Con la llegada de la crisis del COVID-19, se han establecido nuevas pautas de trabajo y una vez superado el confinamiento, las empresas comienzan a implementar el formato de trabajo híbrido, que consiste en alternar el trabajo en remoto con el presencial en la oficina. Aprovechando que el verano es el momento del año en el que más tiempo libre se tiene debido a las vacaciones, BICG, consultora experta en innovación y nuevas estrategias de trabajo, aporta las mejores claves para organizar correctamente el espacio de trabajo en el hogar, a la vez que explica los consejos top para trabajar en un formato híbrido y ser lo más eficiente posible.

Para los más aplicados, estos días de agosto son el momento perfecto para poner a punto nuestra oficina teniendo en los siguientes aspectos:

– Coloca tu mesa en un punto donde haya luz natural el mayor número de horas posible: Junto a una ventana es lo ideal. Está demostrado que utilizar luz natural reduce el cansancio y, además, mejora el rendimiento.

– Compra mobiliario cómodo y ergonómico en las rebajas: Este elemento no se debe menospreciar ya que, además de cuidar la salud, la comodidad y la ergonomía tiene un impacto muy positivo en la concentración y eficiencia.

– Mantén tu mesa ordenada con las cosas imprescindibles que necesites en tu día a día: Menos es más y tener demasiadas cosas en la mesa puede dar a distracciones innecesarias y falta de confort. No hay nada mejor para comenzar la jornada que una mesa despejada y en orden.

– Evita los montones de papel y el exceso de documentación: Busca un sitio donde colocar los papeles (como una bandeja de escritorio) y deshazte a diario de los que ya no necesitas.

– Recoge tu mesa de trabajar cuando termines tu jornada: Sobre todo cuando tu lugar de trabajo está en una zona común de la casa.

Una vez acondicionado el espacio de trabajo y cuando el periodo vacacional haya terminado, es clave prepararse para hacer frente de forma efectiva a la combinación del trabajo en remoto con el presencial. Para logarlo, BICG recomienda seguir las siguientes pautas:

– Comparte con el resto del equipo si vas a teletrabajar o vas a ir a la oficina: Es importante saber con anterioridad quién de la plantilla está trabajando en la oficina y quien está desde casa. Para ello, hacer uso de un calendario online al que tengan acceso todos los miembros del equipo es la mejor opción.

– Organiza reuniones presenciales de forma periódica: Este tipo de reuniones son muy importantes, ya que, en ocasiones, la falta de contacto físico ”aleja” a los compañeros y gracias a estos encuentros se promoverá de nuevo la vinculación social, se reforzará la cultura de la empresa, etc.

– Organiza tu trabajo diario y semanal en base a unos objetivos cumplibles y medibles en el tiempo: Asegúrate de que estén alineados con los de la empresa para la que trabajas y el equipo o división a la que perteneces.

– Utiliza chats sociales para estar en contacto con tus compañeros: Skype, Teams o Slack son algunas opciones para estar en contacto rápido y directo con tus compañeros durante las horas de trabajo.

– Estate operativo y disponible en tus horas de trabajo: Mediante teléfono, chat interno y email.

 


 

FUENTE:    a través de @rrhhdigital

VER + EN:   http://www.rrhhdigital.com/secciones/teletrabajo/143135/Llega-el-trabajo-hibrido-descubre-las-principales-claves-de-lo-que-nos-espera-en-el-otono/ 

Imagen de Monoar Rahman Rony en Pixabay