Meta4 define las 9 características esenciales que toda solución de RRHH debe ofrecer

 Segmentar a los diferentes colectivos de profesionales, adaptarse a los nuevos retos, o medir y cuantificar los resultados de las acciones, son algunos de los aspectos básicos que debe cubrir una solución de RRHH para implantar con éxito una estrategia de Employee Centricity

En la actualidad, situar al empleado en el centro de la estrategia de la compañía, ‘Employee Centricity’, se ha convertido en un aspecto prioritario para el área de Recursos Humanos. Por este motivo, contar con una herramienta tecnológica que contribuya a dar respuesta a las necesidades, expectativas e inquietudes de los profesionales, y mejorar así su experiencia, se ha convertido en un aspecto imprescindible para las organizaciones.

Bajo este contexto, Meta4, compañía especializada en soluciones tecnológicas para la gestión y desarrollo de capital humano, detalla en su guía ‘Employee Centricity: claves para mejorar las experiencias de tus empleados’, las características esenciales que una solución tecnológica de RRHH debe ofrecer a una compañía:

  1. Segmentar la plantilla para diseñar planes de acción personalizados y motivadores que permitan alinear a los empleados con los objetivos de la compañía. De esta manera, la solución optimiza el potencial de la organización, al tiempo que individualiza la propuesta de valor para cada colectivo, aumentando el nivel de compromiso y la productividad de la empresa.
  2. Determinar la propuesta de valor. Aunque ninguna herramienta puede, de forma automática, realizar esta acción, sí debe  proveer de la información necesaria que permita definirla.
  3. Definir el “Employee Mix”. Una solución tecnológica debe ser coherente con la propuesta de valor, permitir al área de RRHH gestionar todos los procesos relacionados con las personas para obtener un enfoque integral, ser capaz de medir y cuantificar los resultados de las acciones que se han implementado y valorar los costes de las mismas.
  4. Capacidad de adaptarse a los nuevos retos. El objetivo es, según Meta4, ser capaz de contemplar y dar respuesta a las continuas transformaciones que van surgiendo en el día a día de las compañías.
  5. Gestión de la implementación. La solución debe contener aquellos aspectos que conforman el paquete retributivo del empleado: programas formativos, de beneficios, desarrollo, subidas salariales, etc. Además, el empleado debe tener fácil acceso a la misma.
  6. Contribuir a mejorar la experiencia laboral del empleado. Una solución tecnológica de RRHH debe generar experiencias positivas en los empleados (facilidad de uso, multidispositivo, rapidez, etc.) y contribuir a que el área de RRHH pueda trabajar de forma integral e integrada cada uno de los puntos clave, ‘touch points’, de las experiencias emocionales que más inciden en los profesionales como el proceso de selección, el primer día de trabajo, la desvinculación, etc.
  7. Analizar, medir y ajustar. Una estrategia eficaz de Employee Centricity exige un diálogo constante de la compañía con sus colaboradores, que permita obtener y analizar el máximo de información. Además, será necesario medir el resultado de las iniciativas de RRHH puestas en marcha y reconsiderar aquellas que no resulten efectivas.
  8. Capacidad de evolución. Debe estar permanentemente actualizada, e incorporar aquellas experiencias positivas que los empleados perciben en sus interacciones vitales.

FUENTE:  EQUIPOS Y TALENTO

VER + EN: https://www.equiposytalento.com/noticias/2018/09/04/como-la-tecnologia-ayuda-a-gestionar-la-experiencia-del-empleado