscando y adopta un esquema de pensamiento donde tú eres el cazador en el mercado, además de ser un profesional tan cualificado que esta colocando sus habilidades en el mercado. Lo primero es leer muy bien los anuncios, e incluso tomarte el tiempo de investigar acerca de la empresa a través de su sitio web o de otras fuentes. Luego, piensa en lo esperarías ver en el currículo de alguien que aplica a la vacante publicada. Usando este punto de vista puedes escribir un CV focalizado y lleno de información relevante, en vez de presentar lo que suelen hacer los profesionales que es un CV lleno de interminables listas y descripciones que no dicen qué es lo que puedes aportar a la empresa.

Haz una lista detallada de las calificaciones requeridas, mandatorias o no. Si tienes varias de las cualificaciones requeridas y si te interesa el puesto ofertado, el siguiente paso es hacer una conexión entre tus habilidades y las necesidades del empleador; crea una lista de las destrezas solicitadas y discrimínalas por su tipo. Si un anuncio de trabajo está bien escrito y detallado, podrás ser capaz de ensamblar una lista bien definida y podrás comprarla con tu CV. Extrae alguna de las palabras clave que describen habilidades, cualidades o experiencias que el empleador ha enumerado según sea necesario o deseable. Por ejemplo, si el anuncio indica que debes tener conocimientos de alemán, y tú no los posees, y lo colocan como un requerimiento mandatorio, por favor no apliques, te lo están diciendo directamente; caso distinto es si dice que preferiblemente el candidato posea conocimiento de alemán, el termino preferiblemente te indica que es una habilidad que puede ser negociable si es que tienes las demás cualificaciones requeridas.

También revisa las obligaciones y funciones del trabajo e implica algunas suposiciones acerca de los requisitos necesarios para llevar a cabo esas funciones. Por ejemplo, si el anuncio menciona que debes organizar eventos de recaudación de fondos para los donantes potenciales, puedes suponer que prefieren candidatos con habilidades de planificación, organización, comunicación efectiva y negociación, por lo que deberías demostrar en tu CV que posees dichas destrezas.

Obtén más información. A veces los anuncios para puestos de trabajo son muy cortos y no revelan mucho sobre las expectativas del empleador. Trata de buscar en el sitio web de la compañía, ya que podría haber una descripción más larga en la sección de recursos humanos de su página que en el anuncio publicado. Otra estrategia es buscar en sitios de trabajo acerca del mismo puesto a fin de que tengas una idea de lo que otros empleadores buscan en ese tipo de candidato. También busca en Google para ver las descripciones de puestos de trabajo similares. Por ejemplo, si estás solicitando un puesto de analista de crédito, trata de buscar por la frase “descripción de trabajo analista de crédito.” Trata de encontrar la información que te permita vender tu marca personal de acuerdo a lo que buscan los reclutadores y empresas.

Revisa tu CV. Revisa cuidadosamente tu currículo y asegúrate de incorporar el mayor número de declaraciones sobre las calificaciones requeridas para la oferta de empleo como sea posible. Comienza con un perfil profesional cargado de palabras claves para conseguir captar la atención. Habla en los mismos términos que la oferta de empleo, utiliza sus palabras o sinónimos, habla en sus mismos términos, recuerda, los softwares y reclutadores en sus 6 segundos solos buscan coincidencias para luego decidir si revisan más a fondo el CV. Por ejemplo, para un trabajo de cajero de banco, se podría decir “con sólidos conocimiento en matemáticas, orientación de servicio al cliente, la atención al detalle y la capacidad de trabajar con precisión”. En los párrafos siguientes, debes proporcionar la prueba de cómo y dónde aplicaste esas habilidades y que impacto tuvieron para la operación de la empresa.

Pide consejo. Si estás realmente motivado para conseguir un trabajo en particular, y si tienes la posibilidad, entrevista a profesionales del área y pídeles consejo acerca de lo que necesitas para sobresalir como candidato para un puesto en específico. También solicita a alguien de tu confianza que haga una revisión de tu CV a fin de que te asegures que no contenga ningún error ortográfico o de redacción.

En suma, asegúrate de que tu CV sea una herramienta de marketing que venda tu marca personal, que este cargado de información relevante tanto para el cargo como para la empresa a la que deseas aplicar. Recuerda que cada oferta y empresa tiene sus particularidades y necesidades, y para diferenciar tu CV del resto de los candidatos debes decir lo que los reclutadores quieren leer para captar su atención.



Fuente: http://cvexpertos.blogspot.com.ar/2015/10/como-hacer-match-entre-tus-habilidades.html