Las personas paradas de este colectivo no consiguen empleo debido a estereotipos infundados de los seleccionadores, según el informe #TuEdadEsUnTesoro de la Fundación Adecco

Las personas mayores de 55 años que buscan trabajo tienen dificultades para conseguirlo debido a estereotipos infundados de los seleccionadores, según las conclusiones del informe #TuEdadEsUnTesoro, realizado por décimo año consecutivo por la Fundación AdeccoFormarse para actualizar sus conocimientos, especialmente relacionados con la tecnología, emprender o intentar darle un giro a su carrera profesional puede ayudar a este colectivo a conseguir un empleo.

El estudio mencionado, presentado recientemente, se ha centrado en los desempleados mayores de 55 años, ya que es el colectivo que más obstáculos tiene para acceder a un empleo. En España, 7 de cada 10 desempleados mayores de 55 años lleva más de un año en paro. Asimismo, el año pasado representaron el 14,6% de las personas en desempleo, frente al 8,5% de 2012.

Encontrar un empleo es una tarea difícil principalmente por los prejuicios de los reclutadores, indica la investigación. Un 65% de ellos opina que el profesional senior no encajará porque la mayoría de la plantilla es joven, un 18% cree que exigirá una remuneración mayor y un 17% cree que los profesionales senior tienen competencias obsoletas, particularmente en el ámbito digital.

Estos prejuicios se reflejan en la contratación: 7 de cada 10 reclutadores no ha seleccionado a un profesional mayor de 55 años para incorporarlo a un equipo de trabajo durante el último año.

“Se trata de un vicio adquirido que tiene su origen en prejuicios y estereotipos, muy arraigados, que urge erradicar.  Si queremos ser competitivos, como empresas y como sociedad, debemos desechar estas creencias estereotipadas y evolucionar la mentalidad, entendiendo la diversidad y el intercambio intergeneracional como factores indiscutibles de productividad“, ha indicado Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, a través de un comunicado.

Existen menos ofertas de trabajo para los mayores de 50

A pesar de que la tendencia es evaluar a los candidatos en base a criterios cualitativos, en un 26% de las ofertas de trabajo sigue incluyendo ¿influyendo? el factor edad, explica el informe de Fundación Adecco.

Esto sucede porque los reclutadores tienen dificultades a la hora de acreditar y certificar aquellas cualidades menos tangibles, lo que conlleva a que les den mayor protagonismo a otros aspectos más cuantificables, como la edad.

Según el informe de Fundación Adecco, los mayores de 45 años siguen siendo los más perjudicados en el reparto de ofertas de empleo de Infoempleo. De hecho, a nivel nacional, sólo un 2,3% de estas se dirige a ellos; porcentaje que, en el caso de los mayores de 55 años, resulta aún menor.

“Es alarmante que siga incluyéndose el factor edad en las ofertas de trabajo, no sólo por la discriminación que conlleva, sino por una cuestión de competitividad. En ningún caso la edad garantiza la adecuación del candidato al puesto de trabajo y, además, desechar a un profesional por tener más de 45 o 50 años es renunciar a la diversidad de valores que un senior puede aportar, como la experiencia o la madurez”, ha explicado Mesonero.

Por ello, evaluar los currículos por competencias, olvidando cualquier etiqueta, sería más efectivo a largo plazo. Al respecto, Mesonero comenta que “es fundamental dar un giro a las políticas activas de empleo, actualizándolas y acercando las necesidades de nuestro mercado laboral a los profesionales de más edad. Todo ello de cara a que tengan posibilidades reales de acceso a un empleo, al mantenimiento de este, así como a la promoción profesional”.

Medidas para reducir la discriminación por edad

La Fundación Adecco propone en su informe 5 medidas para reducir la discriminación por edad en todas las fases de los procesos de selección.

1. Currículum ciego. Es decir, retirar del currículo todo dato relacionado con la edad o la procedencia. El objetivo: que la empresa sólo disponga de la información relevante para el puesto, como las habilidades y la experiencia del empleado.

2. Implementación de un sistema de entrevista cerrado, con preguntas estandarizadas. De este modo, el reclutador podrá evitar realizar preguntas y valoraciones que no estén relacionadas con la edad del candidato, sino con sus competencias. Cada perfil debe disponer de su propia guía de preguntas, que han de estar exclusivamente orientadas en el desempeño del puesto de trabajo.

