Learning to be es una iniciativa de la UE realizada por investigadores de la Universidad Loyola y expertos de otros siete países europeos, que también han creado un manual para que los docentes evalúen las habilidades socioemocionales de sus estudiantes

Uno de los retos de la educación en España es mejorar las competencias de la ciudadanía, especialmente las llamadas habilidades transversales, entre las que se incluyen las sociales y emocionales, según destacan organismos internacionales como la Comisión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en diversos informes.

Y es que el aprendizaje de habilidades emocionales y sociales mejora el bienestar, el comportamiento y los resultados académicos de los niños y las niñas, según un estudio experimental reciente en el que han participado más de 3.000 personas pertenecientes a 120 colegios de ocho países europeos, entre ellos España, y que se ha desarrollado en el marco de la iniciativa europea Learning to Be.

Este proyecto financiado por la Unión Europea a través del programa Erasmus + parte de la premisa de que la evaluación del aprendizaje en las escuelas debería ir más allá de calificar el conocimiento y el desarrollo académico de los estudiantes, sino también incluir prácticas para observar el desarrollo personal, las habilidades sociales, las actitudes y otras capacidades generales del alumnado.

Por lo anterior, el objetivo de Learning to be se centra en “evaluar y trabajar el desarrollo de habilidades socioemocionales de manera integral y transversal en los centros educativos”, señala en declaraciones a Educaweb Francisco Cuadrado, profesor de la Universidad Loyola, uno de los coordinadores del equipo español que ha participado en el proyecto junto con la investigadora Isabel Benítex. En la iniciativa también han colaborado investigadores de universidades e instituciones de Estonia, Eslovenia, Finlandia, Italia, Lituania, Letonia y Portugal.

Bajo el lema de hacer visible el aprendizaje social y emocional en las escuelas europeas, la iniciativa también persigue “la creación de un modelo para la evaluación del aprendizaje socioemocional para docentes, educadores y responsables políticos” , añade Cuadrado en declaraciones a Educaweb. Asimismo, pretende evaluar la efectividad de una formación y capacitación sobre estos temas, dirigida a docentes de Educación Primaria y Secundaria.

Para conseguir el objetivo, los investigadores han llevado a cabo tres acciones concretas: la creación de un Manual para Evaluar las Habilidades Sociales y Emocionales en el Centro Educativo,el desarrollo de un programa de formación del profesorado y el equipo directivo de los centros participantes en el uso de esta herramienta, así como un estudio de la eficacia de la misma, a partir del que se ha elaborado un informe.

Esta investigación de campo se ha realizado con una “medición pre y post intervención, con grupo experimental y control, para evaluar tanto la efectividad de los recursos y herramientas implementadas como para recoger el feedback del profesorado y el alumnado de cara a mejorar el propio manual”, añade el profesor de la Universidad Loyola.

Entre los resultados de dicho estudio destaca que los estudiantes españoles de 9 a 11 años son más propensos a desarrollar más habilidades socioemocionales, como el afecto y la preocupación por los demás, la toma de decisiones responsables, o el manejo de situaciones difíciles, que los que se encuentran en el rango de edad de 12 a 15 años. Por ello, los expertos que han participado en Learning to be recomiendan que las políticas y programas escolares deben enfatizar la importancia del conocimiento socioemocional en los estudiantes desde el comienzo del currículo escolar.

Las conclusiones del estudio resaltan además que es necesario reforzar la investigación sobre las competencias socioemocionales de los estudiantes, así como desarrollar programas de aprendizaje social y emocional enfocados en maestros, estudiantes y administradores de los centros.

Finalmente, se ha comprobado que el aprendizaje de competencias socioemocionales es medible y las evaluaciones deben ser formativas para mejorar continuamente la calidad de la instrucción y la integración sistemática en las escuelas.

Con esos resultados, el equipo de investigación elevará un informe a la Unión Europea proponiendo políticas educativas que recojan estas propuestas y contemplen el aprendizaje socioemocional como un valor central de los futuros planes educativos.

