Si dudas acerca de las nuevas estrategias para rastrear un puesto de trabajo quizá debas saber que en España la mayor parte de candidatos a un puesto confían en su teléfono móvil como herramienta vital.

El uso de los dispositivos móviles en nuestra vida profesional suele asociarse más a la pérdida de tiempo que al aprovechamiento del mismo, y plantea dilemas concretos como la utilidad de entrar con un teléfono móvil a una reunión; o más generales, que afectan a aquellos que son incapaces de prescindir de su smartphone ni siquiera por un minuto, y comprueban compulsivamente si han recibido un mensaje. Suelen ser acusados no sólo de perder el tiempo, sino de ser ladrones del de los demás, y forman parte de la fauna más tóxica de la oficina. No es infrecuente escuchar eso de que estar enganchado al móvil o al email te vuelve más idiota, profesionalmente hablando, y te hace caer en la multitarea más improductiva…

Quién lo diría… El teléfono móvil se ha convertido también en una herramienta eficaz para el reclutamiento y la búsqueda de empleo. La posibilidad de obtener ofertas en cualquier momento y lugar es uno de los principales argumentos para que tenga un protagonismo definitivo entre quienes rastrean un puesto.

Si no hay forma de encontrarte en las redes principales, no existes para los que buscan. El hecho de que a los candidatos más aptos para un trabajo ya no se les capta con un anuncio tradicional -porque es probable que ni siquiera estén buscando empleo- hace que los profesionales deban ser cada vez más e-ncontrables. Hay que cazarlos, pero las reglas de búsqueda han cambiado, y hoy las redes son el ecosistema en el que los expertos de selección rastrean los perfiles que desean.

Las cuestiones clave para cualquiera que esté dispuesto a escuchar una buena oferta es si estás ahí y si eres localizable. Parece que los dispositivos móviles juegan un papel crucial en ello.

Entre las estrategias diferentes para rastrear un puesto de trabajo se incluye el uso de los dispositivos moviles, que aseguran rapidez de respuesta y una mejor gestión y organización de los procesos. En mercados como el estadounidense, la búsqueda de trabajo ocupa ya más tiempo incluso que salir de compras. Nueve de cada diez personas que buscan empleo lo harán a través del móvil en los próximos doce meses. Según un estudio del portal Glassdoor, el uso del móvil proporciona mejores oportunidades para ser considerado para un nuevo puesto, ya que permite una respuesta mucho más rápida que la “tradicional” online.

El uso del móvil en los procesos de selección tiene mucho que ver con las herramientas que ayudan a gestionar y organizar el proceso de búsqueda. Suelen alertar a los candidatos sobre las posiciones más compatibles con su perfil e incluso ofrecen la oportunidad de recibir feedback inmediato para comprobar el estado real del proceso de selección.

Muchas de las aplicaciones que tienen que ver con todo esto se basan en el concepto SoLoMo (la tendencia a unificar lo social, local y móvil, convertida en un motor de creación de nuevas start up, sobre todo en el negocio del reclutamiento). Permite a los seleccionadores segmentar al detalle los candidatos que buscan y ahorrar costes en el proceso de criba de currículos.

Españoles y el móvil

El Informe Global Adecco 2015: Búsqueda de empleo y reputación digital en la era 3.0 concluye entre otras cosas que los españoles que buscan nuevas oportunidades laborales no sólo lo hacen en las oficinas de empleo y en los lugares de trabajo de los empleadores potenciales, sino también en internet en general y en las redes sociales en particular, incluso cuando la naturaleza de estas redes no es de carácter profesional. Además, el acceso a Internet para buscar trabajo no se realiza exclusivamente desde un ordenador o una tableta sino que, cada vez más, los usuarios utilizan su dispositivo móvil o smartphone.

El 64,7% de los encuestados españoles reconoce que utiliza este soporte para buscar trabajo. El 49,2% de estos lo hace “a menudo” y el 15,5%, “a veces”.

Además, la investigación refleja que un 37,3% de los españoles ha sido contactado por reclutadores a través de las redes sociales, mientras que la media mundial se sitúa en torno al 23%. De aquellos a los que han localizado vía internet, un 30,5% tuvo una entrevista de trabajo y un 6,6% no aceptó la propuesta.

Los españoles tienden a utilizar el móvil cada vez más para trabajar. El 46,5% ha trabajado alguna vez desde su smartphone frente al 53,5% que no lo ha hecho nunca. Todo esto tiene que ver con el hecho de que las posibilidades para crear una franquicia personal desde el ordenador o el móvil son crecientes. En un mundo hiperconectado , el “ir a trabajar” ha dejado de ser necesario para realizar nuestra actividad diaria.

Ventajas

  • El 64,7% de los españoles reconoce que usa el teléfono móvil para buscar trabajo. La rapidez y la posibilidad de buscar ofertas en cualquier momento y lugar es la principal ventaja de los dispositivos móviles en los procesos de selección.
  • A buena parte de los candidatos más aptos ya no se les capta con anuncios tradicionales. La necesidad de ser visible y ‘e-ncontrable’ hace que los dispositivos móviles jueguen un papel determinante. Más cuando las reglas y modelos de búsqueda han cambiado.
  • Quienes ofrecen empleo tratan de adaptar sus búsquedas de personal a los terminales. Los seleccionadores pueden segmentar al detalle los candidatos que necesitan y cuyos perfiles son los que exigen las compañías.

apellidos pagina pie

———————————

Fuente: http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/empleo/2015/12/07/5665d13c22601d62278b45fb.html