Existe una serie de mitos y exageraciones alrededor de la inteligencia artificial (IA) que, según Taalentfy, plataforma disruptiva para la búsqueda de empleo centrada en el talento, vienen dados por el empleo frecuente de ciertos términos en los medios de comunicación que pueden llevar a confusión o que enfatizan de forma exagerada o tergiversan directamente informaciones referidas a la IA.

“La inteligencia artificial es un campo de vigente actualidad pero, al mismo tiempo, se ha convertido en caldo de cultivo de exageraciones tanto en sentido positivo como negativo, especialmente en lo referido al mundo del trabajo. Es evidente que muchas áreas de actividad ya utilizan la IA con brillantes resultados, pero debemos conocer sus límites y capacidades reales para no caer en alarmismos injustificados”, señala Alejandro González, CEO de Taalentfy.

La sustitución de la mano de obra humana por máquinas es uno de los temores y comentarios más repetidos, lo cual siembra una alarma justificada. Es evidente que en el caso de trabajos mecánicos y repetitivos la IA ya está siendo utilizada para sustituir a la mano de obra humana. Pero no es menos cierto que los expertos tienen opiniones encontradas en este aspecto, ya que la IA también creará más puestos de trabajo en distintos sectores, por ejemplo, la salud, hostelería, finanzas, mercadotecnia o RRHH, entre otros. Además, el desarrollo de la propia inteligencia artificial y su uso masivo crearán nuevos nichos de empleo, ya que serán necesarias más personas para el mantenimiento, control y manejo de la misma.

Otro aspecto equivocado sobre la IA es que la búsqueda de trabajo se ha acabado. Es cierto que en este aspecto la IA tiene cada vez más un papel preponderante para el reclutamiento de personal y la identificación del talento, ya que, por medio de algoritmos, evalúa las cualidades e idoneidad de los candidatos. Pero, para que una candidatura sea seleccionada, ha de estar convenientemente registrada en las diversas plataformas de empleo y ser visible en redes sociales. No es cuestión de sentarse a esperar, el tiempo de entregar un curriculum y sentarse a esperar ha pasado. Hay que ser proactivos. Mantener viva y actualizada la marca personal es indispensable para poder participar en un proceso de selección con ciertas garantías.

Por otro lado, el miedo de que las máquina harán el trabajo mejor que los humanos es inevitable. Si bien es cierto que las máquinas realizan a la perfección ciertos trabajos repetitivos que no requieren de la iniciativa humana para su realización, es importante ser consciente de que siempre habrá trabajos que necesiten de la intervención humana. Porque las máquinas podrán ayudar pero nunca sustituir la creatividad e iniciativa de las personas.

Otro gran mito es el de que la empresa nos va a espiar. La IA es y va a ser clave en la supervisión y control de los trabajadores a nivel de su actividad profesional, pero, sin aceptación previa por parte del trabajador, dicha actividad no podrá ser “legalmente” realizada.

Y para finalizar, habría que desmitificar la idea de que el trabajo se deshumanizará. Términos como big data, machine learning, robótica, entre otros muchos, pueden hacer pensar en un ambiente laboral en el que los trabajadores queden en un segundo plano o simplemente ya no sean tan necesarios o lo sean en menor cantidad. Nada más lejos de la realidad, la iniciativa humana siempre será necesaria.

En el caso de la búsqueda de trabajo, a modo de ejemplo, aunque la plataforma de empleo disponga de numerosos datos de las personas a seleccionar a través de los diferentes sistemas de IA, el resultado final siempre debería ser una entrevista personal con representantes de la empresa, que tomará la última decisión de la contratación o no del candidato.


FUENTE: RH PRESS

Los cinco mitos sobre la inteligencia artificial en el ámbito laboral http://disq.us/t/39eupre


UNOS ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR..

Los riesgos psicológicos del acoso laboral

Los 9 perfiles profesionales más demandados en el futuro

Top10 trabajos que arrasarán en 2020

La inteligencia artificial crea nuevos empleos