El uso de redes sociales y otras herramientas 2.0 como los blogs, Youtube, Flickr, etc. puede ayudarnos en la búsqueda de empleo y en la promoción de nuestro negocio. Voy a mostrar algunas de las pautas a seguir para potenciar el “personal branding” a la hora de buscar un empleo en internet.

– Habla de temas que te interesen. A través de las entradas en la red social, o de enlaces a un blog, página web, etc. muestra tus intereses. Por ejemplo, si una persona aspira a un puesto en el que se requieren manualidades de carpintería deberá aparecer esta temática, algo así como “me gusta el bricolage y las manualidades con la madera”.
– Selecciona a tus amigos. Selecciona a los amigos que tienes en tus redes sociales. Comentarios o fotografías inapropiadas en tu perfil pueden obstaculizar tu búsqueda de empleo.
– Muéstrate profesional. Muestra tus gustos y aficiones personales, pero en una proporción mínima. En el perfil social de una persona que quiera fomentar su marca personal no sólo pueden aparecer fotografías con familia, amigos, vídeos musicales y comentarios personales. Principalmente el perfil contendrá datos relativos a la profesión del usuario, que indiquen su preparación, implicación y conocimientos profesionales.
– Toma posición. Si estás buscando empleo publica de vez en cuando algo relacionado con tu perfil profesional. Si quieres encontrar por ejemplo un trabajo como cocinero, enlaza artículos interesantes, vídeos propios o ajenos que demuestren tu conocimiento en la materia. Si por ejemplo quieres abrir un negocio dedicado a hacer tatuajes, puedes exponer de vez en cuando alguna fotografía de tus trabajos.
– Escribe sobre tu especialidad. Reconoce tus fortalezas. Publica de vez en cuando algo que muestre lo que quieres hacer cada día. Mejor que tengas un blog donde se muestren tus habilidades profesionales en los temas en los que tengas interés profesional para compartirlo de cuando en cuando.
– Amplía la red de contactos. Si quieres ser fontanero, busca otros fontaneros que añadir a Twitter, Facebook o Linkedin.
– Aporta valor. Publica información que pueda ser interesante para tus contactos. Si sólo nos centramos en publicar imágenes, entradas, vídeos que reflejen nuestro estado de ánimo, no conseguiremos dar a conocer nuestra valía profesional.- Envía currículum. Asegúrate de que el tuyo esté actualizado y disponible en Linkedin, en Monster (aplicación de Facebook) y en portales de empleo. Incluye las direcciones de tu perfil en Facebook, Twitter, Linkedin, blog, página web…en tu currículum o carta de presentación.

– Sigue a los que te interesan. Cuéntales a los demás dónde están los empleos. Ayudando a los demás a encontrar empleo te recordarán. Colabora facilitando información sobre tu sector de actividad a quien la solicite. Reenvía mensajes de empleo (si son interesantes para tus amigos profesionales o para ti). Bloguea sobre ofertas de empleo. Ayuda a la gente a encontrar empleo.

– Mantente activo. Contesta a todos los que te escriban por correo electrónico. Actualiza tus perfiles. Un perfil anticuado, sin información actual denota abandono y desinterés.

Intenta ser único/a y recuerda que tus habilidades no son suficientes, esfuérzate por continuar aprendiendo. En la medida que utilizamos las herramientas 2.0 para la búsqueda de empleo o para la promoción de tu negocio, tenemos que ser especialmente cuidadosos con lo que internet dice de nosotros, esto es, asegurarnos de que nuestra identidad digital proyecte una buena imagen profesional de nosotros mismos, o al menos, que no hable mal de nosotros como profesionales.

Toda la información publicada en internet deja una huella que es muy complicada de borrar después. Tenemos que ser cuidadosos, pues, con nuestras comunicaciones y con toda la información que publicamos. Igualmente hemos de estar al corriente de las informaciones que hayan publicado terceros sobre nosotros mismos. Es pertinente, pues, monitorizar los contenidos aparecidos en la web que tengan relación con nuestra persona (realizar búsquedas periódicas de nuestro nombre en los buscadores de internet, introduciendo por ejemplo nuestro nombre completo en la barra de Google, pues es una de las primeras acciones que hacen los reclutadores antes de citar a una persona a una entrevista de trabajo.

Existe una herramienta que te permite acceder al universo de tu marca y obtener una visión completa de lo que opinan en la red de ti, en tiempo real, rastreando las principales fuentes de información y generando gráficas para analizar la evolución de los datos:http://www.oraquo.com.

A lo largo de este post se ha dado cuenta de distintos recursos que os invito a conocer a través de los enlaces disponibles. No te quedes en la simple lectura de lo aquí expuesto y navega por las distintas plataformas para ahondar más en la materia.

Como siempre para cualquier duda o servicio, deja tu comentario más abajo.

FUENTE: alvarorienta.blogspot.com.es/