El 96% de las personas emprendedoras cree que la crisis sanitaria aporta nuevas oportunidades para crear una empresa o abrir líneas de negocio, según un estudio del Observatorio del Emprendimiento de España

El 96% de los emprendedores y emprendedoras españolas considera que la crisis del coronavirus ofrecerá nuevas oportunidades de negocio, por lo que se encuentra en busca de nuevos mercados y clientes, según el informe Situación del emprendimiento en España ante la crisis del COVID-19, publicado por el Observatorio del Emprendimiento de España, conocido como la Red GEM.

El estudio analiza los efectos del confinamiento en 4.300 negocios de emprendimiento de diferentes sectores, tamaño y consolidación, especialmente en cuanto al impacto en la demanda, el empleo y el acceso a la financiación. La investigación se basa en encuestas a personas emprendedoras realizadas durante los primeros 50 días del estado de alarma.

Otro dato interesante del informe y que los autores consideran alentador para la regeneración empresarial y del empleo es que un 10% de la población española manifiesta su intención de emprender.

En este sentido, de los emprendedores y las emprendedoras que estaban en fase de creación de su empresa cuando comenzó la alerta sanitaria, tan solo el 4 % ha abandonado sus planes, un 35 % los ha paralizado y el 45 % cambiará su modelo de negocio. La principal demanda del 75% de los encuestados es contar con medidas de apoyo para poder crear nuevos negocios.

Por otro lado, el informe señala que empresas de más de 50 empleados han logrado su supervivencia durante el estado de alarma gracias al teletrabajo (77%) y piensan adaptarse a la nueva situación reorientando su modelo de negocio (65 %), incrementando recursos (12 %) o solicitando financiación extra (45 %).

Los sectores emprendedores más afectados por la crisis sanitaria en cuanto a empleo

En los primeros 50 días de confinamiento, el 40% de las empresas de emprendedores ha tenido que cerrar temporalmente y tan solo el 10% ha continuado con su operatividad habitual, lo que ha provocado un sentimiento de incertidumbre entre el 58% del empresariado, que se han visto obligado a adaptarse a una situación sin precedentes.

El informe señala que el 66% de los y las emprendedoras del sector servicios al consumidor final son los que más han sufrido durante el confinamiento, aunque solo el 2% se plantea no reabrir. Esta situación tendrá consecuencias sobre el empleo, ya que el 35% de las personas empresarias considera que tendrá que reducir personal.

Por su parte, el 35% de las empresas dedicadas al sector servicios para otras empresas también prevé reducir su plantilla debido a que la demanda ha caído en un 60%, a pesar de haber continuado trabajando. Asimismo, el 45% de los negocios de este ámbito prevé reducir las horas de trabajo y la mitad de ellos se plantea posibles recortes salariales.

Un 57 % de las empresas del sector servicios, ya sea al consumidor final o a otras organizaciones, considera que la búsqueda de nuevos clientes y modelos de negocio es la solución para afrontar la crisis económica y laboral que deja el coronavirus. De hecho, ya durante los primeros días de confinamiento, 1 de cada 4 empresas se ha “reinventado”.

El sector emprendedor menos afectado por la alerta sanitaria ha sido el industrial, que ha conservado un 70% de la actividad. No obstante, la caída de la demanda y la incertidumbre ha provocado que las empresas disminuyeran su personal y las horas de trabajo, que se espera recuperar tras la desescalada.


 

FUENTE:   EDUCAWEB

VER + EN:   https://www.educaweb.com/noticia/2020/05/25/pandemia-ofrecera-nuevas-oportunidades-emprender-19193/