Udemy revela qué habilidades demandarán las compañías este año A medida que los empleos atraviesan un proceso de automatización cada vez más evidente, la relevancia de las llamadas habilidades ‘blandas’ en los trabajadores va en aumento. Dichas capacidades, de las que las ordenadores y robots carecen, tienen un gran peso tanto en los empleados -y ya no solo en los puestos de cara al público-, como a nivel general en la cultura empresarial.

Un informe de Accenture Strategy sostiene que el desarrollo de habilidades más ‘humanas’ o ‘blandas’ como liderazgo, creatividad, inteligencia emocional y pensamiento crítico, reduciría significativamente la pérdida de empleos por la automatización. Concretamente, afirma que si se duplicase la tasa de los profesionales que desarrollan este tipo de habilidades, la cuota de los trabajos con riesgo de ser automatizados en Estados Unidos en 2025, se reduciría del 10% al 4%.

De esa forma, a medida que las compañías se digitalizan y transforman, la gestión de conflictos o el manejo del cambio son algunas de las habilidades ‘soft’ y empresariales más importantes en el trabajo este año, según Udemy, la plataforma global de formación online.

  1. Gestión de conflictos. Cuando trabajadores con distintas experiencias laborales y perspectivas coinciden en un entorno de alta presión, los conflictos suelen aparecer. Por ejemplo, en Estados Unidos, el 85% de los empleados aseguran haber experimentado alguna vez algún tipo de conflicto en el trabajo, y se destina una media de 2,8 horas semanales a resolver este tipo de conflictos. Por ello, según Udemy, esta habilidad tiene así el primer puesto de las capacidades blandas más necesarias en la oficina.
  2. Gestión del tiempo. Aunque la cantidad de herramientas para aumentar la productividad -como el correo electrónico, el chat y los espacios de colaboración en línea- han proliferado en los últimos años, el ritmo del trabajo actual puede ser abrumador. De acuerdo, con el informe ‘Experiencia del empleado 2018’ de Udemy, la mitad de los encuestados (y el 53% de los gerentes) dijeron que podrían mejorar sus habilidades de gestión del tiempo.
  3. Manejo del estrés. El estrés se ha convertido en una parte cada vez más común de panorama laboral actual. Según el estudio de Udemy sobre ‘Estrés en el lugar de trabajo‘, el 52% de todos los encuestados estaban más estresados que en el año anterior, y dos tercios de los millennials estaban estresados en el trabajo todo el tiempo o la mayor parte. El gran volumen de trabajo, las interrupciones de las redes sociales y la invasión del trabajo en la vida personal de los empleados hacen que este problema sea cada vez más alarmante. El alto estrés sostenido en el tiempo está relacionado con el agotamiento físico, mental y emocional de los empleados, un estado que cuesta a las empresas estadounidenses entre 125 y 190 mil millones de dólares al año.
  4. Habilidades de comunicación. Según afirmó Google por una de las conclusiones de la investigación ‘Project Oxygen’, ser un buen comunicador es una de las ocho habilidades que definen a un buen líder. De ahí que los expertos describan de “clave” el desarrollo de una comunicación clara, concisa y cuidada, tanto verbal como escrita.
  5. Cultura de la empresa. Según la investigación de Korn Ferry, la cultura de la empresa es lo que la distingue de sus competidores, y es el factor principal que determina las decisiones de los candidatos sobre dónde aceptar una oferta de trabajo.
  6. Servicio al cliente. La experiencia de servicio al cliente tiene el poder de modificar la forma en que se percibe a una empresa. Cuando los consumidores tienen experiencia de servicio positiva suelen compartirlo en redes sociales o con sus allegados, pero cuando la experiencia es negativa lo comentan incluso más. Las grandes empresas, especialmente las que han nacido directamente en el mundo digital, saben de la importancia de este punto y lo trabajan especialmente.
  7. Inteligencia emocional. La capacidad de una persona para ser consciente, controlar y expresar sus emociones, y comprender e influir en las emociones de los demás es un punto que da mucha ventaja a quienes lo dominan. La inteligencia emocional puede tener un impacto serio en el rendimiento laboral de los trabajadores, ya que está muy vinculada a las habilidades de liderazgo, la salud, la felicidad y la empleabilidad.
  8. Productividad personal. El informe ‘Distracción en el Trabajo’ de Udemy encontró que las principales causas de distracción incluyen: interrupciones de compañeros de trabajo, ruidos de la oficina, sentirse abrumado por los cambios en el trabajo y las redes sociales. Además, más de un tercio de los millennials y generación Z dicen que pasan dos horas o más revisando sus smartphones durante la jornada laboral.
  9. Storytelling o habilidad narrativa. Contar historias es una habilidad poderosa que puede cautivar a una audiencia, mantener su atención y motivarlos a la acción. Los empleados de departamentos como ventas y marketing ya conocen el poder de una buena historia, pero cualquiera puede beneficiarse al potenciar sus habilidades narrativas, por ejemplo, a la hora de hacer presentaciones efectivas.
  10. Gestión del cambio. En los próximos años, la automatización y la Inteligencia Artificial podrían reemplazar algunos trabajos y cambiar otros en gran medida. Las empresas, ya sean pymes o grandes multinacionales, deben estar preparadas para ser flexibles y adaptarse rápidamente a los cambios para no quedarse atrás. Esta transformación debe producirse desde todos los eslabones, es decir, a través de todos los empleados que componen las compañías.

FUENTE: vía @EquiposyTalento

VER + EN: http://www.equiposytalento.com/noticias/2019/03/21/las-10-soft-skills-que-el-talento-debera-desarrollar-este-2019 


20 recursos para fomentar la autoestima tanto en el aula como en casa

Así será la formación en las empresas en 2019

Cinco herramientas para crear infografías

Emociones y adaptaciones al cambio. Los profesionales 2.0

Las habilidades del trabajador de 2020

10 consejos para el currículum en los que probablemente no has pensado