AUTORA: Belén Garrido Ventín – Coach

FUENTE:  ESPACIO EMOCIONA

VER + EN: http://www.espacioemociona.com/el-porque-del-autoconocimiento/


 

¿Sabías que la forma en la que percibimos el mundo no es exactamente lo que realmente está sucediendo?.

Creemos que lo que estamos viviendo es “la realidad” cuando lo cierto es que estamos haciendo una interpretación de lo que percibimos; por tanto, es nuestra realidad y no la realidad absoluta.

En este modo de interpretar el mundo tienen mucho que ver las emociones que el profesor Bisquerra define como: “un estado complejo del organismo caracterizado por la excitación o perturbación ante un acontecimiento, externo o interno, que predispone a la acción”, decimos predisposición (y no acción directamente) ya que no implica que la acción se vaya a dar, dependerá de si nuestra mente lo identifica como algo que amenaza nuestro bienestar o no.

Las emociones se componen de tres respuestas: neurofisiológica, comportamental y cognitiva. Para explicar estas tres respuestas y que las entiendas de forma sencilla voy a tener el atrevimiento de tomar el famoso cuadro “El grito” de Munch (1893) . El autor del cuadro explicó que la pintura está basada en un hecho real; una vivencia propia que más tarde quiso plasmar con su arte.

Previamente a que la emoción se produzca ha de suceder un acontecimiento que la provoque.

En un atardecer, Munch caminando por los fiordos noruegos acompañado de dos amigos percibió como el cielo se teñía, palabras textuales: “de rojo sangre”. Su amígdala (pequeña parte cerebral que se encarga de analizar el ambiente de forma continua en búsqueda de estímulos que predigan peligro) al llegarle la señal “cielo rojo sangre” identificó este suceso como algo que hacía tambalear-peligrar su bienestar, por lo que hace llegar el mensaje a todo el cuerpo:

¡Se activa la alerta!

La reacción del cuerpo a dicha señal no se hace esperar: aumento en la tensión arterial, taquicardia, pupilas dilatadas, sudoración, se paraliza los procesos digestivos, la circulación se activa en las piernas, respiración agitada… esta sería la que llamamos RESPUESTA NEUROFISIOLOGICA y es totalmente involuntaria. No podemos controlar de forma consciente esta primera respuesta.

Fíjate en el cuadro, en la expresión del cuerpo, la expresión de la cara, esta sería la RESPUESTA COMPORTAMENTAL. Como se puede ver en la pintura Munch queda rezagado de sus amigos, paralizado junto a la barandilla. La expresión de los ojos muy abiertos, la boca expresando un grito inaudible, las manos a ambos lados del rostro…. Es la respuesta a esa emoción que está viviendo en ese momento.

Tomar conciencia de lo que estás experimentando y ponerle nombre a lo que está sintiendo es la RESPUESTA COGNITIVA, es consciente y Munch la llamó: miedo-angustia profunda.

Ante ese atardecer rojo los amigos de Munch siguieron caminando como si nada pasase, para ellos la señal del color del cielo no les supuso ninguna amenaza ¿no es curioso? De una misma experiencia podemos observar cómo ante el acontecimiento éste puede ser valorado de una forma distinta dependiendo de cada persona, de hecho, Munch representa a sus compañeros bajo ese cielo “rojo sangre” paseando tranquilamente, dejándolo rezagado en el paseo.

Por lo tanto la emoción no depende del acontecimiento en sí, sino de la forma que tenemos de valorarlo.

¿Podemos cambiar nuestra respuesta emocional? Afortunadamente si. Estamos diseñados para sobrevivir y no para ser felices. En lo primero entran las emociones llamadas negativas (por alejarnos del bienestar) como son el miedo, la ira, la tristeza, el asco… y nos salen de una forma automática. Las emociones que nos acercan al bienestar: alegría, amor, felicidad hay que aprenderlas. 🙂

Si nos fijamos, el pensamiento negativo de Munch aparece por estar basado en su sistema de creencias y no en la evidencia. Este pensamiento negativo surge de una falta de reflexión profunda ante los acontecimientos; de pensar sobre lo que estás pensando.
Para poder modificar este comportamiento:

Lo 1º es detectar lo que estamos sintiendo. Ser conscientes para poder tomar responsabilidad sobre ello. El autoconocimiento es imprescindible, la mayoría de nosotrxs no dedicamos el tiempo necesario en descubrir cuales son las creencias que “llevamos por dentro” y que son las que llevan el timón de nuestras vidas. Si queremos saber cómo nos comportamos debemos conocer qué creencias nos gobiernan. Las creencias son todas aquellas opiniones y formas que tenemos de ver el mundo y a nosotrxs mismxs mantenidas en el tiempo.