¿Qué es el aprendizaje socioemocional?

El aprendizaje socioemocional “es el proceso mediante el cual se adquieren y aplican efectivamente los conocimientos, las actitudes y las habilidades necesarias para reconocer y gestionar las emociones“, explica en declaraciones a Educaweb Francisco Cuadrado, coordinador del equipo español que ha participado en el proyecto Learning to Be .

A través del aprendizaje de habilidades sociales y emocionales, el alumnado “desarrolla el afecto y la preocupación por los demás, toma decisiones responsables, establece relaciones positivas y es capaz de manejar situaciones difíciles de forma competente”, añade el profesor e investigador de la Universidad de Loyola.

Asimismo, el docente asegura que hay muchos estudios que avalan la importancia del aprendizaje socioemocional y su influencia en el aprendizaje. “Como concluyen Brophy-Herb et al. (2007), las competencias sociales y emocionales son el producto de la influencia de múltiples factores escolares y familiares. Por otro lado, de acuerdo con Durlak et al. (2011) y Jiménez Morales y López Zafra (2013), estas competencias se relacionan con un mejor rendimiento escolar”, explica el profesor.

Un manual para evaluar el aprendizaje socioemocional

Los expertos que han participado en Learning to be aseguran que el enfoque de potenciar el aprendizaje de habilidades socioemocionales en las aulas se demanda cada vez más, pero la realidad es que los docentes no tienen recursos ni conocimientos suficientes para poner en práctica esta forma de enseñar. Para ayudarles en esta tarea, se ha desarrollado el Manual para Evaluar las Habilidades Sociales y Emocionales en el Centro Educativo como parte del proyecto.

Esta herramienta ofrece un repertorio de técnicas que permiten a los docentes trabajar, entrenar y evaluar adecuadamente las competencias sociales y emocionales de los alumnos y las alumnas en clase. “Una correcta identificación y evaluación de estas competencias hará que su aprendizaje sea más rápido y eficaz”, señala la Universidad Loyola en un comunicado sobre la iniciativa.

Además de una introducción teórica sobre el aprendizaje social y emocional y unas directrices para la práctica continua, esta publicación contiene “descripciones de 11 métodos de enseñanza diferentes con instrucciones y ejemplos de uso para potenciar el desarrollo de las habilidades socioemocionales en clase“, detalla Cuadrado a Educaweb .

Asimismo, incluye herramientas de evaluación para docentes y estudiantes, que puedan realizar autoevaluaciones periódicas del desarrollo de las habilidades socioemocionales, así como “varios anexos con estándares de aprendizaje social y emocional que contemplan objetivos de aprendizaje para alumnado tanto de Educación Primaria como Secundaria”, añade.

Esta publicación se podrá consultar directamente en la web de Learning to be próximamente. “Estamos terminando la segunda edición de dicho manual, que se publicará en formato electrónico en los siete idiomas de los países socios”, explica Cuadrado.

Cómo son las competencias socioemocionales de los estudiantes españoles

El estudio realizado en el marco de Learning to be también arroja resultados sobre cómo son las habilidades socioemocionales de los alumnos y alumnas del país.

Por ejemplo, la investigación concluye que los estudiantes españoles obtienen puntuaciones más bajas en autogestión y conciencia social, con lo que se deriva la necesidad de implementar programas que se centren en desarrollar dichas habilidades.

También señala que la autoestima disminuye considerablemente a partir de los 12 años, otra variable socioemocional que debe considerarse en la vida diaria del alumno o alumna como una parte importante de su desarrollo.

Con respecto al género, el estudio demuestra que los chicos informan de un mayor número de experiencias relacionadas con el bullying y dificultades en el centro escolar que las chicas.

 


AUTORA:    Mayra Bosada

VER + EN:   https://www.educaweb.com/noticia/2020/01/15/nace-proyecto-europeo-desarrollar-competencias-socioemocionales-19048/


 


Si te parece útil, puedes DIFUNDIR en tus Redes Sociales. Gracias!