3. Formación a los departamentos de Recursos Humanos en diversidad. Dado que los responsables de Recursos Humanos son impulsores de una cultura corporativa, deben darle mayor peso a la formación orientada a eliminar los vicios adquiridos en los procesos de selección: desde el escrutinio del currículum a las preguntas en la entrevista de trabajo. Si los responsables de RRHH están comprometidos con la diversidad, atraerán naturalmente un #TalentoSinEtiquetas, donde la edad no constituyaun dato significativo.

4. #TalentoSinEtiquetas. En base a lo anterior, los procesos de selección deben estar guiados por los valores, conocimientos, actitudes y experiencias de los aspirantes al puesto de trabajo. Por ello, se deberían determinar cuáles son los que necesita la empresa (por ejemplo: polivalencia, dinamismo, conocimientos informáticos…) y establecer un sistema de puntuación que evalúe a los candidatos en estos puntos y no en base a datos sociodemográficos.

5. Impulso del intercambio generacional. Según el estudio, gran parte de los prejuicios relacionados con la edad se deben a que los reclutadores temen que se presenten posibles reticencias de los empleados, mayoritariamente jóvenes, ante la presencia de un trabajador mayor de 55 años. Por este motivo, resulta necesario impulsar proyectos que permitan trabajar en equipo a jóvenes y senior, aprovechando las potencialidades de cada generación.

Otras recomendaciones para trabajar después de los 50

Diferentes portales de empleo y expertos en selección de personal, como Infojobs y la propia Fundación Adecco, coinciden que los siguientes consejos podrían ser útiles a los desempleados mayores de 50 años para volver a trabajar:

  • Actualizar conocimientos: Actualizarse profesionalmente y en especial en cuanto a las TIC también es imprescindible para encontrar trabajo después de los 50 años. Aprender idiomas y/o mejorar en el uso de nuevas tecnologías pueden ser un buen comienzo para poder mostrar que las personas mayores pueden adaptarse.
  • Cambiar de profesión formándose. Nunca es tarde para estudiar y formarse en alguna otra profesión diferente a la que se venía realizando. Para ello se pueden realizar cursos en áreas que interesen, echar mano de los Servicios Públicos de Ocupación de las administraciones o bien elegir una formación reglada o no reglada, ya sea presencial u online.
  • Emprender: Otra opción para volver al mercado laboral es emprender. Los conocimientos y experiencias adquiridas durante tantos años de trabajo pueden ayudar a generar ideas de negocios rentables. Para ello siempre hace falta buscar asesoramiento, ya sea desde las propias administraciones o asociaciones de pymes, o a través de cursos especiales para emprendedores.
  • Echar mano de contactos personales. Según un estudio reciente del Observatorio de Empleabilidad y Empleo Universitarios (OEEU), echar mano de contactos personales para conseguir empleo es lo más efectivo. Por tanto, contactar con personas que estén en la misma situación de desempleo (en redes sociales, en instituciones y asociaciones), o bien con ex compañeros de anteriores trabajos, puede ayudar a encontrar otro. Además, conocer personas de más de 50 años que estén en el paro puede ser beneficioso para compartir, colaborar, e incluso emprender.
  • Apuntarse al voluntariado. Además de permitir estar activo, ayuda a evitar espacio en blanco en el currículo. Adicionalmente, al realizar voluntariado se pueden hacer contactos que podrían ser útiles en para encontrar empleo.
  • Plantearse cambiar de ciudad o país. Según datos de un estudio realizado por Infojobs en 2015, un 68% de los candidatos mayores de 50 años se cambiaría de residencia por motivos de trabajo. Llevarlo a cabo puede ser una opción cuando surgen oportunidades de trabajo en otro lugar.
  • Búsqueda de información y asesoramiento. Algunas instituciones y espacios ofrecen orientación e incluso cursos de formación gratuitos homologados para este colectivo, como el Servicio Público de Empleo Estatal y los Servicios Públicos de Ocupación de cada Comunidad Autónoma.

Además de estas recomendaciones, siempre es importante contar con una actitud positiva y tener confianza en uno mismo a la hora de buscar trabajo, independientemente de la edad que se tenga.


FUENTE: EDUCAWEB

VER + En : https://www.educaweb.com/noticia/2018/06/27/como-encontrar-trabajo-mas-55-anos-formacion-es-respuesta-18510/