2º: Debemos hacer una evaluación para saber qué pruebas tenemos para pensar de la forma en que lo estamos haciendo. ¿Qué pruebas tengo de que el cielo rojo supone un peligro para mí?. Nunca anteriormente ha pasado nada, ni tampoco tengo una bola de cristal que prediga el futuro, por lo tanto me estoy preocupando por algo que, en realidad, no ha pasado nunca y posiblemente no vaya a pasar.

Pensar en que el cielo rojo es un peligro para mí, ¿me hace sentir bien?, ¿me ayuda a mi sensación de bienestar?, ¿me permite avanzar o me paraliza?

¿La emoción que estoy sintiendo está justificada por lo que estoy viviendo? ¿Es la situación en realidad tan peligrosa como para tener miedo-angustia profunda?

3º: Buscar pensamientos que se basen en evidencias de la situación, más acorde con lo que estamos viviendo en ese momento, en esa situación concreta.

Por ejemplo: “es probable que la intensidad del rojo en el cielo sea muy parecido a otros atardeceres en estos fiordos, mis amigos caminan tranquilamente sin sobresaltarse porque no temen que algo malo vaya a pasar”.

Aunque normalmente solemos buscar pensamientos o justificaciones que nos acerquen a nuestras creencias principales (es una ruta más corta y con menos desgaste de energía), lo cierto es que si la información que obtenemos sobre evidencias es lo suficientemente potente, si los hechos son lo suficientemente fuertes, no sólo cambiaremos nuestro comportamiento, si no que podemos cambiar nuestro sistema de creencias.

Recuerda: conocerte a ti mismo es siempre el primer paso.


OTROS RECURSOS DE ORIENTACIÓN LABORAL:

Las 10 habilidades blandas más demandadas desde RRHH

Entrevistas de trabajo: ¿Sabes qué contestar al “Háblame de ti”?

Si buscas empleo, presta atención a las habilidades blandas

Cómo defender en una entrevista los períodos sin trabajar de mi currículum

¿Cuáles son las principales claves en una Carta de Presentación que te llevarán a conseguir un empleo?

Cómo buscar empleo actívamente y no morir en el intento

6 retos de la Orientación laboral

¿Sabes cuáles son tus palabras clave?

Las empresas buscan más actitud que conocimientos – Aquí tienes las 11 claves

Tómate 20 minutos para mejorar tu CV

¿Qué camino elegir?

Tu red de contactos, clave para encontrar trabajo

#VentanasdeOportunidad: Y ahora que acabo la universidad, ¿qué?

5 razones sobre por qué debes formarte en verano

Busco trabajo y estoy estudiando: 6 consejos para compaginarlo todo

La innovación precisa de nuevas conductas

¿Puedo viajar al extranjero estando en paro? Estas son los cuatro supuestos que deberás notificar y sus consecuencias

Qué es el Informe de vida laboral, para qué sirve y como solicitarlo

¿Cómo hacer una entrevista de trabajo?: ¡PASO a PASO! para reclutadores de empresas

La importancia de tus contactos y cómo puede beneficiarte cuidarlos

Buscar empleo es un empleo y requiere preparación

Guía de técnicas de búsqueda de empleo para personas extranjeras

Entrevista Laboral – 6 preguntas asesinas

Consejos para hacer un currículum de perfil tecnológico

Evaluación personal: ¿Conoces tus habilidades para el empleo?

Cinco aplicaciones para encontrar prácticas, becas y primeros empleos

Los mejores libros de autoayuda y desarrollo personal

El 80% de las ofertas laborales que se generan en España no se publican

¿Por qué investigar a la empresa antes de la entrevista?

3 motivos por los que los reclutadores no leen tus emails

9 consejos para enviar tu currículum por e-mail

El 78% de los usuarios utiliza las redes sociales para buscar empleo

Empleabilidad 3.0

8 dudas frecuentes sobre las cartas de presentación

Como preparar oposiciones: 5 consejos y 5 errores a evitar

Nuevas profesiones nacidas al calor de la creación de empresas

Ejemplos y modelos de cartas de presentación

Presenta tu autocandidatura de manera segura

LA CARTA DE PRESENTACIÓN EN EL ENTORNO 2.0

Breve guía práctica para pasar una entrevista de trabajo

10 extensiones de Chrome pensadas para educación

Las 8 herramientas del Orientador Laboral

5 formas de modernizar tu búsqueda de empleo. Urgente si estas buscando empleo

Las mejores apps para crear tu CV en formato PDF

ACTITUDES ANTE EL DESEMPLEO

Buscador de empleo especializado en Hostelería y Turismo

Autoconocimiento: el poderoso DAFO

LA CARTA DE PRESENTACIÓN EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO #INFOGRAFIA #EMPLEO

Cómo justificar periodos sin trabajar en CV y Entrevista

Blogs y webs con recursos e información sobre la Formación Profesional